Claro oscuros en la distribución de máquinas Windows 8

Sigue a

Portada

Ya han pasado dos semanas desde la publicación de Windows 8 y la llegada de los más de 1000 dispositivos que lo soporta. Y su presencia en los principales establecimientos en donde se podría esperar el poder juguetear con los nuevos cacharros es, por decirlo suavemente, muy poco representativa.

Complicado inicio, Surface se queda fuera de nuestras fronteras


Surface

El primer jarro de agua fría fue en la propia rueda de prensa de presentación de Windows 8 donde, ante las preguntas, comunicaron que nuestro esperado Surface no llegará más que a Inglaterra, Alemania y Francia. Dejando a España para una segunda oleada, de la cual no hay fecha prevista.

Por el contrario en el evento y en el inmediatamente posterior en el Fnac, pude disfrutar de decenas de dispositivos de todo tipo con Windows 8. Tabletas RT, tabletas PRO, ultrabooks táctiles, ultrabooks híbridos, portátiles táctiles, híbridos portátiles, tabletas enormes de más de 19”, incluso un all-in-one de 23”.

Asique, una vez pasado un par de días y con la mirada llena de pantallas táctiles me fui a los principales establecimientos de electrónica de consumo de Madrid. Y allí llegó la sorpresa de que no es que hubiera pocos, es que no había ni uno. Ni un solo dispositivo.

Desde entonces han pasado casi tres semanas, recién arrancadas las promociones de navidad, y el panorama sigue siendo desolador. Ya no tanto porque los “cacharros“ táctiles son pocos y ni mucho menos los mejores ni en calidad/precio ni en atractivo, si no porque se ha unido a una promoción importante de Windows 8 que mayoritariamente solo se puede probar en un portátil sin capacidades táctiles, lo cual causa indefectiblemente rechazo en los usuarios que no entienden Modern UI y desconocen la mera existencia del escritorio.

Pero aún hay más, los poquísimos equipos táctiles con Windows 8 tienen una selección de software nula. Al lado, en una enorme mesa llena de ordenadores, tenemos a los iPad con aplicaciones para que los niños jueguen o pinten, los adultos vean o hagan fotos y una muestra muy bien pensada para atraerlos y atarlos a todos. En cambio las tabletas Windows 8 vienen con el software por defecto… y se ha acabado.

Hasta un early adopter como el que escribe estas líneas, se aburrió con un ultrabook hasta que terminé de descargar un simple programa para pintar con los dedos.

Barreras de entrada para equipos Windows 8


Equipos Windows 8

Conociendo la potencia comercial y económica de Microsoft, la dificultad de la llegada de los dispositivos Windows 8 al mercado español merece una reflexión, y más cuando las tablas de dispositivos en los USA dan para llenar varias páginas.

Así la primera barrera de entrada es la omnipresente crisis. Windows 8, ha diferencia que la versión anterior del sistema operativo, está diseñado principalmente para un hardware especial que han construido fabricantes de hardware, y que están pasando serios apuros en todo el mundo occidental.

O sea que todo lo relacionado con promoción, marketing, publicidad y dejar en depósito cientos de unidades como forma de promover sus dispositivos, es algo realmente costoso en la medida del esfuerzo sobre los menguante presupuestos.

Arriesgar millones de euros en unos productos recién salidos del horno, de hecho la mayoría de los vistos en los eventos que refiero más arriba eran prototipos, es una apuesta que ahora mismo no se pueden permitir los grandes fabricantes.

Y aquí llegamos a la segunda gran barrera: porqué voy a jugarme el presupuesto en una promoción como esta cuando tengo familias enteras de productos Windows 7 que, en el momento que los táctiles lleguen al mercado, serán desplazados a equipos de segunda generación, y que además se venden muy bien?

Además a esta misma pregunta se unen los distribuidores nacionales y los establecimientos con sus largas estanterías llenas a reventar de notebooks, ultrabooks, portátiles e incluso PC que querrán vender antes de que la nueva “ola“ los deje cogiendo polvo en sus almacenes.

Y es que, sumado a todo lo que estoy señalando, los establecimientos deben de hacer un esfuerzo de formación de sus vendedores. Que no es la limitada gama de Apple, o el material conocido que se llevan vendiendo y aconsejando sobre el desde hace años. No, los vendedores deben conocer sobre dispositivos radicalmente diferentes tanto en características como en experiencia de usuario, y además en gran número.

Conclusiones, va a tocar esperar

A menos que haya un cambio radical y muchos millones de euros detrás, creo poder decir con seguridad que esta no va a ser la campaña de Navidad de los dispositivos Windows 8. Es más, si el ritmo de llegada siguiera como el actual, habría que esperar a primavera para poder tener un catálogo representativo de los cientos de dispositivos Windows 8 que hay certificados para su venta inmediata.

Lo cual es una pena, ya que hasta entonces la mayoría del gran público seguirá pensando que solo hay tres opciones: Apple, Android o Windows 7. Cuando puedo dar fe del cambio de paradigma que trae consigo la experiencia de usuario táctil en Windows 8 y sus grandes virtudes.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios