Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Xataka Windows.com

Comentarios

Mejora el rendimiento de tu equipo con Windows 8 optimizando las unidades de almacenamiento

0 comentarios

Desfragmentar disco en Windows 8

Con el paso del tiempo, los discos duros y unidades de almacenamiento de los usuarios de equipos con Windows 8 tienden a disponer de menos espacio libre. El motivo es que poco a poco se van añadiendo nuevos programas y aplicaciones, ficheros de trabajo, archivos multimedia y otros, cuya posición en el disco puede ser mejorada para lograr un rendimiento óptimo a la hora de acceder a ellos

Esta "colonización" de los sectores del disco duro la gestiona el sistema de manera ordenada, eligiendo la la ubicación óptima para cada fichero en el momento de añadirlos. Sin embargo, una ubicación que se consideró óptima en un momento determinado, puede ser mejorable al cabo de unos días o meses. Por ejemplo, esto ocurre cuando se instalan ficheros de aplicaciones y los sectores que ocupan sus ficheros quedan mezclados con los de archivos multimedia. La solución para estos casos pasa por utilizar la herramienta de optimización de unidades que viene de serie en Windows 8.

¿Para qué sirve optimizar una unidad de almacenamiento en Windows 8?

La herramienta de Optimización de Unidades de Windows 8, hace lo que coloquialmente se conoce como "ordenar" o "desfragmentar" el disco duro. Es una solución que resulta de utilidad para mejorar sensiblemente el rendimiento de cualquier equipo que funcione con Windows 8 y que también está presente en otros sistemas de escritorio. Siempre que se tenga un volumen de ficheros que va aumentando con el tiempo, cada poco tiempo debe ser optimizada la forma en la que son almacenados en el disco duro.

Optimizar el disco es una tarea que se realiza a bajo nivel, lo que significa que el usuario no se va a enterar de que se ha reordenado la estructura de ficheros, salvo por algún mensaje del sistema que se lo indique. Es decir, no afecta a su estructura de carpetas, ni a los nombres de los ficheros, ni a nada que pueda ver directamente. Estas son las tres maneras que tiene el sistema para optimizar una unidad:

  • Desfragmentación: Reagrupa los datos fragmentados para que la unidad funcione de manera más eficiente.
  • Optimización TRIM: Este proceso informa al almacenamiento de seguridad que bloquea los datos que ya no se usan. De esta forma, el almacenamiento optimiza espacio y rendimiento para un uso futuro.
  • Consolidación de bloques: Se emplea fundamentalmente para unidades de aprovisionamiento delgado; este proceso reorganiza los datos de placas escasamente pobladas a placas densamente pobladas.

El tipo de optimización que necesitará una unidad dependerá de cada unidad de disco. En cada caso, Windows seleccionará automáticamente la optimización más adecuada para cada unidad.

Pasos a seguir para desfragmentar el disco duro en Windows 8

Es conveniente desfragmentar el disco duro, a través de la utilidad de Optimizar Unidades de Windows 8, cada cierto tiempo. Cuanto más se use el disco duro para grabar y borrar datos, más hará falta usar esta utilidad. El efecto que se consigue es un disco duro que funciona más rápido y, por tanto, una capacidad de respuesta más rápida cuando se accede a la información. También tiene como efecto colateral una pequeña ganancia de espacio en disco, al optimizar los sectores de espacio libre que se consideran ocupados por "trozos de información" que no los ocupaba por completo.

Para optimizar una unidad, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Situar el ratón en la esquina superior derecha y abrir el acceso a Buscar, escribir en la caja de búsqueda "Optimizar unidades" (sin comillas). A continuación, pulsar en Desfragmentar y optimizar las unidades.
  • Selecciona el tipo de unidad que se desea optimizar en "Tipo de soporte", del cuadro de diálogo "Optimizar unidades" y, a continuación, hacer click en Optimizar.
  • A partir de este momento sólo queda seguir las instrucciones que aparecerán en la pantalla y tener en cuenta que optimizar una unidad puede tardar unos pocos minutos o varias horas, en función del tamaño de la unidad y del grado de optimización que fuera necesario aplicar. Durante el proceso de optimización se puede seguir usando el equipo, pero esto hará que éste sea un poco más lento.

Por último, conviene tener en cuenta que la optimización de una unidad se puede programar para que se ejecute automáticamente cada cierto tiempo. También que las unidades de red no se pueden optimizar con esta utilidad de Windows 8, ya que este tipo de unidades requieren una herramienta más compleja.

En Bienvenidos a Windows 8 | Aprende cómo Espacios de Almacenamiento puede mantener todos tus archivos a salvo

+ Deja tu comentario