Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Llevas el móvil a pelo o usas fundas protectoras? El diseño y el precio de los teléfonos nos hace dudar
Móviles

¿Llevas el móvil a pelo o usas fundas protectoras? El diseño y el precio de los teléfonos nos hace dudar

Publicidad
Publicidad

Te has comprado un flamante teléfono. Diseño mal llamado sin marcos o cómo ahora se estila decir, "Bezel-Less" y que habría que llamar de marcos reducidos. Pantalla infinita, acabado en cristal (lo que quiere decir que se puede romper con un soplo) y claro, con una potencia descomunal. Un atrapa miradas hasta que le pones una funda.

Y es que gastarnos el dinero en un smartphone y más al precio al que suelen llegar hoy día al mercado no es algo como para no valorar lo que tenemos entre manos. Lo tenemos claro, queremos funda porque no queremos tener un trozo de chatarra con golpes entre los dedos pero ¿no le resta glamour a nuestro móvil?

Y antes de seguir, nada mejor que hacer un pequeño sondeo entre los compañeros de Weblogs y aunque hay opiniones para todos los gustos, hay que reconocer que somos amantes del riesgo.

A favor de usar protección
Móviles con funda o sin ella

Es la elección por parte de muchos usuarios, entre los que están Anna Martí o Miguel Lopez. Usar funda o una carcasa protectora. Llevamos el móvil a buen recaudo, sobre todo de arañazos cuando lo metemos en bolsos o mochilas y es que las llaves y las monedas son un desafio en toda regla a la protección Gorilla Glass.

Aún recuerdo como en mi caso un HTC One M7 resistió golpes pero sin embargo no pudo enfrentarse a la arena de la playa, dejando múltiples arañazos en la pantalla. Y es que eso es otro aspecto a tener en cuenta: la pantalla.

Hemos decidido usar funda pero ¿de qué tipo? De libro, que tapen la pantalla, solo la zona trasera y el frontal a pelo o en su lugar con una lámina invisible... las opciones son muy numerosas. Cabe recordar que siempre, eso sí, es aconsejable buscar una funda de calidad, con independencia del material usado. Así, si compramos una de silicona debemos hacernos con una tratada que con el tiempo no se vuelva amarillenta y no, las del chino de la esquina no cumplen con ese factor.

Queda por determinar si es así qué tipo de protector queremos. Si optamos por los bumpers (carcasas que únicamente cubren el contorno del teléfono móvil) y que dejan libres los controles, los auriculares, el puerto de carga y los altavoces externos, vamos a proteger lo roces pero sólo en los laterales.

Funda

Si optamos por una del tipo carcasa trasera, aumentamos la protección, pues pasamos a cubrir laterales y espalda de nuestros teléfonos de forma que una caída (siempre que no sea de pantalla) puede ser salvable. Se trata de un tipo de funda cuya combinación ideal es la que se usa con un cristal templado para la pantalla.

Pero puede que quieras aún más protección y en este caso lo tuyo es optar por fundas tipo libro o fundas flip, las cuales protegen además la pantalla gracias a que cuentan con una tapa que cubre la pantalla.

Quedaría por hablar de materiales y diseños, si bien y dado que es un mundo casi inabarcable, tendremos sobre todo en cuenta las de silicona y plástico. Pueden variar en función del grosor y del ajuste y a veces los mismos fabricantes las venden junto a sus modelos.

Me va el riesgo, lo llevo a pelo

Móviles con funda o sin ella

En el bando contrario están los valientes (Lacort, Mikel Cid, Eduardo Archanco, María Gonzalez, Santi Araujo...), aquellos que viven cada día como si fuera el último. Antes llevaban las cintas al videoclub sin rebobinar y ahora, con el Blu-ray se han pasado a otro riesgo mayor. No llevar el smartphone protegido con algún tipo de funda o carcasa.

Gorilla Glass y protección IPXX hacen su labor pero no obran milagros así que mejor tener algo de cuidado

Para este tipo de usuarios (y me incluyo entre ellos, que conste) la imagen puede ser algo fundamental. Pagar un alto precio por un smartphone como por cualquier otro producto, determina que aparte de calidad estás pagando diseño. Un diseño que queda ensombrecido por el uso de las fundas.

Y claro, no es lo mismo usar una funda de silicona ultrafina que una con forma de corazón que sumada a las cinco pulgadas y media de nuestro móvil, lo convierten casi en una caja de bombones poco práctica para usar en la calle.

Móviles con funda o sin ella

Quiero mi móvil sin adosados y quiero lucirlo, algo que conlleva tener en cuenta una serie de precauciones si no queremos tener que pasar por caja antes de lo previsto. se trata de seguir una serie de consejos para proteger tu dispositivo y que no mermen el precio en caso de una futura venta.

Son consejos lógicos y el primero es evitar colocar el teléfono en el mismo bolsillo que las llaves o las monedas y qué decir que evitar el bolso. También es fundamental el prestar atención a las superficies en las que lo colocamos. Debemos evitar el colocar el móvil sobre la mesa cuando hace sol e igualmente sobre superficies resbaladizas que pueden hacer que se escurra y caiga al suelo. El roce continuo y descuidado con mesas y demás, causa arañazos y micro arañazos en la carcasa.

Tenemos en el mercado terminales con acabados cada vez más cuidados, con materiales más exquisitos y con mejor tacto. Ponerle una funda o un protector de pantalla implica por un lado perder ese plus de estética que tiene nuestro teléfono pero sobre todo lo que provoca es perder ese tacto que ofrece. No es lo mismo tocar el cristal de la trasera del Galaxy Note 8 que una funda de silicona.

Ya queda en tus manos decidir a que bando perteneces ¿Eres de los que usa funda con su móvil o prefieres vivir la vida al límite y llevarlo a pelo?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos