Compartir
Publicidad
Publicidad

Ark: Survival Envolved es el último título que sufre el bloqueo por Sony para evitar el juego con los usuarios de Xbox One

Ark: Survival Envolved es el último título que sufre el bloqueo por Sony para evitar el juego con los usuarios de Xbox One
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las posibilidades con la que cuentan los usuarios de Xbox One y PC es la de poder llevar a cabo partidas cruzadas entre ambas plataformas con algunos títulos. Un modelo que podemos encontrar en los juegos que se engloban bajo el sello Xbox Play Anywhere y que otorga un plus de jugabilidad a ambas plataformas.

Enfrente Sony, que aunque permite el juego cruzado con algunos títulos entre los usuarios de PlayStation 4 y PC, sigue sin dar su brazo a torcer en lo que se refiere a compartir partidas con los poseedores de una Xbox One. Una negativa que ahora ha visto como llega un nuevo capítulo.

Ark

Y es que la empresa nipona sigue siendo reticente a acceder a esta posibilidad y un ejemplo puede ser el caso de Ark: Survival Evolved, un título multiplataforma para Windows, Mac, PS4 y Xbox One. Un juego respecto del cual Sony parece que no piensa dar su brazo a torcer y se une así a otros como Minecraft o Rocket League.

Ha sido Jeremy Stieglitz, el diseñador y programador jefe de Ark, el que por medio de su cuenta de Twitter ha dejado claro que el juego puede ofrecer esa posibilidad y que es plenamente funcional, pero que es Sony la que se niega a que se pueda llevar a cabo.

Habría que conocer cuales son los motivos que mueven a Sony a evitar que sus usuarios puedan jugar con los de Xbox One. ¿Miedo a perder mercado? Ha quedado claro que, dejando a un lado fanatismos y aunque pueda gustar más o menos, la PS4 ha sido la dominadora de esta generación en ventas, por lo que permitir el juego con Xbox One no tendría porqué afectarle negativamente.

Por ahora sólo conocemos los motivos que argumentan desde Sony en el caso de Minecraft, pues en palabras de Jim Ryan de Sony, la marca quiere cuidar a los jugadores, sobre todo a los más jóvenes, de "influencias externas que no tenemos capacidad para administrar o cuidar".

Sony tendría que dar un motivo de peso para justificar esta postura. ¿Por motivos empresariales y en aras de un movimiento por mantener la competitividad? Se puede estar o no de acuerdo, pero serían totalmente legítimos. Lo que no se podría entender es una justificación tan peregrina como la anterior.

Fuente | Ars Technica
En Xataka | Xbox One vs PS4, la guerra total de consolas next-gen

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos