Compartir
Publicidad

El estado francés podría perseguir a Skype por incumplir sus regulaciones

El estado francés podría perseguir a Skype por incumplir sus regulaciones
7 Comentarios
Publicidad

Ser una compañía multinacional y proporcionar servicios más allá de un único territorio implica muchas veces adaptarse a toda una variedad de legislaciones que bastarían para ahogar a cualquiera en un mar de papeleo. Esta vez le toca a Microsoft lidiar con el estado francés a cuenta de Skype. ARCEP, el organismo regulador de las telecomunicaciones en Francia, lleva intentando desde abril de 2012 que Skype se registre como operador de telecomunicaciones para cumplir con las leyes locales.

Desde el organismo creen que el servicio de VoIP adquirido por Microsoft debe cumplir con las obligaciones de un operador de telecomunicaciones más. Ésto implicaría cuestiones tales como la necesidad de redirigir las llamadas de emergencia o integrar un sistema que permita las escuchas con orden judicial en su servicio. Tras varias solicitudes a la compañía sin lograr su objetivo, ARCEP está dispuesta a iniciar una vía judicial y así lo ha hecho saber en una reciente nota de prensa.

Hay un factor más en la disputa: los impuestos. Que Skype se registre como operador local implicaría además que estaría obligado a declarar sus ingresos en el país ante la hacienda francesa, quedando sujeto a sus impuestos. Algunos operadores tradicionales han señalado precisamente que Skype y otros servicios de VoIP tiene una ventaja injusta sobre ellos al poder ofrecer servicios similares sin estar sujetos a la misma regulación o impuestos.

Nuevas herramientas y formas de comunicación generan este tipo de fricciones con las rígidas leyes de algunos Estados. Un portavoz de ARCEP resume la situación en que cuando actúas como un operador francés tienes que registrarte como tal. Pero la cosa no es tan sencilla. Al parecer Microsoft ya habría defendido su postura frente a las autoridades según la cual Skype no es un proveedor de servicios de comunicaciones electrónicas bajo la ley francesa. Dicha opinión coincide con la legislación europea que no considera a los servicios VoIP como compañías de telecomunicaciones.

Vía | SlashGear

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio