Publicidad

Noticias de HP Split 13 x2 PC en Xataka Windows

La calidad de los productos de HP es algo que aporta valor en los productos de la marca. Así sus dispositivos táctiles Windows 8 no presentan más dudas que la configuración que cada modelo incluye. Hoy traigo el ultrabook táctil transformable HP Split 13 x2 PC que, tras esa nomenclatura oculta un dispositivo robusto, bonito y un poquito pasado de peso. Características físicas SHP Split 13-m103es x2 Pantalla Táctil UWVA de alta definición completa antirreflejo de 33,8 cm (13,3") (1366 x 768) Tamaño 34 x 23 x 2,34 cm Solo para tablet: 34 x 21,6 x 1,13 cm Peso 2,3 kg Solo para tablet: 1 kg Procesador Intel® Core™ i5-4200Y (1,4 GHz con Turbo Boost, 3 MB de caché, 2 núcleos) RAM 4 GB de SDRAM DDR3L Disco SSD64GB + HD500GB 5400 rpm. Versión S.O. Windows 8 Conectividad 802.11b/g/n WLAN. Bluetooth 4.0 HS Cámaras Cámara frontal (2,0 MP) HP TrueVision FHD con doble micrófono digital integrado con software (1080p) Puertos 1 HDMI (base), 1 kit combinado de auriculares y micrófono (base), 1 kit combinado de auriculares y micrófono (tablet), 1 USB 2.0 (base), 1 USB 3.0 (base) Sensores Acelerómetro, Giróscopo, Sensor de luz ambiental, eCompas Precio oficial de salida 999 € Convertible de peso Este HP se inscribe en la categoría de dispositivos híbridos o convertibles. Es decir, es un ultrabook al cual se le puede desacoplar la pantalla, siendo está una auténtica tableta Windows 8 táctil. Por lo cual puedo trabajar bastante bien para construir contenido, y también tengo la movilidad extrema que me permite una tableta, solo superada por un smartphone. El tamaño del dispositivo, ajustado a las 13 pulgadas de su pantalla, está un poco en el medio de lo cómodo para llevar encima, y la facilidad de visualización de una pantalla de 15". Por lo que es fácilmente transportable acunándolo en un solo brazo, en vez de llevarlo en una mano se hace con los dispositivos de 10". Incluso, por su tamaño y peso, se puede llevar en un bolso de señora (de los grandes que tan de moda están ahora). Su acabado es en plástico duro en todas las caras a excepción de la parte posterior de la tableta, o la trasera de la pantalla o la superior del ultrabook, que es metálica. La sensación es de robustez y de que es un equipo que soporta bien un trato intensivo y un tanto brusco. El diseño es de lo más bonito (un poco mazacote para mi gusto) y exuda calidad; transmite la sensación de que es un dispositivo de trabajo de nivel alto. Cerrado, en formato notebook, es muy cómodo de transportar por la forma de su borde inferior. Y otro detalle muy singular es que cuando abrimos la pantalla (con la tableta enganchada a la base) por la forma propia del ordenador, se nos eleva unos centímetros. Haciéndolo más cómodo para teclear. La movilidad como objetivo central El concepto dual de la base me parece muy bueno. Así en la tableta tengo para realizar el almacenamiento de datos una unidad SSD de 60Gb. y en la base un disco duro de 500Gb. También al tener dos baterías, una en la tableta y otra en el teclado, se alarga mucho el tiempo disponible de trabajo sin conexión eléctrica. Y aún ofrece más duración el que la acción de suspenderlo es muy eficiente, tanto que parece una hibernación. La conexión/desconexión de la tableta de la base funciona a la perfección, aunque el sistema te avisa de que no es bueno hacerlo así; supongo a causa de estar escribiendo en el disco duro. El sonido está muy bien para unos altavoces de este tamaño, con la escasez de bajos del que adolecen todos, da de sobra para poder escuchar música mientras trabajamos. O para poder escuchar una película molestando a nuestros compañeros de viaje. El Pad es multitouch y grande. Para trabajar como ratón está bastante bien, para trabajar táctil nos permite las operaciones de los bordes izquierdo y derecho, siendo una pena que no permita operaciones con los bordes superior e inferior (al menos en la versión actualizada a windows 8.1). El teclado, para un profesional como yo, se queda por debajo del nivel del resto de los componentes. El tacto es demasiado blando, aunque permite bastante rapidez en la escritura. Las teclas podrían haber sido un poquito más grandes en vez de dejarle ese espacio desperdiciado entre ellas. Y son demasiado duras con las yemas de los dedos. También son planas, sin ninguna depresión, lo cual lo hace pequeñas tablas. Este artículo ha sido escrito sobre el dispositivo, y me ha producido una pequeña molestia. Pero, obviamente, el nivel de exigencia de un bloguero está fuera de la generalidad. Por otra parte me gusta la decisión de no embutir un teclado numérico, permitiendo unas teclas de tamaño normal, aunque las flechas de dirección ascendente y descendente me parecen demasiado pequeñas. Otra cosa que me parece muy bien acabado, es que el pad, aun siendo tocado con la base del pulgar derecho continuadamente, no produce efectos raros ni inesperados, como ocurre con pads más antiguos o mal configurados. La conectividad es otro punto a su favor. Sin tener que adquirir conectores propios (incompatibles con el resto) permite una conexión con un monitor o televisión externa vía HDMI, dos puertos USB (2.0 y 3.0), conector de audio tanto en la base como en la tableta, un lector de tarjetas SD en la base, y una ranura de expansión para tarjetas micro SD en la base de la tableta. Vamos a sacarle los colores Lo más incómodo y que más llama la atención de este ultrabook es el peso. Pesa mucho más que un ultrabook de las mismas características, superando los dos kilos con trescientos gramos. Supongo que a causa del tamaño (13"), las dos unidades de almacenamiento y las dos baterías. También hay que señalar en el lado negativo el que la tableta, anclada al teclado, bambolea hacia adelante y hacia detrás, haciendo un poco incómodo el uso mixto dedos/ratón. Sobre todo porque al pulsar la pantalla cede un poco. El ángulo de apertura de la pantalla en modo ultrabook apenas supera los 90º, lo cual es un poco escaso. Y más si lo comparamos con la competencia que, en muchos casos, llega a los 180º. Por último, en estos tiempos de un hibrido de este nivel se espera que tenga resolución FullHD (1920x1080), y se hace un poco escaso la resolución estándar de 1366x768. Ten en cuenta que hasta los nuevos teléfonos de 5" y 6" ya vienen con la máxima calidad estandar de la industria. Conclusiones Es un equipo orientado al trabajo, hasta en su faceta de tableta. Es robusto, es elegante, con una autonomía larga desconectado de la alimentación eléctrica, con una separación clara de las dos partes del híbrido en donde el dock lleva la batería y el almacenamiento principal, mientras la tableta es rápida, ligera y manejable. Pero sin perder esas 13" que la hacen especialmente útil en presentaciones y reuniones. Un equipo que sería aún más recomendable si costara un poco menos, si fuera más rígido en el conjunto tableta-base, y si hubiera opción de adquirirlo con un procesador de la familia i7. Más información | HP Split 13-m103es x2

Publicidad
Inicio