Las palabras del CEO de Samsung sobre Windows y la estrategia de la compañía

Sigue a Xataka Windows

Gama ATIV de Samsung

Samsung desveló ayer su nuevo buque insignia para Android, el Galaxy S4, del que en Xataka tenéis una completa cobertura. Los coreanos también aprovecharon para anunciar un cambio en su dirección con dos nuevos CEOs. Uno de ellos, J.K. Shin, no se mordió la lengua en una entrevista con el Wall Street Journal, dejando alguna respuesta sobre la situación de sus productos con Windows 8 y Windows Phone 8 y la supuesta falta de demanda de los consumidores.

A la pregunta de cómo es la relación de su compañía con Microsoft y si ésta había cambiado tras la cercanía de Nokia con los de Redmond, Shin contestó lo siguiente:

Los smartphones y tables basados en los sistemas operativos de Microsoft no se están vendiendo muy bien. Hay una preferencia en el mercado por Android. En Europa, incluso estamos viendo una baja demanda de productos basados en Windows.

La opinión del nuevo CEO de Samsung se une a otras decisiones de la compañía que van en el mismo sentido. A principios de año, los coreanos decidieron no lanzar sus tablets con Windows RT en un mercado tan importante como el norteamericano y en algunas partes de Europa. Similar suerte está corriendo su móvil con Windows Phone 8, el ATIV S, presentado el verano pasado y que no ha terminado de dejarse ver en las tiendas de buena parte de Europa.

¿A qué juega Samsung? Bueno, parece evidente que los coreanos tienen motivos para estar contentos con su apuesta por Android, pero eso no tendría porque limitar su apuesta por Windows Phone 8 y Windows 8. De hecho para algo habrían preparado la gama ATIV, cubriendo los diferentes tipos de dispositivos con los sistemas operativos de Microsoft.

Hay quien han querido ver en la forma de actuar de Samsung respecto a los nuevos Windows cierta estrategia un poco maquiavélica. Según algunos analistas, Samsung podría tener interés en que los sistemas de Microsoft no logren una gran cuota de mercado para no limitar las opciones a su propio sistema operativo Tizen, en el que llevan tiempo trabajando junto a Intel. Eso explicaría lo limitado de la distribución de sus productos con Windows 8 y Windows Phone 8, así como la falta de esfuerzos publicitarios respecto a los mismos por parte de la compañía.

Vía | The Verge | AllThingsD

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

45 comentarios