Publicidad

Windows XP, un hueso duro de roer

Windows XP, un hueso duro de roer
66 comentarios

Publicidad

Publicidad

Viendo las estadísticas de Net Applications, no deja de sorprender por mucho que se repita la historia desde hace años, la fuerte implantación que tiene todavía Windows XP (37,19% en julio de 2013), un sistema operativo que este otoño cumplirá 12 años, y al que han seguido tres generaciones de hermanos mayores.

A sus sucesores la suerte les ha acompañado de diversas maneras. Su inmediato seguidor, Windows Vista, ha pasado con más pena que gloria por este mundo y ahora detenta una cuota residual de mercado (4,24%), lógica por otra parte al tratarse de un producto que vio la luz en enero de 2007.

A Windows 7 le ha costado lo suyo llegar al reinado que detenta ahora (44,49%), a pesar de que ya tiene sus años. Windows 8 está ahí, estancado en un 5,4% de cuota de mercado, con la esperanza de que la actualización a Windows 8.1 le haga despertar del letargo.

Hay varias claves para explicar una situación a todas luces anómala dentro del mundo de los sistemas operativos. Por una parte está el salto en la experiencia de uso que hay entre Windows XP y sus más inmediatos seguidores (Vista y Windows 7). Con Windows 8 el salto es demasiado grande. Esta cuestión no es baladí en el mundo de la empresa, donde Windows XP tiene su mayor territorio.

Windows XP 2001-2013

Por otra parte están los requisitos de hardware, que son considerablemente menores en Windows XP, comparado con los sistemas que han venido después. La crisis económica también ha jugado su papel, desanimando a las empresas, y en menor medida a los particulares, a invertir en máquinas más potentes, a la par que en formación para los empleados en el caso de las primeras.

Hay otro factor que tal vez se menciona menos, pero ante los resultados hay que ponerla sobre la mesa: Windows XP, con todas las actualizaciones que ha sufrido, es un buen sistema operativo, que ha sido capaz de resistir el paso de los años, brindando una buena base para que particulares y empresas sigan trabajando.

Microsoft ha tenido que extender el soporte de Windows XP hasta abril de 2014, y la compañía ha manifestado su intención de reducir la cuota de XP a menos del 10%. Tal y como van las cosas le va a costar lograr el objetivo... si no se ve forzada a ampliar aún más ese plazo.

Larga vida al rey.

Más información | Net Applications

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir