Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Xataka Windows.com

Aprende cómo Espacios de Almacenamiento puede mantener todos tus archivos a salvo

4 comentarios

Mostrando un USB conectado a Windows 8

Espacios de Almacenamiento es una nueva característica incluida en Windows 8 que podría cambiar el modo en que los usuarios guardan y acceden a sus archivos. La tecnología permite combinar la capacidad de almacenamiento de diversos dispositivos, tanto internos como externos, pudiendo hacer que se comporten como el usuario quiera para poder asegurar todos sus archivos. No se trata de volúmenes RAID aunque está basado en los mismos principios, ni se trata de Drive Extender, la característica que existía en Windows Home Server (descontinuado). Está pensado para ser más flexible y fácil de administrar.

Como habrás podido intuir, para hacer uso de Espacios de Almacenamiento necesitarás tener, además del disco duro que utilices en el PC, otro disco duro, USB, disco externo o cualquier otro dispositivo de almacenamiento; o de lo contrario no podrás aprovecharte de sus posibilidades. Todos los que conectes trabajarán en grupo del modo en que veremos a continuación.

¿Cómo funciona un espacio de almacenamiento?


Básicamente, te permite mantener todos tus datos seguros haciendo copias exactas de los mismos en todos los dispositivos que formen parte de tu espacio, y todo ello sin tener que pagar por discos duros idénticos para montar un sistema RAID, ni tener que mantenerlo como harías con éste. Eso sí, si por ejemplo tienes un disco duro y un USB y borras los datos del primero, este cambio NO se reflejará en tu USB cuando lo conectes y los datos permanecerán disponibles, o al menos recuperables.

Además, podrás dividir el espacio disponible en tu Espacio de Almacenamiento como si se tratase de crear carpetas tradicionales de Windows a las cuales podrás asignarle un nombre, para guardar así por ejemplo, todas las fotos familiares y asegurarte que a medida que vas añadiendo más a tu carpeta éstas se están guardando en otro sitio.

Creando nuestro propio espacio


Portada de espacios de almacenamiento
Antes de ponernos a ello, asegúrate de que todos los dispositivos que vas a querer utilizar están conectados y que has realizado una copia de seguridad de los datos que contienen. Obviamente, el disco duro que usas a diario y que contiene el sistema operativo no cuenta ni tienes que preocuparte de volcar todos tus datos.

Para empezar, pulsa la combinación tecla Windows + W y buscar por ‘espacios de almacenamiento’ sin las comillas. Una vez estés dentro, podrás hacer clic en la opción “Crear nuevo espacio de almacenamiento”.

Windows 8 te mostrará una lista de los dispositivos conectados que son compatibles con Espacios de Almacenamiento. Escoge la unidad que quieras utilizar en tu nuevo espacio, pero ten en cuenta que se formateará y perderás permanentemente todo lo que hubiese dentro de ella, motivo por el cual recomendaba anteriormente realizar una copia de seguridad de estos datos. A continuación haz clic en Crear, que estará en la parte inferior.

Ejemplo de espacios de almacenamiento

Ahora necesitas darle un nombre a tu espacio de almacenamiento, asignándole también una letra de unidad que lo identificará y su tamaño predeterminado, así como escoger el nivel de resiliencia de datos. No te preocupes ahora por el nombre o por el tamaño máximo, puedes poner el que creas conveniente y más adelante podrás cambiarlo sin problemas.

En cuanto al nivel de resiliencia, esto sí es importante, y deberás leer con detenimiento la información que te ofrece cada vez que escoges uno distinto, así como las opciones en base a la configuración de dispositivos que vayas a utilizar. Gracias a esto, puedes crear espacios que sean resistentes al fallo de uno o más discos al mismo tiempo, aunque a más nivel de resiliencia necesitarás más dispositivos conectados.

Cuando estés a gusto con las opciones escogidas, hacemos clic en Crear y se empezarán a formatear nuestras unidades. Si todo ha ido bien, deberías ser redirigido al menú de Espacios de Almacenamiento, donde aparecerá tu nuevo espacio y los dispositivos que forman parte de él.

¡Ya has terminado! Recuerda que podrás volver a este menú en todo momento para cambiar el nombre del espacio, añadir nuevos dispositivos al mismo o aumentar su tamaño. Sin embargo, el nivel de resiliencia no podrás cambiarlo a no ser que elimines este espacio y comiences con el proceso de nuevo.

A partir de ahora, tu nuevo espacio aparecerá como una nueva unidad en la lista de dispositivos conectados, en Equipo. Disfrútalo ;)

EN BIENVENIDOS A WINDOWS 8:


- Entérate de lo que pasa a tu alrededor con las aplicaciones de noticias de Windows 8

- Te enseñamos a configurar un arranque dual con Windows 7 y Windows 8

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de Nano Kanpro !

    Hay varios tipos de Espacio de almacenamiento:

    -Simple (sin resistencia) -Reflejo doble -Triple -Paridad

    El "Simple" es como si fuera RAID, pero lo es realmente? Me refiero a que se consigue el mismo rendimiento que si se hiciera el RAID mediante la BIOS y los drivers de la placa madre?

    Lo pregunto porque a mí me el RAID 0 me salió más sencillo hacerlo por Windows que por el otro método.

  • Respondiendo a #1:
  • 2

    Avatar de Bienvenido a Windows 8 !

    No lo es realmente, simplemente utiliza la técnica de distintos niveles RAID pero no obtendrás el mismo rendimiento, aunque te adelanto que tampoco creo que lo llegues a notar.

    Ten en cuenta que a la hora de hacer un RAID del nivel que sea es aconsejable tener discos duros idénticos, incluso a ser posible lo inmejorable sería que hubiesen sido comprados el mismo día en el mismo sitio, para asegurar que han salido juntos de la cadena de producción.

    Un espacio de almacenamiento no puede igualar a un RAID, y si incluimos todas las posibilidades y no solo 2 HDD internos, todavía peor porque ya estaríamos hablando de USB y discos duros externos cuyos puertos de conexión estarían limitando el rendimiento.

    Sin embargo, esto va realmente orientado al usuario que quiere montar un RAID 0, RAID 1 o incluso pasar a hacer uso de Paridad (requiere al menos 3 unidades de almacenamiento) sin complicarse mucho. Es decir, uso doméstico.

    Bajo uso doméstico, es indiferente realmente, siempre que comparemos el método por Windows y mediante la BIOS, haciendo uso de HDD en ambos casos. Si metemos USBs de por medio, y otros, ya sabemos que estos salen perdiendo.

  • Respondiendo a #2:
  • 3

    Avatar de Nano Kanpro !

    Te comento mi caso, que me dedico a la edición de Video. Tengo varias unidades en mi equipo:

    -1 SSD para Sistema Windows 8 y Programas.

    -2 HDD de 1TB cada uno. Exactamente iguales, montados en un RAID 0 (espacio de almacenamiento) para el renderizado y previsualización de video.

    La cuestión es que quise montarlos por la BIOS, y no hubo manera, Windows se volvía un poco loco y la BIOS también ya que no había manera de que reconocieran bien las unidades conectadas por eSATAII, por lo que me fue imposible crear el RAID, aun siguiendo las instrucciones de la placa base. Entonces encontré la solución haciendo del modo indicado aquí.

  • 4

    !

    Como hago para recuperar el disco utilizado y la informacion que contenia el mismo?