Nokia Lumia 620, análisis a fondo durante dos semanas en la experiencia de uso diario

Síguenos

Nokia Lumia 620

Revisiones técnicas sobre el dispositivo más pequeño de la nueva gama de Nokia Lumia con Windows Phone 8, las hay a patadas. Incluyendo las de nuestro compañeros de Xataka, XatakaMovil.

Hoy quiero compartir con los lectores de XatakaWindows la experiencia del uso diario de un 620, agradeciendo primeramente a Nokia España la cortesía de dejar en mis manos esta pequeña maravilla tecnológica.

Para poder valorar un nuevo smartphone, es imprescindible tener un punto de partida. Y no hay mejor que mi móvil antiguo, bueno el que vuelvo a recuperar una vez pasadas las dos semanas de revisión, un excelente LG Optimus con Windows Phone 7.

Este fue en su tiempo el “tope gama” de los teléfonos Windows Phone 7 en España, hasta la llegada del Lumia 800. Por lo cual era un excelente comparador con el nuevo teléfono de nivel de entrada de la marca Finlandesa.

Así, con un referente claro muy cercano, teniendo en la mente que estamos hablando de un teléfono que libre cuesta poco más de 250€, y 6€ gastados en hacer una copia de mi tarjeta SD a una Micro SD, me pegue con la tapa trasera hasta poder acceder a la batería, insertar el chip, volver a cerrar la tapa y pulsar el botón de encendido.

Nota: abrir la tapa que envuelve la trasera del teléfono es un tanto angustiante, porque debes poner un dedo en la lente de la cámara trasera, y presionar como un poseso hasta que se suelte la carcasa. Dando la sensación de que vas a romper la óptica o el flash, aunque esto no sucede.

La pantalla. Buena, muy buena

Nokia Lumia 620, menú de inicio Pantalla de bloqueo y menú inicial Windows Phone 8

La primera impresión fue muy positiva dado lo bien que se lee la pantalla a plena luz del sol. Lleva un sensor de luminosidad que cambia la intensidad del brillo de acuerdo a la luz ambiente. Así, por ejemplo, el GPS cambia de los colores de día a los de noche cada vez que entras en un túnel.

También es muy agradable la respuesta táctil de la pantalla, que es bastante sensible. Siendo una sensación un tanto rara la de los botones virtuales, ya que en el LG los tengo físicos y estoy acostumbrado a su dureza.

La carcasa es agradable pero siempre me da la sensación que se me va a caer el teléfono; seguramente porque no es mío. El tacto es suave, aterciopelado y cómodo, siendo un teléfono para ser utilizado con el pulgar; lo cual es lo contrario a la tendencia del mercado con enormes pantallas de casi 5” como las del 920.

Las aplicaciones Nokia, un póquer de ases

Nokia Lumia 620, mapas Nokia Mapas, funcionamiento en colaboración con Nokia Navigator

El conjunto de aplicaciones que incluye el móvil, de por sí, le dan una importante ventaja competitiva.

  • El software de navegación, que aun siendo un poco simple aún, cumple todas sus funciones de forma destacada. El receptor de GPS es excelente y rápido, y más si lo comparo con el del LG con dos años de antigüedad tecnológica.
  • El mapa, que con el bloqueo de Google a las aplicaciones nativas para Windows Phone 8 le ha dejado la puerta abierta a la excelente aplicación que proporciona Nokia, es completo, veraz y además se habla de forma directa con el navegador. Pudiendo iniciar la navegación desde cualquiera de las dos aplicaciones.
  • El Nokia transporte, que es especialmente útil para utilizar cualquier medio de transporte público.

Realmente es algo a tener en cuenta en la decisión de compra: la calidad y cantidad de software que es parte del dispositivo en donde, por ahora, aventaja a su competencia directa.

Multimedia, vídeos y fotos con el 620

Nokia Lumia 620, nevada copiosa Manto de nieve de blanco inmaculado…

Lo primero que quiero resaltar es el poder capturar pantallas con la combinación de botón de encendido más el botón de Windows. Funciona en cualquier pantalla del interfaz y es una gran ventaja que incluye el Windows Phone 8.

La cámara es muy superior a la del LG, obteniendo imágenes mejores, más nítidas y más brillantes. A la altura de cualquier compacta de menos de 100€. Indudablemente mira con mucha envidia las capacidades de sus hermanos mayores como son el Lumia 820 y el 920, este último con tecnología PureView, pero es más que digna para el uso tipo “Lomo” con el que utilizo el móvil.

Los vídeos también merecen un aplauso. A 720p, son bastante estables y se obtienen resultado más que decentes, al nivel de lo esperado de un smartphone de baja media. Durante las pruebas estuve en una estación de esquí con un tiempo horrible fuera, y fue capaz de capturar imágenes y vídeos con un balance de blancos más que aceptable.

La jugada maestra de Windows Phone 8

Nokia Lumia 620, xbox Avatares de Xbox

El sistema operativo se asegura que va fluido en todos sus dispositivos, ya desde la versión 7.0. Pero en este móvil la cosa es mejor. Se nota que hay un buen hardware detrás porque la interfaz y los programas funcionan perfectos y de forma fluida, tal y como se espera de un Windows Phone 8.

Realmente es algo a tener en cuenta en la decisión de compra: la calidad y cantidad de software que es parte del dispositivo en donde, por ahora, aventaja a su competencia directa.

La duración de la batería es, como en todos los smartphone modernos, un verdadero agobio. Aquellos tiempos en que mi Nokia duraba una semana sin recargar, se ha esfumado con estas pequeñas devoradoras de energía. Así, con todo puesto, no he conseguido que llegue a los dos días sin agotarse, lo cual es lo normal. O sea, no voy a poder evitar el irlo recargando en todo momento disponible para evitar apagados no esperados o en el momento más incómodo.

El lado oscuro


Pero estaría haciendo un publirreportaje si no compartiera las cosas no tan buenas o directamente malas, aunque realmente no hay mucho que señalar.

En los laterales del teclado en pantalla, se pierde sensibilidad táctil y muchas veces, demasiadas, al escribir tengo que poner cuidado porque no responde correctamente a la tecla presionada. No es que sea un impedimento, pero lo noto bastante en comparación con el LG.

Otra cosa que no funciona correctamente, es el sensor de luminosidad en entornos de interior. Al menos en la unidad de prueba, a veces le da por oscurecerse y volverse a poner brillante en un ciclo lento pero que llegaba a molestar al visionar, por ejemplo, fotos o vídeos. Comúnmente cambiando el ángulo del teléfono es suficiente para que se estabilizara en el brillo adecuado.

Por sacarle punta, los auriculares que trae son más bien normalillos. Por lo cual es más que recomendable adquirir unos de mejor calidad, ya que el sonido es bastante bueno. Además, si lo junta con un sitio de música por internet, como GrooveShark o Spotify – y una buena tarifa de datos – puedes escuchar música de manera ininterrumpida por streaming.

El único fallo preocupante fue que en una sola ocasión, en dos semanas de prueba, se me quedo bloqueado en negro. Y no respondió por mucho que toqué botones y pantalla. Tuve que quitar la tapa y remover la batería para que se produjera un apagado físico y se reiniciara el teléfono; y todo volvió a funcionar perfectamente el resto del tiempo.

Conclusiones personales

Nokia Lumia 620, tranporte Nokia transporte, para moverse por la ciudad

Cuando el mensajero de Nokia recogió la caja que contenía el móvil, al salir de la oficina me fui derecho a una gran superficie a ver si había alguno en stock de cualquier operadora o libre para adquirir uno.

Realmente es un muy buen teléfono por el precio que tiene, de calidad, con una librería de software completa y un funcionamiento fluido de Windows Phone 8 y las aplicaciones certificadas en la Tienda.

La única duda que tengo, ya que no lo he encontrado en ningún sitio para llevarmelo puesto, si no merece la pena ir por el 820 o, incluso, el 920.

En XatakaWindows | Nokia Lumia 620
En XatakaMovil | Nokia Lumia 620, a fondo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios