Instagram

En los últimos días se ha extendido el rumor de que Instagram estaba preparando su aplicación para Windows Phone. La idea salta con un video promocional de Nokia en el que aparece un "tile" de una aplicación desconocida que muchos consideran puede ser Instagram, aunque hay otros que hablan de Vimeo. La noticia ya tenía vida propia y, poco después, otras fuentes aseguraban que sí existía una versión en desarrollo de la popular aplicación de fotografía y que esta llegaría antes de fin de año. Para más inri, se habla de que podría ser una exclusiva para la gama Lumia de Nokia y que es la propia Microsoft la que la está desarrollando. Sean verdad los rumores o elucubraciones exageradas a partir de una mala interpretación de una imágen, la noticia pone un tema importante sobre la mesa: las aplicaciones de terceros en Windows Phone. Microsoft está sufriendo en su sistema móvil lo que sus rivales vivieron en los ordenadores personales: iOS y Android llevan más recorrido y acumulan mucho más mercado por lo que atraen más desarrolladores y, en consecuencia, un mayor número de aplicaciones. Aunque desde Redmond hablen de más de cien mil aplicaciones lo cierto es que todavía están lejos de los números de sus rivales. Pero he aquí que quizás los números no sean tan relevantes como parecen, sobre todo cuando resulta que un alto porcentaje de ellas son ignoradas por los usuarios. En el fondo es algo normal, después de todo, ¿quién necesita cien aplicaciones para usar el móvil como linterna? Más que en la cantidad lo importante parece estar en la calidad de la aplicaciones y los servicios que proporcionan. Cuando una aplicación se vuelve imprescindible para el usuario, el sistema en el que se ejecuta puede pasar a un segundo plano. Lo que a gran cantidad de clientes le preocupa es poder usar Whatsapp o Facebook y no tanto si el móvil es Android, iOS o WP. Microsoft y Nokia, estrategias a prueba Es algo fundamental. La dependencia de un sistema generalmente deriva de las aplicaciones que en él están disponibles y no en otros, por lo que conseguir todas aquellas que los usuarios consideran imprescindibles se convierte en una cuestión de vida o muerte. Microsoft necesita esas aplicaciones como sea, así que, o bien puede hacer que los desarrolladores confíen en las posibilidades de sus sistema, o bien puede desarrollarlas por sí mismo, como han hecho con Facebook y se rumorea que están haciendo con Instagram. En cualquier caso, está segunda opción no puede ser una estrategia a largo plazo y solo debería servir como recurso inicial para atraer esos usuarios reticentes al cambio por la falta de tal o cual aplicación. Windows Phone no puede vivir únicamente de las aplicaciones que la propia Microsoft (o Nokia) desarrolle, necesita a terceros para ser relevante. Y es que lo de Nokia puede ser otro problema. Los finlandeses han hecho "all in" por WP y no cuentan con la diversidad de opciones con las que disponen otras compañías. Así que para atraer a aquellos compradores que pretenden dar el salto se aseguran exclusividades temporales de algunas aplicaciones, como se rumorea que harán con Instagram. Esto puede funcionar inicialmente para Nokia, pero en mi opinión supone cierto varapalo para Windows Phone en general. Acciones como ésta desincentivan a otras compañías a apostar por el sistema de Microsoft y restringen artificialmente las opciones de los consumidores. Parece como sí la experiencia completa sólo la pudieses tener con Nokia. Es un modelo más cercano a Apple, aunque con hardware y software separados, y más alejado del clásico Microsoft de los ordenadores personales. Sea como sea, tengamos Instagram o no en nuestros flamantes WP8, el mercado de los sistemas móviles es una de las claves del futuro y las aplicaciones son parte decisiva en él, por lo que solo espero que tengamos tanta variedad y calidad de las mismas como sea posible. Nuestros smartphones las necesitan.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 6

Actividad de la comunidad