Compartir
Publicidad

Otro clavo más en el ataúd de Kinect: Microsoft deja de fabricar el adaptador para usar con Xbox One S, One X y Windows PC

Otro clavo más en el ataúd de Kinect: Microsoft deja de fabricar el adaptador para usar con Xbox One S, One X y Windows PC
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La muerte de Kinect es algo que no nos pilla por sorpresa. Tras su salida con la Xbox 360 y un prometedor inicio, tuvo una lenta caída hacia los infiernos. Primero por la falta de juegos que pudieran aprovechar todo su potencial (y ojo, que es mucho) y sobre todo por la falta de tacto (y de apoyo de la propia Microsoft).

Para empezar con la Xbox One en su lanzamiento obligó a comprar Kinect, con el lógico sobreprecio de la máquina. Un hecho que no gustó nada y que de paso situaba a la Xbox One por encima de la PlayStation 4 en cuanto a precio. Recapacitaron en Redmond y dieron la opción de comprar la consola sin Kinect, pero era tarde. El daño estaba hecho. Luego vino la falta de títulos con este nuevo Kinect en lo que suponía el lento declive del periférico. Algo que hizo que Microsoft dejara de producir Kinect en octubre, una decisión a la que ahora se suma otra más para enterrar Kinect definitivamente.

Xbox

Y es que Microsoft dejará de fabricar el adaptador de Xbox Kinect para Xbox One S, Xbox One X y Windows PC. Un conector que era la única forma para poder usar el Kinect con estas consolas que ya no contaban con el puerto específico. De hecho el adaptador permite conectar el puerto de Kinect a uno de los USB "normales" de la consola.

Una decisión que según un portavoz de los de Redmond obedece la intención por parte de la empresa de centrar sus esfuerzos en crear "los accesorios de juegos solicitados por los fans" y dejar a un lado accesorios que no tienen demanda significativa en el mercado.

Hay que recordar que ya que la Xbox One S llegó al mercado sin el conector propio para Kinect (en su versión 2) desde Redmond tuvieron la deferencia con los compradores de facilitarles de forma gratuita durante los 8 meses siguientes al lanzamiento de la Xbox One S el adaptador para poder conectar el Kinect. Un accesorio que luego pasó a vender.

Captura De Pantalla 2018 01 03 A Las 7 58 47

De esta forma si quieres usar Kinect y no tienes una Xbox One de primera generación te tocará buscar en alguna cadena o comercio que aún tenga a al venta alguna unidad (también los hay genéricos) antes que se agoten y sólo quede tirar del mercado de segunda mano.

Fuente | Polygon
En Xataka Windows | Microsoft acaba con Kinect: la historia final de un periférico con una vida tan efímera como sus éxitos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio