Compartir
Publicidad
Te damos algunas recomendaciones para cuidar y mimar la batería del portátil y sacarle el máximo partido
Componentes PC

Te damos algunas recomendaciones para cuidar y mimar la batería del portátil y sacarle el máximo partido

Publicidad
Publicidad

Uno de los aspectos que más nos preocupa cuando nos hacemos con un dispositivo portátil es la autonomía que ofrecerá su batería. Cuánto durará, cual será el periodo de tiempo al máximo rendimiento... son preguntas a las que todos nos hemos enfrentado. Polémicas aparte cómo la que protagonizó Apple y la batería en el iPhone, aquí lo que vamos a hacer es dar una serie de pautas para tratar de optimizar el uso de la batería de nuestro portátil.

Buscando que la batería que alimenta nuestro portátil dure lo máximo posible y en el mejor estado de salud veremos cómo debemos cargarlo, cada cuanto tiempo, la temperatura de uso o si es correcto simultanear el uso de batería y alimentación por cable.

Partimos de la premisa que con el paso del tiempo, la batería de un portátil dura cada vez menos, ofrece menos autonomía, hasta que finalmente desfallece y no nos queda otra que pasar por caja o depender las 24 horas del enchufe a la red.

Porcentajes de carga

Bateria

Olvídate del efecto memoria de las baterías de níquel e hidruro de metal (NiMH). Estas, a base de cargas, olvidaban la carga completa y comenzaran a recargarse a niveles cada vez más bajos. El problema es que muchos siguen actuando como si esto aún pasase con las baterías actuales.

A la hora de cargar la batería seguro que has oído tanto consejos que indican que es bueno dejarla que se descargue completamente para iniciar la carga cómo que debe cargarse siempre hasta llegar al 100%. Pues ninguna es una verdad absoluta.

Si la dejamos que llegue a vaciarse completamente en repetidas ocasiones (por una vez no pasa nada), provocamos que la batería pueda estropearse XXXXX. Por otro lado, realizando ciclos completos hasta el 100% estamos agotando el número de ciclos (que es limitado) y que poseen todas las baterías. Normalmente, un ciclo de recarga completo se aplica cuando recargamos la batería tras descargarse por debajo del 20%.

Lo mejor es permitir el que esta se descargue hasta una cifra baja, quizás el 20% o el 30% y efectuar cargas que lleguen hasta cerca del 100%. Eso si usas el portátil de forma frecuente. Si lo vas a dejar inactivo un largo periodo, es conveniente dejar la batería con una carga cercana al 70%, pues una carga demasiado alta o baja durante un largo periodo en el que no lo usemos puede ser perjudicial.

Control de aplicaciones y funciones

Wi Fi

Algunas aplicaciones y funciones innecesarias consumen en exceso, lo mismo que algunas páginas webs. Es interesante llevar un control de todas de forma que puedas aumentar la duración de la batería tanto a corto como a largo plazo. Puedes así desactivar las conexiones que no utilizas (Bluetooth, Wi-Fi, NFC...), no usar un brillo excesivo de pantalla o incluso activar algún modo de ahorro de energía.

Puedes comprobar además las aplicaciones que se están ejecutando y centrarte en las que lo hacen en segundo plano para salir de todas las que no interesan. Podemos usar Battery Saver en Windows 10, un modo que se activará automáticamente cuando el equipo llegue el 20% de la batería, limitando y bloqueando las aplicaciones en segundo plano.

Temperatura

Ventilador

La temperatura es fundamental para cuidar la batería. Debemos alejarnos de los extremos, pues no rinden correctamente tanto con calor excesivo cómo con bajas temperaturas. Habrás notado cómo por ejemplo en verano, cuando los 40º al son son normales, las baterías vuelan y rinden peor. Lo mismo ocurre con el frío excesivo y temperaturas menores a 0º.

Es por lo tanto ideal el contar con una temperatura media de forma habitual para que la batería no sufra un desgaste excesivo en el uso diario.

Relacionado con la batería y su temperatura está la ventilación del equipo, y es que si lo usamos en las piernas, sobre la cama, sin una superficie dura de por medio, podemos tapar los ventiladores. Estos se calientan, generan más calor en el equipo y en la batería, lo que a su vez hace que crezca el consumo y que baje la autonomía. Una buena ventilación es por lo tanto fundamental.

Batería extraíble

Carga

Si la batería de tu portátil se puede quitar es interesante no conjugar el uso simultáneo de la alimentación por cable y la batería. Si vas a usarlo durante horas, usa sólo una de las dos fuentes y combínalas por ejemplo para cargar la batería. No obstante, en la actualidad los portátiles están diseñados para que al llegar al 100% la carga, esta se corte y por lo tanto la batería no se deteriora.

Además, el cuidado de los conectores que transmiten la carga es importante, por lo que no viene mal que una vez al año (o más en función del uso) desmontemos la batería para limpiar los conectores que la unen al ordenador y así eliminar polvo y otros desechos que pueden entrar.

 Sistema operativo actualizado

Para finalizar es recomendable (casi siempre, aunque viendo Windows 10 October 2018 Update no lp parezca) mantener el software de nuestro equipo actualizado, pues los programas y utilidades se ponen al día con mejoras y optimizaciones que redundan en un menor consumo de recursos en nuestro equipo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio