Publicidad

Cómo serán nuestros próximos dispositivos según la innovación que proponen los nuevos Surface

Cómo serán nuestros próximos dispositivos según la innovación que proponen los nuevos Surface
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad


Microsoft acaba de presentar su nueva gama de productos Surface con una línea clara de pensamiento: acercar la tecnología al usuario.

Es evidente que, siendo uno de los principales fabricantes de software a nivel mundial, Microsoft no pierde la oportunidad de lanzar al mercado un hardware que esté a la altura de su solución más popular, Windows, sacando partido de todo su potencial, al mismo tiempo que sirve de faro a otros fabricantes que estén desarrollando dispositivos alrededor de su sistema operativo.

¿Por qué Microsoft sigue fabricando su propio hardware?

Fue hace ya siete años, en 2012, cuando aparecía en las tiendas el primer intento de la compañía de integrar su propio software en un producto que satisficiese al usuario tanto doméstico como profesional.

El punto de partida era el formato 2 en 1: un dispositivo híbrido que integrara lo mejor de un portátil con la comodidad de la pantalla táctil de un tablet. El objetivo era (y es) ofrecer al usuario lo mejor de ambos mundos: versatilidad, potencia y eficiencia energética. Con esta idea en mente, lanzaron el Surface RT y el Surface Pro, que, al integrar el propio sistema operativo de la marca, se convertía en su mejor carta de presentación.

Su empeño a lo largo de este tiempo ha dado sus frutos. El año pasado, según la consultora Gartner, Microsoft se situaba por primera vez en el Top5 de vendedores de PC en EE.UU., una posición que todavía mantiene y que se ve refrendada por el 17% de crecimiento interanual cosechado en el último trimestre fiscal 2019 —acabado el 30 de junio—.

Y es que el diseño y la calidad asociados a la familia Surface parece haber encontrado su hueco en el mercado, con productos innovadores como la nueva remesa de equipos Surface que ya está a la venta.

El Surface Laptop crece

De los nuevos miembros del catálogo, destaca la evolución de su Surface Laptop, que añade a su clásico formato uno de mayor tamaño.

Con un precio de partida de 1.149 euros, el nuevo Surface Laptop 3 incluye una característica hasta ahora inédita en la gama: la carga rápida. Desde Microsoft se asegura que, en una hora, podremos tener hasta un 80% de batería, algo que resultará muy útil si necesitamos ese extra de energía cuando trabajemos fuera de casa.

Disponible en dos tamaños, la versión de 13,5 pulgadas incorpora procesador Intel de 10ª generación, mientras que la de consumo de 15 pulgadas está equipada con un AMD Ryzen Surface Edition, una solución que brinda "el mayor rendimiento gráfico", según se escuchó durante su presentación, de todos los portátiles del segmento.

Al margen de aumentar el rendimiento y la velocidad con respecto a sus antecesores, permiten una escritura más cómoda (recorrido completo de la tecla de 1,33 mm y un trackpad más grande) e incluyen un USB-A, un "demandadísimo" USB-C, cámaras frontales mejoradas, altavoces OmniSonic y micrófonos Studio duales de alta sensibilidad.

La versatilidad del 2 en 1

Frente al formato clásico que ofrece el Surface Laptop 3, Microsoft sigue apostando por los dispositivos 2 en 1, para aquellos que busquen una portátil convertible en tableta, o viceversa.

La renovación de esta gama se inicia con el lanzamiento del Surface Pro 7, cuya mayor diferencia con respecto a su predecesor es la integración del procesador Intel Ice Lake de 10ª generación, puertos USB-A y USB-C, y una batería de mayor autonomía (más de 10 horas), que es posible cargar al 80% en una hora. Este equipo ya se puede comprar por un precio en su configuración inicial de 899 euros.

Por su parte, Surface Pro X cuenta, como gran novedad, con el procesador Microsoft SQ1 con chip ARM diseñado por Qualcomm. De nuevo, y teniendo en mente a un usuario que requiere productividad en movilidad, la compañía quiere probar con un procesador ARM . Con esta incorporación, el fabricante consigue un "triple limpio": mayor autonomía de la batería, más posibilidades a la hora de integrar conectividad LTE a través de su ranura nanoSIM y un diseño más delgado y ligero.

Un equipo fabricado en aluminio que destaca en diseño gracias a su pantalla de borde a borde de 13 pulgadas, la más grande que haya visitado nunca la gama, y una nueva funda Alcantara, que incorpora teclado retroiluminado, trackpad multitáctil y un pequeño hueco para insertar el Slim Pen. A la venta a partir del próximo 19 de noviembre con un precio de partida estimado de 1.149 euros, también cuenta con dos puertos USB-C, carga rápida, almacenamiento desde 128 GB y Surface Connect.

Y esto no es todo

Al margen de ampliar una familia que cuenta con otros dispositivos  (Surface Go, Surface Book o Surface Studio 2 ), también crece la selección de accesorios que Microsoft comercializa con el objetivo de mejorar la experiencia de usuario.

Surface Pen, el lápiz óptico de Microsoft, evoluciona con una mayor rapidez de respuesta y mayor sensibilidad, incluyendo inclinación para sombreado y retardo de respuesta mínimo. Disponible en platino y negro, además de en los nuevos azul hielo y rojo amapola, se puede adquirir por 109,99 euros.

Essential Bundle

Compatible con Surface Pro 7 y fabricada con el material textil premium Alcantara, la funda Surface Pro Signature Type Cover incorpora teclas mecánicas retroiluminadas, además de un panel táctil para navegar de forma precisa. Disponible en cuatro colores (platino, azul hielo, rojo amapola y negro), puede adquirirse a un precio de 179,99 euros.

No hay que olvidar que si estamos interesados en comprar un Surface es recomendable echar un vistazo a los packs a precio rebajado que incluyen, junto al dispositivo, un teclado con funda (si la precisara), un año de Microsoft Office, Microsoft Complete y extensiones de garantía. ¿2 en 1 o 5 en 1?


Imágenes: Microsoft Surface

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir