Compartir
Publicidad

Para Joe Belfiore, la carencia de aplicaciones sigue siendo la asignatura pendiente de Windows Phone

Para Joe Belfiore, la carencia de aplicaciones sigue siendo la asignatura pendiente de Windows Phone
36 Comentarios
Publicidad

Microsoft presentó ayer la última actualización de Windows Phone del año, que, entre un buen puñado de novedades, incorpora soporte para pantallas de mayor tamaño y para hardware más potente. Son cambios en principio poco visibles para el día a día de los usuarios pero que pretenden ayudar en la expansión de Windows Phone en el mercado.

Eso al menos es lo que opina Joe Belfiore, vicepresidente de Microsoft encargado de definir y diseñar Windows Phone. El directivo ha asegurado al medio norteamericano AllThingsD que la compañía está avanzando a marchas forzadas con Windows Phone, pero de formas que a lo mejor no son tan evidentes para el usuario final.

Para Belfiore, el principal escollo que tiene que superar Windows Phone sigue siendo la falta de algunas aplicaciones claves. Él mismo entiende que lo mejor que pueden hacer Microsoft y sus socios es impulsar Windows Phone para que aumente su cuota de mercado haciendo el sistema más atractivo para los desarrolladores.

En ese sentido han ido las actualizaciones de este año. Si las dos primeras se centraron en llevar Windows Phone a nuevas regiones y a dispositivos más baratos, con esta última pretenden soportar características de alta gama, como pantallas 1080p y procesadores de cuatro núcleos.

Belfiore cree que la baja cuota de mercado de su sistema en grandes mercados como el de Estados Unidos difumina los éxitos en otros, como India o América Latina, donde Windows Phone es ya el segundo sistema más utilizado. Con todo, las expectativas de Microsoft son buenas y en Redmond siguen dispuesto a asumir el reto que tienen por delante. En palabras de Belfiore: "somos pequeños, pero estamos creciendo rápido".

Vía | AllThingsD

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio