Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo acceder al escritorio clásico en Windows 8.1

Cómo acceder al escritorio clásico en Windows 8.1
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Hace unos días os comentábamos que Microsoft había incluido en la actualización Windows 8.1, muchos de los cambios que los usuarios habían solicitado, y os ofrecíamos tres razones para actualizarse a Windows 8.1. Una de estas mejoras es la posibilidad de acceder al escritorio clásico y su botón de inicio sin tener que pasar por el mosaico de aplicaciones de Windows 8.1.

Os mostramos cómo acceder al escritorio clásico de Windows 8.1 para que aquellos que no necesitan, o no se acostumbran a la interfaz Modern UI, puedan disfrutar y sacarle el máximo partido a sus dispositivos. Además, podréis configurar diferentes parámetros, consiguiendo así una experiencia de uso que se ajuste a vuestros gustos y necesidades.

Accede directamente al escritorio clásico

La verdad es que el proceso de configuración del sistema para que al iniciar Windows 8.1 vayamos directamente al escritorio es sumamente sencillo. Desde el mosaico de iconos del menú Inicio, pulsamos sobre el icono del escritorio y una vez en él, haremos clic derecho sobre la barra de tareas que se encuentra en la parte inferior de la pantalla para seleccionar la opción Propiedades.

Propiedades de la barra de tareas

Se nos abrirá la ventana de Propiedades de la barra de tareas y navegación donde en la pestaña Navegación, debemos marcar la opción: Al iniciar sesión o cerrar todas las aplicaciones de una pantalla, ir al escritorio en lugar de a Inicio. Ya sólo nos queda pulsar en Aceptar y la próxima vez que iniciemos el sistema accederemos directamente al escritorio clásico.

Si además queréis acelerar el proceso de arranque de vuestro equipo no teniendo que introducir vuestra contraseña cada vez que iniciéis sesión, simplemente tenéis que seguir unos sencillos pasos para saltaros ese requisito e iniciar sesión automáticamente.

El botón Inicio y otras opciones de configuración del escritorio clásico

También desde el apartado Navegación de la ventana de Propiedades de la barra de tareas y navegación de la que hemos hablado en el apartado anterior, podemos acceder a diferentes opciones de configuración que nos van a permitir desde seleccionar el comportamiento de las esquinas en el escritorio clásico, hasta cambiar el menú Inicio para que muestre la lista de aplicaciones en lugar del mosaico, o marcar la opción que hará que veamos nuestro fondo de escritorio también en el menú Inicio.

Fondo de escritorio en el Menú Inicio

Otras de las novedades de Windows 8.1 es que trae de vuelta el botón Inicio del Escritorio. Si bien no es exactamente igual al de anteriores versiones de Windows, nos ofrece ciertas opciones de configuración que nos resultarán familiares, proporcionándonos comodidad de acceso a diferentes funciones del sistema y a las aplicaciones.

Opciones del botón Inicio

Para empezar, haciendo clic derecho sobre el botón de Inicio, además de el Explorador de archivos, tendremos a un solo clic opciones de administración a las que anteriormente sólo podíamos acceder mediante los atajos del teclado o navegando por los diferentes menús del Panel de control.

Como podéis ver, son varios los cambios en lo que al escritorio se refiere, que Microsoft ha introducido en Windows 8.1 para contentar a un mayor número de usuarios. Podemos decantarnos por la vistosa interfaz Modern UI, o cambiar el aspecto de nuestro escritorio por otro que nos resulte más familiar y cómodo. Y tú, ¿qué escritorio prefieres? ¿Crees necesario algún otro cambio o echas en falta alguna función?

En Bienvenidos a Windows 8 | Los diez atajos de teclado más útiles en Windows 8

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos