Microsoft cambia su política de reparaciones: se compromete a facilitar piezas y documentación para facilitar el derecho a reparar

Microsoft cambia su política de reparaciones: se compromete a facilitar piezas y documentación para facilitar el derecho a reparar
1 comentario

Con los dispositivos electrónicos cada vez más compactos y con diseños más cerrador, los usuarios muchas veces se topan con los problemas que plantean las marcas a la hora de arreglar un desperfecto. Un descontento que ha motivado que desde los organismos oficiales se apueste por el derecho a reparar y que poco a poco las empresas vayan aceptándolo, algo que ahora ocurre con Microsoft.

La empresa afincada en Redmond apuesta por el derecho a reparar, acatando, no le queda otra, la regulación que para proteger al consumidor se está imponiendo en algunos territorios. De esta forma, es una de las primeras empresas que se comprometen en facilitar a los clientes la reparación de sus dispositivos por parte de terceros.

Facilitar las reparaciones a terceros

Indice De Reparabilidad

El origen de esta postura no es otro que el acuerdo al que han llegado Microsoft y la organización sin fines de lucro de defensa de los inversores As You Sow. Esta última presentó una resolución ante la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos solicitando que se tengan en cuenta los beneficios que ofrecen tanto para consumidores como para el medio ambiente contar con dispositivos que se puedan reparar de forma más fácil.

En este sentido, que un tercero pueda reparar un dispositivo era algo hasta ahora dificultoso por la falta de herramientas específicas, piezas y manuales de reparación. A partir del acuerdo alcanzado, Microsoft se compromete a facilitar tanto piezas, herramientas y la información necesaria para proceder con la reparación.

Se trata de reducir los residuos electrónicos y disminuir el impacto que tiene en el medio ambiente al no hacer necesario que como ha venido ocurriendo hasta ahora, las reparaciones tengan que ser realizadas por tiendas y servicios técnicos autorizados.

Microsoft es de esta forma, el primer fabricante estadounidense que decide cambiar sus políticas de reparación después de la presión de los inversores. Por el camino es de esperar que otras grandes empresas y el mejor ejemplo puede ser Apple con su cerradísima política de reparaciones, apuesten por esta solución.

Queda por ver como se refleja este cambio de postura en Microsoft y en el resto de las empresas que decidan adoptarla. Se trata de favorecer las reparaciones, pero que estas sigan siendo de calidad, garantizando la seguridad de reparadores, usuarios y dispositivos. Un equilibrio que no será siempre fácil de lograr.

Ya hemos visto como países como Francia, pionero en Europa, cuando apostó por facilitar las reparaciones creando un índice de reparabilidad, de forma que a partir de enero de 2021, los fabricantes deben informar al consumidor sobre la posibilidad de reparar un producto, algo similar a lo que luego se hizo en España al anunciar un etiquetado con notas para dispositivos electrónicos según lo fáciles que sean de reparar.

Vía | Grist
Imagen | AdobeStock (Paolese)

Temas
Inicio