Publicidad

Lenovo Thinkpad Yoga

Publicidad

Publicidad

Noticias de Lenovo Thinkpad Yoga en Xataka Windows

Ayer Lenovo presentaba dos nuevos portátiles en la gama Yoga: el Yoga 2 Pro y el Thinkpad Yoga. En Xataka Windows pudimos probarlos durante unos minutos en el _stand_ de IFA 2013, y aquí os traemos nuestras primeras impresiones. Primeras impresiones del Lenovo Yoga 2 Pro Empezamos con el que es la _joya de la corona_, el Yoga 2 Pro. Los principales cambios son una mejor resolución, menor grosor y más ligero. Precisamente estos son los cambios que antes saltan a la vista al compararlos con la versión anterior de los Yoga. El Yoga 2 Pro es *asombrosamente ligero*. No esperas que algo de ese tamaño pese tan poco. También es bastante fino, aunque engaña un poco: los bordes tienen un cierto bisel que hacen que parezca más fino de lo que realmente es. Además, ese bisel hace que el Yoga pierda la forma de _caja_ que tenía antes. Para mí es una pérdida, pero es un detalle mínimo que va por gustos. La pantalla es otra maravilla. Es totalmente imposible distinguir los píxeles. Es muy agradable al tacto, se ensucia poco y no tiene demasiados reflejos. El único problema que le veo es que probablemente consuma mucha batería: habrá que ver en un análisis posterior si resulta un problema para el Yoga. Al igual que en versiones anteriores, el Yoga 2 Pro es un portátil realmente robusto. La carcasa metálica, las bisagras, todo parece hecho para resistir el usuario más intensivo. El teclado retroiluminado es cómodo, bien hecho y el trackpad (enorme) hacen de este un portátil en el que es muy agradable trabajar. He de decir que el Yoga 2 Pro es un portátil que me gusta mucho. El único problema, el precio: lo veo demasiado caro para lo que me ofrece como usuario. Salvo que los modos de portátil y tablet te vayan a aportar mucho valor o tengas especial preferencia por las pantallas de alta resolución, no es quizá la mejor opción para escoger. Primeras impresiones del Lenovo Thinkpad Yoga Pasamos ahora a la versión profesional del Yoga, el híbrido nacido de la fusión de las dos gamas más importantes de Lenovo. A grandes rasgos, este portátil es un Thinkpad normal con bisagras de 360º. Mantiene el mismo diseño _tosco_, por así decirlo, robusto y preparado más para la productividad que para ser un dispositivo "de diseño". El Thinkpad Yoga es algo más humilde que el Yoga 2 Pro. Es más alto y más pesado, pero aun así sigue siendo ligero y más o menos fino. En el uso normal no lo notaremos, pero creo que sí que afectará a la hora de usarlo en modo tablet. El teclado y trackpad son también muy buenos, cómodos y muy agradables de usar. Además, el teclado del Thinkpad Yoga tiene una tecnología especial, "Lift'n Lock", que bloquea las teclas cuando lo usamos en modo tablet. En realidad es un sistema mecánico que levanta la base del teclado hasta dejarla a la altura de las teclas, y bloquea las mismas para que no se pulsen. De esta forma, en modo tablet la parte trasera (la del teclado) es completamente plana y no pulsamos teclas con la mano. Personalmente, creo que el Thinkpad Yoga es un portátil/híbrido muy equilibrado. No es tan ambicioso en apartados superfluos para un usuario intensivo, como el diseño, grosor, peso o resolución; y a cambio tenemos un equipo más barato, potente y robusto. Frente a los Thinkpad anteriores, este modelo aporta mejor manejo con Windows 8 táctil, la posibilidad de usarlo ocasionalmente como un dispositivo de ocio y no únicamente de trabajo. Es, en mi opinión y para un uso intensivo, de los mejores dispositivos con Windows 8 que

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios