Publicidad

Así piensa solucionar Microsoft los problemas con las actualizaciones de drivers incorrectos para algunos equipos

Así piensa solucionar Microsoft los problemas con las actualizaciones de drivers incorrectos para algunos equipos
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Algunos de los problemas recientes con determinadas actualizaciones de Microsoft para Windows 10 han estado relacionados con los drivers que incluyen. A usuarios les llegan versiones no compatibles con alguno de los componentes instalados o no se instalan correctamente y ahí arrancan los errores.

Desde la empresa americana ya están al tanto de la problemática y puede que tengan preparada una solución para acabar con el mismo. Un fallo que también tiene que ver con los OEM que trabajan normalmente con Microsoft al contar con Windows 10 como sistema operativo para sus equipos.

Nuevo procedimiento

Windows Update Block Request Imagen Dr. Windows

Al parecer desde Microsoft trabajan en una solución que busca que los usuarios no reciban un update incompatible con los equipos que cuentan con Windows 10. Un remedio del que se hacen eco en DR Windows) y que queda plasmado en un documento interno de Microsoft.

Actualmente, cuando se detecta una incompatibilidad de controladores con Windows 10, se bloquea la actualización de la nueva versión de Windows 10 e informa al OEM afectado de la incompatibilidad del controlador.

Algunas de las empresas que tradicionalmente trabajan con Microsoft como Dell, Lenovo, HP, han solicitado a Microsoft que lleve a cabo otro procedimiento. En este caso y a diferencia del anterior, son los socios OEM los que pueden solicitar el bloqueo para evitar que los drivers lleguen a Windows Update. Desde ese momento Windows Update no ofrecerá la actualización problemática si el dispositivo usa drivers no compatibles.

Se trata de un bloqueo temporal, ya que en el momento en que se solucione el problema, la actualización volverá a estar disponible para el sistema operativo de cada dispositivo. De hecho el en documento anuncian que este bloqueo se puede solicitar para un periodo de hasta 60 días.

Un paso adelante en esta problemática, pues ahora es Microsoft quién paraliza la actualización pero a posteriori, cuando ya se ha detectado la incompatibilidad de controladores. Otra de las posibilidades para evitar problemas es quizás más drástica y pasa por desactivar las actualizaciones automáticas de controladores en Windows 10.

Fuente | Dr.Windows

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios