Compartir
Publicidad

El Gobierno de Brasil apuesta por sustituir el software libre por otro licenciado que llega gracias a Microsoft

El Gobierno de Brasil apuesta por sustituir el software libre por otro licenciado que llega gracias a Microsoft
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre que se habla de de software libre nos viene a la cabeza un binomio en el que este tipo de programas informáticos aparece ligado a entidades gubernamentales de todo signo y en un gran número de países. El uso de este tipo de programas es algo lógico y más que recomendado cuando se trata de instituciones públicas sobre todo por el ahorro económico que pueden aportar al erario público.

Las arcas del estado, del ayuntamiento de turno, de la entidad oportuna, no deben correr con gastos de licencias y de actualizaciones periódicas que al fin y al cabo repercuten en el bolsillo del contribuyente. Se trata de una máxima que sin embargo no siempre se sigue y esto es lo que ocurre ahora con el Gobierno de Brasil.

Y es que el gobierno del gran país sudamericano ha planeado el abandonar el uso de software libre para en su lugar firmar un contrato en exclusividad con Microsoft por el cual los de Redmond serían los encargados de suministrar todos los productos necesarios en el ámbito de las nuevas tecnologías.

Una decisión llamativa la del gobierno de Michel Temer tras la sustitución de Dilma Rousseff, que recordemos, fue apartada con cargos por la violación de leyes presupuestarias. Una decisión que se puso de manifiesto hace unos días, en concreto el 11 de noviembre cuando el Gobierno de Brasil manifestó que en aras de un mejor funcionamiento de la administración estaba pensando en adquirir ciertos productos de Microsoft.

Software Libre

Este salto del software libre a uno licenciado lo excusan aparte de por mejorar el funcionamiento de la administración estatal, por contribuir a la estandarización de las aplicaciones usadas en todos los departamentos relacionados con el gobierno.

Así parece que desde el Gobierno de Brasil están sobre todo interesados en hacerse con licencias para el uso de la Suite de Office y cómo es lógico, Windows 10 y Windows Server. Se espera que el acuerdo para poder empezar a usar software de Microsoft se cierre próximamente y se pueda a comenzar a usar a lo largo de los próximos 12 meses.

Se cerraría así el dominio del software de distribución libre en Brasil, un proceso que se inició en 2003 y que al parecer y según las fuentes gubernamentales se ha visto abocado al fracaso debido a la falta de profesionales cualificados y a la escasez de proveedores especializados en el tipo de programas requeridos.

Vía | ZDNet
En Xataka | ¿Y si el software Open Source desapareciera?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos