Compartir
Publicidad

El botón de Inicio podría volver con Windows 8.1

El botón de Inicio podría volver con Windows 8.1
62 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La desaparición del botón de Inicio en Windows 8 es uno de los grandes cambios que Microsoft introdujo con la nueva versión de su sistema operativo. La decisión se justificaba por la pujanza de lo táctil y por los datos recogidos por la compañía que indicaban un progresivo descenso en el uso del menú de Inicio. Con la Start Screen en primer plano parecía que no habría vuelta atrás y ya no volveríamos a ver el clásico botón en nuestros escritorios. O sí, porque puede que en Redmond se lo estén pensando mejor y Windows 8.1 venga con un renovado botón de Inicio.

Desde The Verge, Tom Warren asegura que fuentes familiarizadas con los planes de Microsoft le han revelado la intención de la compañía de recuperar el botón de Inicio con la próxima actualización Blue de Windows 8. Eso sí, no se trataría de un menú de Inicio al estilo clásico de Windows, sino de un botón con el que acceder directamente a la Start Screen desde el escritorio. Su propio aspecto sería similar al del botón central que encontramos al desplegar la barra de Charms.

Dicho botón se uniría así a la posibilidad de iniciar desde el escritorio que se viene rumoreando desde la filtración de una de las builds de Windows 8.1. De esta forma Microsoft permitiría a los usuarios escoger la opción de iniciar el sistema directamente en el escritorio y acceder a la Start Screen con sólo pulsar en el nuevo botón de Inicio.

Hasta ahora ninguna de las builds filtradas incluyen esas dos opciones, pero sendos rumores vienen sonando con fuerza en los últimos días. La semana pasada era Mary Jo Foley la que planteaba en ZDNet la posibilidad de iniciar directamente en el escritorio y aseguraba tener fuentes que confirmaban que en Redmond estaban considerando dicha opción junto a la de añadir un botón de inicio en la próxima gran actualización de Windows 8.

Siguen siendo rumores, pero, proviniendo de dos medios distintos y con detalles en alguna de las builds filtradas que los confirman, no parece descabellado pensar que en Microsoft puedan estar estudiando dichas opciones. Que terminen llegando o no al usuario final es otro cantar. De lo que no queda duda es de que verano se presentará interesante para los usuarios de Windows 8, con una posible preview pública de la versión 8.1 en junio y una fecha estimada de salida en agosto.

Vía | The Verge

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio