Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Xataka Windows.com

Client Hyper-V aterriza en Windows 8

2 comentarios

Busqueda de Hyper-V en Windows 8

Client Hyper-V es la tecnología de virtualizacion que estaba disponible en Windows Server, la cual ahora llega a Windows 8. Una funcionalidad similar en Windows 7 se llama Modo Windows XP.

Client Hyper-V te permite ejecutar al mismo tiempo más de un sistema operativo, sea 32-bit o 64-bit x86, en el mismo equipo. La diferencia es que en lugar de trabajar directamente con el hardware del ordenador, el sistema operativo se ejecuta dentro de una máquina virtual (MV).

De este modo, no necesitaremos volver a hacer uso de software de terceros para trabajar con máquinas virtuales, pues ahora Windows 8 trae todo lo necesario para conseguirlo junto con las ventajas de la tecnología Hyper-V. Ésta permite a desarrolladores y profesionales de las Tecnologías de la Información y la Comunicación mantener fácilmente distintos entornos para tests y provee al mismo tiempo una mecánica simple para alternar entre ellos.

¿Qué es una máquina virtual?

Una máquina virtual (MV), resumiendo bastante la explicación, consiste en un software que simula el comportamiento de un ordenador real, el cual es capaz de crear un sistema operativo con todo lo necesario para que éste y sus aplicaciones funcionen correctamente. Los programas de virtualización ubican todo lo necesario en un único archivo, cuya extensión varía según la aplicación que utilicemos y el uso que vayamos a darle. Esto nos permite llevarnos el archivo en un dispositivo extraíble y poder ejecutarlo en cualquier otro PC siempre que contemos con la aplicación necesaria en dicho equpo.

Asi pues, podemos utilizar Windows 8 como sistema operativo base en nuestro equipo, y dentro del mismo crear MV con diferentes sistema operativos, lo cual nos permite ejecutar varios al mismo tiempo sin necesidad de hacer uso de arranque dual para alternar entre uno y otro. Y lo bueno es que todo lo que ocurre dentro de una MV, se queda en la MV, sin que pueda afectar al sistema operativo de nuestro equipo.

Al crear una nueva MV, es el propio usuario el que decide qué cantidad de recursos se destinarán a la misma, siendo estos el porcentaje de memoria RAM, cantidad de núcleos del procesador, o espacio en disco. Estos recursos únicamente se utilizarán cuando la MV se esté ejecutando, y al cerrarla no seguirá consumiendo, excepto el espacio en disco, ya que la MV siempre permanecerá alojada en nuestro equipo.

El problema es que una MV está limitada por el hardware y software del equipo en el que se aloja, ya que siempre tendrá menos recursos que el propio equipo puesto que no se puede destinar el 100% a una MV si queremos seguir usando nuestro sistema operativo base. Pero aunque el rendimiento real sea inferior al que se conseguiría con un sistema operativo instalado en un entorno físico, resultan muy útiles cuando se necesita trabajar, por ejemplo, en entornos Linux y solo tenemos un PC con Windows.

Activando Client Hyper-V

Activacion de Hyper-V

Activar o desactivar el gestor de máquinas Hyper-V es muy sencillo. Basta con que pulses tecla Windows + W, y hagas una búsqueda para encontrar la opción Activar o desactivar las características de Windows introduciendo cualquiera de esos términos.

Una vez lo encontremos, simplemente tendremos que marcar la casilla que hay a la izquierda de Hyper-V y darle a aceptar, lo que provocará que el sistema comience a realizar los cambios necesarios para llevar a cabo esta tarea.

Una vez termine, Windows nos pedirá que reiniciemos el equipo para finalizar la instalación de los cambios solicitados.

Iniciando Client Hyper-V

Cuando volvamos a iniciar el equipo, si pulsamos tecla Windows + Q, y escribimos el término hyper, encontraremos dos nuevas opciones, las cuales podemos ver en la imagen que hay al principio de este artículo: “Administrador de Hyper-V” y “Conexión de máquina virtual de Hyper-V”.

Con la primera, tendremos la posibilidad de crear nuestras propias máquinas virtuales, tal y como lo haríamos con aplicaciones como VirtualBox, VmWare Client, etc aunque con la ventaja de contar con el sistema Hyper-V. Entre estas ventajas destaca la posibilidad de importar, exportar y mover máquinas virtuales a otros clientes o a un servidor 2012 con facilidad.

Con la seguna opción, Conexión de máquina virtual de Hyper-V, podremos conectarnos a máquinas virtuales Hyper-V previamente creadas y que estén en nuestra red, seleccionando el servidor que la contiene y la máquina virtual a la que deseamos conectarnos.

En Bienvenidos a Windows 8 | Crear una red en Windows 8 en sencillos pasos

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de jarkendia !

    Voy a tener que probarlo, que desde los tiempos del VMware no he vuelto a utilizar un programa de este tipo. Y ya ha llovido.

  • 2

    Avatar de valgrian812 !

    hola he estado trabajando con virtualbox y esta aplicacion me resulta muy atractiva y me gustaria probarla, pero al buscarla en las caracteristicas de windows no me aparece en la lista. hay alguna version de windows 8 que no la admita? ó hay alguna forma de conseguirla??

    Gracias