Compartir
Publicidad

Microsoft hace otro guiño al software de código abierto: cede más de 60.000 patentes al Open Invention Network

Microsoft hace otro guiño al software de código abierto: cede más de 60.000 patentes al Open Invention Network
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Microsoft nunca ha casado especialmente bien con el software de código abierto. Tradicionalmente son muchos los usuarios que no han visto con buenos ojos a la empresa con sede en Redmond y con Windows cómo diana, han atacado la política de la empresa. Pero esos años, ese periodo de tiempo cada vez queda más lejanos en el horizonte.

Microsoft se moderniza y aunque no al ritmo que muchos desearían, sí que ha experimentado una cierta apertura. Sus aplicaciones son ahora multiplataforma y muchas veces incluso con mejoras que llegan antes a otros sistemas que a la plataforma Windows. También está apostando por el código abierto y una buena muestra la acabamos de ver con la liberación de más de 60.000 patentes que estaban bajo su manto de protección.

El open source parece que ya no provoca sarpullido en las oficinas de Microsoft y por ello la empresa se ha sumado al consorcio Open Invention Network (OIN). Una plataforma que se creo en 2005 para protegerse frente a los "trolls" de patentes y que actualmente cuenta con más de 2.000 miembros. Es lo que afirmó Scott Guthrie, vicepresidente ejecutivo de la nube y el grupo empresarial de Microsoft

"Queremos proteger los proyectos de código abierto de las demandas de propiedad intelectual, por lo que estamos abriendo nuestra cartera de patentes al OIN".

Todas las empresas que forman parte de este consorcio ponen en común patentes que poseen para que puedan ser usadas de forma libre y sin restricciones por otras firmas incluidas en la OIN. Y ojo, pues de este consorcio está integrado entre otras por Google, Facebook o Twitter.

¿El primer paso de lo que viene?

Microsoft se abre, cómo decíamos, a los nuevos tiempos. Libera una gran cantidad de patentes relativas a Linux, Android y OpenStack pero las relativas a Windows aún están bajo llave. No podemos pedir un cambio de 180 grados en tan poco tiempo cuando Microsoft no ha sido nunca una adalid del open source.

Démosle tiempo teniendo en cuenta que se trata de un paso importante. Un ejemplo es que tan sólo las patentes basadas en Android que Microsoft ha cedido, tienen un valor de 3.400 millones de dólares. Un gran capital al que los de Redmond han dado la espalda y que puede hacer pensar en el valor que puede tener las patentes que aún se guardan para sí.

Fuente | ZDNet
Más información | Microsoft

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio