Publicidad

El primer teléfono con Windows 8 podría llegar este verano

El primer teléfono con Windows 8 podría llegar este verano
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

Sí, habéis leído bien, se trata de un teléfono inteligente con el mismo Windows 8 de escritorio, convenientemente modificado para ofrecer servicios de telefonía. El invento se llama I-mate. Tal vez hayáis oído hablar de él, porque el tema lleva meses coleando.

Hasta la fecha lo único que se ha podido ver de I-mate son vídeos y, teóricamente, se iba a haber presentado en el Mobile World Congress de Barcelona celebrado este año, aunque no pudo ser. Si consultáis el sitio web de la empresa que hay detrás del producto, solo obtendréis un lacónico “More information coming soon…”, pero parece que ahora el proyecto está mucho más avanzado y la fecha de lanzamiento más concreta en el tiempo: este verano.

En cuanto al dispositivo en sí, hablamos de un teléfono con pantalla de 4,7 pulgadas, con una resolución de 1,280 x 768 píxel, resolución que sí entra dentro de los nuevos mínimos marcados por Microsoft. El procesador será un Intel Z2760 Clover Trail, un producto especialmente concebido para tabletas e híbridos.

Envuelto en una carcasa de aluminio, I-mate contará con 2 GB de RAM, suficientes para mover Windows 8 con decencia, 64 GB de memoria interna, cámara de 8 MP frontal y 2 MP para la posterior, y todo lo que se le puede exigir a un smartphone de última generación: GPS, WiFi, Bluetooth, LTE, etc. En cuanto a la batería, será de 3.000 mAh, capaz de aguantar 10 horas de conversación o 6 de reproducción de vídeo, según la compañía.

I-mate tendrá su propia interfaz de conectividad celular. Como Windows 8 no está preparado para conexiones telefónicas, éstas se canalizarán a través del software de comunicaciones Lync. Según la compañía, I-mate sólo necesita 45 milisegundos para gestionar una llamada entrante.

Según informa la fuente de la noticia, el proyecto ha pasado por distintas vicisitudes, hasta el punto de que casi llega a desaparecer. No ha contado con ayuda de Microsoft, entre otras cosas porque Windows 8 no está concebido para teléfonos. Intel sí ha colaborado con la compañía.

Sería magnífico que esta apuesta tan valiente llegue a término, y curioso cómo han solucionado eso de calzar el escritorio de Windows 8 en una pantalla tan pequeña. El precio del dispositivo estará en torno a los 750 dólares, con lo que el público objetivo se centra en la empresa. Habrá también la posibilidad de añadir un sistema de acoplamiento similar a la de Asus Padfone.

Gracias Paul SJ por la pista y la amabilidad de su correo.

Vía | PCWorld

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir