Nokia Lumia 620, primeras impresiones

Sigue a

Lumia 620

El último Windows Phone 8 de Nokia, el Lumia 620, ha sido presentado sin previo aviso en la conferencia Le Web. Nosotros lo hemos seguido en directo, y además hemos podido probarlo para tener una primera impresión del dispositivo.

Lumia 620 Quitar la carcasa no fue tarea fácil.

El Lumia 620 es un móvil que salta cuando lo ves. Las carcasas de doble color quedan realmente bien, y el efecto 3D es curioso. Hemos podido ver todas las combinaciones (verde lima, naranja, magenta, amarillo, cian, blanco y negro) y puedo deciros que Nokia ha hecho un buen trabajo de diseño en este tema. Eso sí, todavía seguiré esperando una carcasa fluorescente.

Para quitar la carcasa y acceder a las tripas del teléfono hay que hacer un movimiento un poco extraño, apretando por el centro del teléfono y levantando los laterales. Además de que corres el riesgo de tirar el teléfono si eres un poco manazas como yo, a lo largo del tiempo podrías acabar deformando la carcasa.

Entrañas del 620

Una vez levantada la carcasa, tenemos la batería y el espacio para la tarjeta microSD. A la SIM se accede quitando la batería y moviendo una pequeña pestaña, como podéis ver en la foto. La verdad es que se agradece tener accesible la batería para poder cambiarla, y sobre todo el hecho de poder cargar una microSD adicional y ampliar el espacio del teléfono.

Lumia 620, pequeño y ligero

Lumia 620 y 800 Reuniendo a la familia.

En cuanto al tamaño, es sólo un poco más corto que el Lumia 800, pero al tener una forma más redondeada es más ergonómico y más cómodo de tener en la mano. Y es bien ligero: 127 gramos con batería incluida, muy cómodo de llevar. El único punto malo de este aspecto, el grosor. Se nota que las carcasas intercambiables no son precisamente lo mejor para un teléfono fino.

Donde le he encontrado un poco menos cuidado es en la pantalla: aunque aprovecha muy bien todo el espacio, me ha resultado un poco difícil de manejar al ser totalmente plana y no tener ningún tipo de biselado. Quizás sea una impresión personal, o que estoy muy acostumbrado a la curvatura del 800. No tengo ninguna queja en cuanto al color y al brillo: Nokia ha conseguido una pantalla tan buena como en toda la gama Lumia.

Lumia 620

No puedo hablar mucho del rendimiento del teléfono porque lo que hemos probado ha sido un prototipo. No se ha colgado ni nada, pero sí se notaba cierto retraso en la respuesta táctil y al abrir alguna que otra aplicación. Pero tranquilos, hemos preguntado y nos han comentado que la versión final irá a la perfección, como todos los Windows Phone.

Tampoco tenemos mucho que decir de la cámara: ni eran las mejores condiciones para probarla ni tampoco nos hemos parado demasiado en ella. Eso sí, por lo poco que he visto no parece que vaya a salir nada mal.

Conclusiones: la mejor gama media de Nokia

Lumia 620 El color es uno de los puntos más fuertes del Lumia 620.

Después de estar trasteando un rato con este teléfono, puedo decir que es la mejor gama media que Nokia podía hacer. Una potencia mucho más que suficiente por dentro, un diseño muy atractivo y curioso (recordad que a muchísima gente le importa más tener un teléfono de colores que tener uno con varios núcleos) y un precio realmente agresivo.

Recordemos: son 269 euros que, con contratos de operadoras, probablemente aparezca gratis. Y, a diferencia de la gama de entrada en Android (la principal competencia), Windows Phone garantiza un rendimiento y fiabilidad impecables.

A falta de más tiempo y tranquilidad para estar con el teléfono, tengo que decir que me ha gustado bastante. Por supuesto, no conseguirá hacer que me olvide del 920, pero es un teléfono que tendría muy cuenta si queremos algo más modesto. Lástima que no lo tengamos hasta después de navidades.

Ver galería completa » Nokia Lumia 620, primeras impresiones (15 fotos)

En Xataka | Nokia Lumia 620, un primer vistazo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios