Windows Blue y las posibles actualizaciones anuales del sistema operativo

Síguenos

Windows Blue

Allá por agosto, un par de meses antes de que la versión definitiva de Windows 8 viese la luz, se empezó a hablar ya de una próxima versión del sistema operativo de Microsoft. En torno al nombre en clave ‘Windows Blue‘ comenzaron las especulaciones sobre un nuevo Windows, aunque sin saber si se trataba de una nueva versión completa del sistema o de una gran actualización de Windows 8 al estilo de los Service Packs clásicos. Ahora, nuevas informaciones aportadas a ‘The Verge’ por fuentes que supuestamente conocen los planes de Microsoft, parece que apuntan a que no será ni lo uno ni lo otro, sino un poco de todo.

Al parecer, desde Redmond se están planteando modificar por completo el sistema de venta y actualizaciones clásicos de los sistemas Windows. La idea es estandarizar las versiones de Windows y Windows Phone empezando con la actualización conocida con el nombre de Blue en un intento por proveer a los consumidores de actualizaciones más regulares de sus sistemas.

En el caso de Windows 8, la actualización, nueva versión o como haya que llamarla, prevista para mediados de 2013, incluiría cambios significativos en la interfaz de usuario y modificaciones en buena parte del sistema. Por lo tanto no será ninguna actualización menor, hasta el punto de que esta puede que conlleve un coste adicional. En todo caso, el precio de este supuesto Windows Blue sería muy bajo, incluso puede que finalmente sea gratis debido al interés de Microsoft en animar a los usuarios a actualizarse.

La cosa no termina ahí. Ese empeño de los de Redmond porque actualicemos nuestros sistemas se traslada también a los desarrolladores. Con Blue se actualizaría también el SDK y, siempre según la información obtenida por ‘The Verge’, la Windows Store dejaría de aceptar aplicaciones específicamente desarrolladas para versiones anteriores de Windows 8, forzando a los desarrolladores a crear aplicaciones para la última versión. Eso sí, las aplicaciones ya existentes en la Store seguirían funcionando con normalidad.

De todas formas, Blue parece ser el nombre en clave y todo apunta a que Windows 8 seguiría siendo el nombre del sistema operativo. La gran actualización sería la primera avanzadilla de todo un nuevo sistema de distribución de versiones del sistema operativo planeado por Microsoft. El objetivo sería proporcionar actualizaciones anuales de Windows a los usuarios para poder competir con las plataformas rivales de Apple y Google.

Vía | The Verge

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios