Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo instalar Windows 8 desde una unidad USB: análisis a fondo

Cómo instalar Windows 8 desde una unidad USB: análisis a fondo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Aunque tanto Windows 8 como la nueva versión Windows 8.1 se pueden adquirir en versión física a través de un gran número de establecimientos, también se puede hacer mediante descarga digital desde la propia web de Microsoft, para luego llevar a cabo una actualización o una instalación completa desde una unidad DVD o USB.

Os mostramos un análisis a fondo de cómo instalar Windows 8 desde una unidad USB. No sólo por la comodidad que supone el hacerlo desde estos dispositivos sino porque además, cada vez aparecen en el mercado un mayor número de equipos que no cuentan con unidad DVD como, por ejemplo, algunos Ultrabooks y Netbooks.

Primeros pasos

Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que en la secuencia de arranque de la BIOS de nuestro equipo, se encuentre habilitada la opción que nos permitirá utilizar un dispositivo USB para arrancar el sistema.

Secuencia de inicio BIOS

Aunque es algo bastante sencillo de hacer, cada fabricante utiliza un sistema diferente por lo que si no sabes acceder a la BIOS consulta el manual de tu equipo. En algunas BIOS hay que almacenar la secuencia de dispositivos de inicio. En cambio en otras, basta con seleccionar la opción que deseemos en el momento que vayamos a realizar la instalación.

Cómo crear una unidad de instalación USB desde el asistente de Windows 8

Durante el proceso de compra de Windows 8, descargaremos un pequeño instalador que, una vez ejecutado, iniciará el asistente de compra e instalación del sistema operativo. Llegado a cierto punto, marcaremos la opción Instalar mediante la creación de medios para acto seguido seleccionar Unidad flash USB, y tras seleccionar la unidad de destino esperar a que finalice el proceso.

Unidad Flash USB Windows 8

Aunque ésa es la manera más directa de crear una unidad USB de instalación de Windows 8, tiene la pega de que nos obliga a guardar ése dispositivo intacto para futuras instalaciones. Es por eso que vamos a ver un método alternativo a través del cual, guardaremos una imagen ISO del instalador de nuestro Windows 8 para crear el DVD o la unidad USB de instalación sólo cuando lo necesitemos.

Cómo crear una imagen ISO de Windows 8

Una imagen ISO es un único archivo donde se almacena una copia o imagen exacta de un sistema de ficheros. Para crear una imagen ISO de nuestra instalación de Windows 8 podemos hacerlo de dos maneras. La primera es seleccionando Archivo ISO en el asistente de instalación de Windows 8. Esta opción la podéis ver en la imagen del apartado anterior.

Crear imagen ISO de Windows 8 con ImgBurn

Para el segundo método de creación de la imagen ISO necesitamos un DVD de instalación de Windows 8. Lo introducimos en cualquier equipo a nuestro alcance que lógicamente cuente con unidad de DVD, y con un programa de grabación de los muchos que hay gratuitos como, por ejemplo, ImgBurn, crearemos la imagen ISO pulsando en el botón Create image file from disk. Este archivo lo podemos guardar en lugar seguro para ahorrarnos todos los pasos anteriores en el caso de tener que realizar otras instalaciones en el futuro.

Creando la unidad USB de instalación de Windows 8 a partir de una imagen ISO

Una vez hayamos creado la imagen ISO de Windows 8, necesitamos la aplicación Windows 7 USB/DVD Download Tool, la cual la podemos descargar gratuitamente desde la página de Microsoft. Aunque esta herramienta fue diseñada para instalar Windows 7 en unidades USB y DVD, funciona perfectamente con Windows 8.

Windows 7 USB/DVD Download Tool

Tras instalar Windows 7 USB/DVD Download Tool, la ejecutamos para en cuatro sencillos pasos, crear nuestra unidad de instalación USB:


  • En el primer paso pulsamos en Browse para seleccionar la imagen ISO que creamos anteriormente y acto seguido pulsamos en Next.

  • En el segundo, pulsamos sobre USB Device (o DVD en el caso de querer crear un DVD de instalación), y luego en Next.

  • En el tercer paso, seleccionamos nuestra unidad USB y le damos a Begin copying.

  • Si el dispositivo USB no cuenta con 4 GB de espacio libres, se nos mostrará un mensaje en pantalla notificándolo y deberemos pulsar en Erase USB device para borrarlo y proceder con la instalación.


Una vez haya finalizado la copia de los archivos, cerramos la aplicación y ya tendremos nuestra unidad USB lista para instalar Windows 8 en los equipos que deseemos. Para ello, no tenemos más que conectarla, encender el equipo y seguir las instrucciones que irán apareciendo en pantalla. Eso si, acordaos de tener a mano el número de licencia que comprasteis. Como podéis ver es un proceso bastante sencillo que cualquie usuario puede llevar a cabo.

En Bienvenidos a Windows 8 | Tres razones para actualizarse a Windows 8.1

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos