Julie Larson-Green, la nueva jefa de Windows, habla sobre la estrategia tras el nuevo sistema

Síguenos

Julie Larson-Green

Julie Larson-Green, la nueva jefa al cargo del departamento de Windows tras la repentina marcha de Steven Sinofsky, ha concedido una pequeña entrevista a la MIT Technology Review. Larson-Green no es una recién llegada, tras años en Microsoft, lleva tiempo teniendo un papel relevante en la división de Windows de la compañía, participando en los primeros diseños de Windows 8 y siendo la principal responsable de la interfaz Ribbon de Office.

En la pequeña entrevista, la directiva justifica el cambio introducido por Windows 8 como necesario dado el avance de la industria y las ventajas de la interacción táctil con nuestros dispositivos. El sistema operativo de Microsoft tenía que estar preparado para lo que ellos creen que es un futuro dominado por las pantallas táctiles. Ella misma ya no considera volver atrás desde que usa ordenadores táctiles.

La nueva visión de Windows no se trata de una simple reacción al éxito de iOS y Android y al imparable crecimiento del mercado de smartphones y tablets. Según Larson-Green, llevan trabajando en Windows 8 desde junio de 2009, antes incluso de la salida definitiva de Windows 7, cuando el iPad sólo era un rumor. Así mismo, la idea de entrar en el mercado del hardware con Surface es dar una muestra tanto a usuarios como a la industria de la visión de Microsoft sobre el uso de Windows 8.

Sobre la reacción de los consumidores al cambio que supone Windows 8, Larson-Green comenta que, según los estudios que han realizado, a la gente le lleva entre dos días y dos semanas ajustarse a las novedades y que los que encuentran más dificultades son aquellos que llevan más tiempo trabajando con los anteriores Windows. Pero que, con los datos de uso que recopilan diariamente, pueden ver como la gente termina utilizando las nuevas funciones de Windows más que el escritorio tradicional.

Como no podía ser de otra forma, la nueva presidenta de Windows fue preguntada sobre su predecesor, Steven Sinofsky, al que se considera el verdadero responsable de Windows 8. Reconociendo que es un líder y una persona “increíble”, Larson-Green recuerda que uno sólo no puede hacerlo todo y que lo importante es el equipo que han creado. Ambos comparten una visión sobre el futuro de Windows que seguirá marcando el trabajo de la división que ahora dirige.

Vía | The Verge > MIT Technology Review

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario