Compartir
Publicidad

El mercado gaming cada vez es más importante, algo que confirman las ventas de Asus y MSI

El mercado gaming cada vez es más importante, algo que confirman las ventas de Asus y MSI
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hubo una época no tan lejana en la que muchos medios y usuarios daban por muerto el mundo del PC como herramienta de ocio. Las consolas de videojuegos eran el futuro y el panorama pintaba negro para los jugadores de PC. O eso era al menos lo que muchos querían hacer creer.

Lo cierto es que la versatilidad de un PC a la hora de poder configurarlo a nuestro gusto para jugar es casi infinita. Cierto es que estar a la última supone a veces tener que dejar el bolsillo tiritando, pero esto permite obtener una potencia bruta que ni la más brutal consola podría lograr ni en sus sueños más locos.

En este sentido hemos visto como los fabricantes apuestan por un mercado, el gaming, lanzando accesorios pensados específicamente para obtener el mayor rendimiento posible con los videojuegos. Lo hemos visto com monitores, ratones, teclados y cómo no, con equipos claramente enfocados a este nicho del mercado.

Un sector que pasa por un buen momento algo que se refleja en las ventas logradas a lo largo del año 2016, un periodo en el que se vendieron hasta 4,5 millones de portátiles enfocados al uso gamer. Y entre las marcas que más protagonismo tuvieron destacan dos como son Asus que vendió casi 1,2 millones de equipos y MSI que puso en las casas cerca de 850.000 unidades.

Unas cifras que ponen de manifiesto la buena salud por la que atraviesa el sector y que se plasmará en un crecimiento que proseguirá en 2017 debido a la alta demanda en casi todos los mercados del mundo.

La democratización llega al portátil gamer

Msi

Gran parte de este éxito puede deberse también al abaratamiento que encontramos en algunos equipos. Es cierto que un portátil enfocado a juegos suele tener un precio sensiblemente superior a un portátil "normal", ese que busca un usuario medio.

Estamos hablando de diferencias de casi 1.000 euros en algunos casos, pues mientras una máquina potente para jugar podría llegar a los 1.800 euros, por 800 euros y menos encontramos un portátil más que decente para buena parte de los usuarios.

Estas diferencias de precio sin embargo y aunque se mantienen en los modelos más potentes, se han visto limitadas, pues los fabricantes más importantes (Asus, MSI, Lenovo, HP...) se han atrevido a lanzar portátiles gaming en gamas que podrían ser catalogadas de entrada y a precios mucho más reducidos de forma que han logrado llegar a una mayor cantidad de usuarios.

Lo cierto es que el futuro pinta más que bien para el mercado del videojuego en formato PC. Un mercado que ya mira a las consolas por el retrovisor con la esperanza además de seguir creciendo en ventas, pues Asus y MSI esperan que las cifras aumenten incluso hasta un 15 por ciento en el año que acabamos de estrenar.

Vía | Digitimes
En Xataka | ¿Quién dijo smartphone? El CES sigue siendo (por ahora) la fiesta del PC y del portátil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio