Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Xataka Windows.com

Me han regalado una tablet con Windows 8 RT (y II): sácale el máximo partido

1 comentario

Tablet con Windows 8

En el anterior post te contábamos cuáles eran los primeros pasos cuando acababas de recibir una tablet con Windows 8 RT. Pero pasados esas primeras horas en las que familiarizarte con el sistema, aún queda mucho que aprender: desde cómo ajustar la configuración de manera más avanzada para que se ajuste a lo que necesites a los pequeños trucos y acciones que conseguirán que disfrutes más de tu nueva tableta. Hoy os explicamos algunas de esas cuestiones que podrán convertirte en todo un maestro de tu tableta.

Mejora tu seguridad y usa diferentes cuentas

Configuración de cuentas

Seamos sinceros: si no vives solo, es bastante probable que tu tableta con Windows la usen más personas. Es cómoda, atractiva para niños y adultos y permite hacer de todo de manera sencilla, sin demasiada explicación. Por eso mismo, se hace más necesario que nunca que cada usuario tenga su propia cuenta de acceso, con sus aplicaciones ordenadas a su gusto, sus cuentas de correo o de redes sociales y otros detalles.

Hacerlo es muy sencillo: basta con pulsar, desde el menú de inicio, “Configuración” en la barra de accesos. Y alli “Cambiar configuración del PC”. En el menú Cuentas, en “Otras Cuentas”, podrás agregar las que desees, incluso cuentas de menores de edad (para las que no es imprescindible tener cuentas de correo electrónico).

Contraseña de imagen

En ese mismo menú de Configuración podrás mejorar aún más la seguridad de tu tablet. Aunque para acceder a ella siempre habrá que usar la contraseña de tu cuenta Microsoft, puedes elegir también un inicio rápido con PIN, al más puro estilo teléfono móvil, o una contraseña de imagen, pensada especialmente para los dispositivos táctiles como tu tableta. Sobre la imagen, podrás “dibujar” con gestos tu contraseña de acceso.

Sincroniza las apps entre tus equipos

Si usas otro PC de manera habitual, ya sea en el trabajo o en casa, Windows 8 permite que tengas todas tus aplicaciones sincronizadas. Esto no sólo significa que las podrás instalar en cualquiera de tus equipos, sino que, además, podrás seguir usándolas en todos ellos desde donde te quedaste. Te levantas del sofá, dejas tu tablet, enciendes tu PC con Windows y, voilà, puedes continuar con lo que estabas haciendo de manera inmediata.

La sincronización automática viene activada por defecto, pero puedes cambiarla en cualquier momento o revisar en todos tus equipos si está activada y configurada correctamente. Es muy sencillo: abre los accesos desde el borde derecho de la pantalla y pulsa Configuración. Allí elige “Configuración de PC” y Skydrive. Te aparecerá una opción que se llama “Sincronizar configuración”: es en configuración de aplicaciones donde tienen que estar activos tanto los datos como las aplicaciones.

Recuerda además que puedes elegir que la sincronización sólo se haga cuando no estés en conexiones móviles, lo que ayudará a conservar los datos y mantener su consumo a raya.

Las personas importantes, con su propio espacio en Inicio

Contactos

La aplicación de contactos de Windows 8 no es, simplemente, una agenda, sino que puede convertirse en toda una herramienta de seguimiento de lo que hacen las personas que conoces. Si en cada uno de ellos tienes marcadas sus redes sociales, dentro de contactos te aparecerán sus últimas actualizaciones: tweets, estados de Facebook, fotos… Y también los últimos correos que te han enviado y que tienes por leer.

Contactos te permite “darles un lugar especial”. Marca como favoritos los contactos que desees tener siempre cerca, con lo que tendrás acceso rápido a ellos al entrar en esa app. Pero, además, si entras en uno de esos contactos y haces aparecer el menú de comandos, verás que aparece una opción para “Anclar a inicio”. Usándola, tus contactos favoritos (y sus Live Tiles) estarán disponibles en tu menú de inicio.

Y recuerda que en Contactos, quizás una de las herramientas más potentes y simples a la vez de todo Windows 8, puedes seguir a la vez Facebook y Twitter: retuitear, hacer favs, darle a me gusta, compartir... todo sin necesidad de las aplicaciones propias. Ponerla en pantalla partida y que la otra mitad la ocupe el navegador con los enlaces que vas abriendo de las distintas redes sociales es simplemente fantástico.

En Windows 8.1 todo está pensado para compartirse

Cuando en nuestro anterior post te enseñamos a sacar a la luz la barra de accesos, con la útil opción de la búsqueda, nos guardamos otra de las características más notables de un Tablet con Windows 8: que cualquier cosa que estemos haciendo en una aplicación puede compartirse con otras. ¿Estás navegando y quieres enviar un enlace rápidamente por correo? ¿Quieres guardar una captura de pantalla en tu Evernote o One Note? ¿Compartir una fotografía con varios de tus contactos de Facebook? Es tan fácil como acudir a los accesos y tocar el icono compartir: directamente te aparecerán las aplicaciones a las que puedes enviar lo que tengas seleccionado o lo que estés visitando.

Da igual si es texto, si son imágenes, si son archivos mp3, películas… Sea lo que sea, Windows te indicará en dónde puedes compartirlo. A medida que crecen las aplicaciones de la Tienda también crecen los posibles usos de un acceso que ha hecho simple lo que antes era muy usado, pero farragoso.

La lista de lectura: un lugar para visitar con un café en la mano

Lista de Lectura

Día a día, nos encontramos cientos de cosas interesantes, temas que nos gustaría leer, artículos que nos llamán la atención, posts que nuestros amigos comparten en las redes sociales… Muchas veces, las vemos cuando no es el mejor momento para disfrutarlas, o no podemos prestarles la atención suficiente porque estamos trabajando. Lo ideal es guardarlas para otros momentos en los que tengamos algo de tiempo o calma para leerlas. Por ejemplo, en el café de la mañana, en el desayuno de los domingos, o a última hora del día, cuando puedes leer unos minutos antes de irte a dormir.

En Windows 8.1, tu tableta dispone de la Lista de Lectura, el lugar al que mandarás todo aquello que creas interesante o digno de leer más tarde, ya sea en la web o en cualquiera de tus aplicaciones de noticias. Todo, de nuevo, con la barra de accesos y su “Compartir”. Una vez que le des a agregar a la lista de lectura, podrás elegir en qué categoría lo quieres incluir. Y cuando accedas a tu lista de lectura, podrás ver los elementos guardados por fecha o por categoría.

Tus Live Tiles te obedecen

En nuestro anterior post te explicábamos algunas de las funciones básicas que podías hacer con tu pantalla de inicio, pero podemos profundizar en cómo organizar los Live Tiles para que estén completamente a tu gusto.

  • Organízalos por grupos: para que tu pantalla de inicio tenga más lógica interna, puedes crear grupos de tiles relacionados. Basta con arrastrar uno de ellos hacia la izquierda de la pantalla de inicio y soltarlo cuando veas aparecer una barra gris vertical. Con eso ya habrás creado un grupo, al que puedes poner nombre.

  • Mueve esos grupos más rápidamente para reordenarlos: haz zoom out y pulsa sobre un grupo arrastrándolo hasta su nueva posición.

  • El tamaño importa: existen diferentes posibilidades para cada recuadro y elegir una u otra también cambiará la manera en que se comporta cada uno. Los tiles grandes y anchos puedes usarlos para aquellas apps en las que necesites ver detalles de lo último que ha sucedido. Los tiles medianos te mostrarán también información, pero en menor medida. Usa los tiles pequeños para apps que te guste tener en el menú de inicio pero de las que que no necesites ver información inmediata en tiempo real.

* Desactiva los Live Tiles: no toda información de los live tiles de las aplicaciones es necesaria y, además, cada usuario es diferente. Lo que para unos es útil, para otros es un estorbo. Pero no hay problema, puedes desactivar esa información live aplicación a aplicación: selecciona la que quieras y elige “Desactivar el icono dinámico”.

Fotos: algo más que sólo ver las que has hecho

Fotos

La aplicación Fotos ha sido pensada para agrupar todas tus imágenes, pero no sólo para eso. Puedes ir más allá y sacarle partido con opciones como cortar, rotar, añadir efectos, ajustar la luz, el contraste o el brillo, alterar el color y la temperatura o, simplemente, elegir que sea la propia aplicación la que la ajuste automáticamente.

Por aquí ya te enseñamos cómo organizarlas. No te preocupes en probar tanto como quieras: ningún cambio se realiza completamente hasta que decides o bien actualizar la foto original o bien guardar una copia mediante los comandos de la aplicación.

La opción de ajuste automático ofrece hasta cinco maneras diferentes de cambiar y mejorar tus imágenes: arreglar los problemas de iluminación, cambiar el balance, aplicar efectos antiguos o pasarlas a blanco y negro. También permite, de manera, sencilla, eliminar los ojos rojos e incluso retocar fotos antiguas para eliminar motas de polvo, pequeños errores provocados por la erosión del tiempo y otros detalles.

Por supuesto, si quieres ir más allá tienes otras opciones de aplicaciones de edición de imagen en la tienda.

Otras aplicaciones

Recuerda, además, que puedes sacar partido a otras aplicaciones que vienen con el sistema como:

Y también recuerda que, gracias a las conexiones presentes físicamente en tu tablet y al Bluetooth, podrás completar la potencia de tu Windows.

Estas y otras funcionalidades te van a permitir disfrutar de tu tableta a fondo, además de todo lo que te aporten las aplicaciones que encontrarás en la tienda. Y si quieres profundizar más a fondo en estos consejos, Microsoft tiene toda una sección dedicada a ayudarte en tus primeros pasos con Windows 8.1.

Bienvenidos a Windows 8

+ Deja tu comentario

Comentarios