Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Xataka Windows.com

Comentarios

Cómo optimizar el funcionamiento de Windows 8

3 comentarios

Representación del rendimiento de Windows 8

En anteriores artículos hemos visto la mejora de rendimiento que Windows 8 representa frente a sus anteriores versiones, tanto en inicio y cierre del sistema, como a la hora de mostrar gráficos 3D, tal y como comentábamos en nuestro artículo “¿Cuánto ha mejorado Windows 8 en cuanto a rendimiento?“. Sin embargo, ¿hay algo que los usuarios puedan hacer para conseguir aumentar dicho rendimiento?

Así es, y en este artículo repasaremos qué medidas pueden adoptar cada uno de forma individual en base a sus preferencias. Hablamos por ejemplo de mantener limpio el registro, desactivar animaciones innecesarias si no nos interesan, desactivar servicios que se ejecutan en segundo plano, o escoger qué aplicaciones se ejecutarán con el inicio del sistema.

Limpiar el registro

En primer lugar, y antes de ponernos a adoptar cualquier tipo de medida, una buena acción que podemos tomar es la de limpiar el registro de nuestro sistema operativo, con herramientas como CCleaner, que cuenta con una versión totalmente gratuita.

En el caso concreto de CCleaner tenemos dos pestañas, Limpiador y Registro. Podemos ejecutar ambas, pero como su nombre indica, solo la segunda nos permitirá realizar una limpieza del registro. La primera se encargar de archivos temporales del sistema o que pueden ser borrados sin ningún problema.

Su uso es muy sencillo. Escogemos la pestaña Limpiador o Registro y hacemos clic en Analizar, para ver qué información va a ser modificada. A continuación, clic en Ejecutar el limpiador y listo, el programa empezará a modificar la información que hayamos escogido.

Desactivar animaciones

Si eres usuario de Windows 8, seguramente te habrás dado cuenta de las animaciones que se reproducen al minimizar, maximizar, abrir o cerrar cualquier aplicación bajo dicho sistema. Aunque es un efecto bastante interesante, en algunos casos puede afectar al rendimiento del equipo.

Para desactivarlas, puedes pulsar la combinación de teclas Windows + W, escribir rendimiento para encontrar la opción “Ajustar la apariencia y el rendimiento de Windows”, y acceder a este panel. Desde aquí se pueden ajustar diferentes opciones de rendimiento, pero en nuestro caso nos interesa desactivar estas:

Rendimiento

Estas opciones estarán en la pestaña de Efectos Visuales, y para tener la posibilidad de modificarlas tenemos que indicar que deseamos una configuración personalizada.

Escoger qué programas se iniciarán con el sistema

A diferencia del Administrador de Tareas de las anteriores versiones de Windows, el de Windows 8 nos permite escoger qué programas se iniciarán junto con el sistema. Es de agradecer, ya que el exceso de aplicaciones configuradas para iniciarse de dicho modo puede afectar considerablemente al rendimiento del equipo.

Para acceder a Administrador de Tareas podemos pulsar la combinación de teclas Ctrl + Mayus + Esc, o Ctrl + Alt + Supr. Una vez aparezca, vamos a la pestaña Inicio y nos fijaremos en las aplicaciones que aparecen, en la información de su campo Estado, que nos indicará si su inicio automático está Activado o Desactivado.

Programas de inicio

Haciendo clic derecho sobre cualquier aplicación tendremos la posibilidad de alternar entre uno y otro. Personalmente recomiendo cuantas menos aplicaciones configuradas para el inicio haya mejor, pero a fin de cuentas es el usuario quien debe decidir en base a sus necesidades.

Optimizar los discos duros

Descargar archivos, instalar aplicaciones o crear documentos, son actividades que llevamos a cabo todos los días y que realizan tareas de escritura de forma continua en nuestro discos duros. De forma similar, borrar archivos o desinstalar aplicaciones eliminan los datos existentes de los discos.

Estos datos, que fueron escritos y posteriormente eliminados, no se van totalmente, ya que dejan un rastro existente en forma de información fragmentada. Sin ir más lejos, los archivos requeridos para una simple aplicación podrían estar esparcidos por todo el disco duro en diferentes fragmentos, y estas aplicaciones podrían verse ralentizadas por tener que recopilar todos los datos de distintas secciones.

Windows 8 incluye una herramienta para afrontar este problema, llamada Optimizar Discos. Dicha herramienta elimina los espacios vacíos entre los datos fragmentados y los reescribe en una secuencia para que la lectura de los archivos sea lineal.

Para utilizar esta herramienta, podemos pulsar la combinación de teclas Windows + W, y buscar por un resultado llamado Desfragmentar y Optimizar unidades. Al entrar, aparecerá una ventana en la que aparecerán todos nuestro dispositivos de almacenamiento.

Desfragmentar unidades

Desde aqui, simplemente tenemos que escoger el que queramos y hacer clic en Analizar para actualizar el estado actual del dispositivo. Si se encuentra alguna unidad muy fragmentada, solo hay que hacer clic en el botón Optimizar y Windows se encargará del resto.

También tenemos la posibilidad de realizar esta optimización de forma automática. Para ello hay que hacer clic en el botón Cambiar configuración, donde podremos escoger una frecuencia con la que se llevará a cabo esta tarea y sobre qué unidades se realizará.

Administrar las opciones de energía

Como en otras versiones de Windows 8, el sistema se encarga de priorizar entre la duración de la batería o el rendimiento de Windows, en función de cuánta tengamos disponible. Sin embargo, podemos escoger un plan de energía de forma manual.

Para ello, realizamos una búsqueda en las opciones de configuración (tecla Windows + W), con el término plan de energía, que nos debería devolver como resultado “Escoger un plan de energía”. Una vez estemos dentro, veremos planes de energía como Equilibrado o Alto rendimiento.

En Equilibrado, se reduce el rendimiento al mínimo necesario y solo se aumenta si es indispensable, con el fin de prolongar la duración de la batería lo máximo posible. Con el plan de Alto rendimiento, no se tiene en cuenta en ningún momento el estado de la batería ofreciendo así el máximo rendimiento en cada momento.

En Bienvenidos a Windows 8 | Aprende a utilizar los gestos de ratón con Windows 8 [en vídeo]

+ Deja tu comentario

Comentarios