Sigue a

Tablet Surface

Este año veremos sin lugar a duda el cambio más importante que han realizado Microsoft sobre su sistema operativo Windows, y no solo hablemos de la Modern UI sino de toda la integración entre dispositivos que quiere realizar la compañía.

Pero, de todos estos dispositivos, los tablets han sido en lo que más se ha pensado al diseñar toda la interfaz con la que se mueve Windows 8. Hay un cambio radical que la propia industria parece reconocer como un salto cualitativo y que ha llevado a muchos fabricantes a apostar por este Windows en un dispositivo que hasta ahora no era el suyo.

Sabemos que el término tablet describe a un dispositivo en el cual la pantalla táctil es casi el único periférico que encontramos y la nueva interfaz del sistema operativo ha sido diseñada por completo para ser utilizada sólo con este periférico. Pero antes de entrar en por qué Microsoft optó por estos dispositivos empecemos con unos antecedentes.

Windows y las primeras tablets

Los fabricantes de hardware siempre habían querido introducir Windows en algún dispositivo táctil, aún recuerdo esa HP TouchSmart TX2 del 2009 que le habían metido Windows Vista. Su pantalla, que en ese tiempo aún era de tecnologia resistiva, funcionaba de manera deprimente, hasta el punto de que mejor abrias el dispositivo y utilizabas el touchpad y teclado.

HP TouchSmart TX2

Pero muy lejos de lo que fuera el hardware, el sistema operativo que en ese tiempo se había querido implementar no mostraba una experiencia grata y simple para poder comparar el pasar de las hojas de un PDF con el pasar de hojas en un libro de papel. Aquí es donde empieza a definirse más en concreto el porqué una interfaz para un tablet tiene que ser sencilla, simple y fácil de usar para cualquier persona.

Estos dispositivos, antecesores de los tablets con Windows 8 que después veremos, aún no funcionaban sobre Windows de la manera esperada, pese a grandes avances tanto en la portabilidad como en la inclusión de algunos otros periféricos para manejar el sistema operativo, como era la pantalla táctil. De ahí que varios meses después los fabricantes no veían una apuesta en sistemas operativos que valiera la pena y que dejara a todos los usuarios contentos con los que se ofrecía.

El punto de inflexión

Dentro del mundo de los tablets aunque es duro de mencionar Apple es quien ha venido a cambiar toda la perspectiva que teníamos de estos dispositivos y han venido a dejar una experiencia de simpleza y facilidad de uso a los usuarios con la introducción del iPad, esto lo vino a ofrecer a principios de 2010.

Apple iPad

Pero claro que al hablar de usuarios no me refiero a nosotros, los que probamos gadgets al por mayor, sino aquellos usuarios promedio que jamás habían tenido la idea de que es un tablet y ahora relacionan esa palabra con el dispositivo táctil de la manzana.

Es con este lanzamiento donde vino el punto de inflexión, en donde todos se dieron cuenta que aunque el mercado de las tablets había tenidos muchos años ya en el mercado, no fue hasta que la simpleza de un sistema operativo (en este caso iOS) hizo llegar esa palabra a todos los usuarios de algún ordenador.

La llegada de Windows 8 y la productividad en dos apuestas

Y entre todas las compañías que vieron que a los usuarios les interesaba la simpleza en tablets se encuentra Microsoft, el cual apuesta de todo a todo por estos dispositivos táctiles, dando un giro total a todo el escritorio clásico que veiamos desde Windows 95 hasta Windows 7.

Tablet Windows 9

Este giro que dio Microsoft a su sistema operativo no lo hizo con el fin de revolucionar algo que ya había, sino que vino demostrar que la tablet muy aparte de ser un dispositivo con el que recuestas en tu cama y te pones a leer un mail o ver una película, este lo podrás utilizar para crear contenidos de la misma forma que lo hicieras con un portátil. Windows 8, en tablets, apuesta por la productividad, no sólo por el consumo, por lo que muchas de sus opciones tienen que ser compartidas.

Al pensar de esa manera y al querer ofrecer un sistema operativo tanto para tablets de consumo y como profesionales, los de Redmond ha puesto dos apuestas sobre la mesa.

La primera es ofrecer Windows 8 RT, perfecto para aquellos tablets económicos que podrían rondar entre los 300 y 400 dólares. Claro este pensado si no quieres crear una gran base de datos, o hacer un complejo dibujo CAD, las tablets con procesadores ARM ofrecerían una potencia considerable para las tareas cotidianas y Windows 8 RT ha sido el sistema operativo que ha decidido casarse con esta arquitectura de procesadores.

Tablet Windows 8 en manos

Por otro lado la segunda apuesta que se toma es el de ofrecer un Windows 8 para cualquier dispositivo tablet en base en arquitectura X86 estos con un precio más elevado que podrían rondar entre los 600 y 900 dólares, han sido pensados para que no fuera necesario decir que tu tablet no tiene la capacidad de almacenamiento, la compatibilidad con alguna aplicación o que no es lo suficientemente potente para darte una útil multitarea para llevar tu dia a día. Cabe mencionar que esta segunda apuesta ha creado la categoría de los híbridos los cuales no se han alejado de la inclusión de un teclado para funcionar de una manera más productiva, pero de ellos hablaremos en otro especial.

Estas dos fuertes apuestas que junto con la inclusión de una interfaz de usuario simple han permitido a los fabricantes de hardware no limitarse en el diseño de dispositivos, ahora tienen para todos los gustos, colores, sabores y olores. Y eso no es todo, lo mejor es que Windows 8 están causando impactos tan positivos que se prevé el aumento de ganancias en el mercado de las tablets después del lanzamiento oficial del sistema operativo.

Y estas son las apuestas con Windows 8

Con este panorama, toca ver algunos de los tablets más importantes que llegarán en los próximos meses a mostrar todo ese potencial con el que fue diseñado Windows 8 en sus dos diferentes versiones.

Samsung ATIV Tab

Entre las apuestas más fuertes o las compañías que hemos visto que le han puesto más empeño en poner al mercado dispositivos de calidad con Windows 8, encontramos a Samsung con su recién anunciada línea ATIV. Estos tablets aprovechan el potencial de las dos versiones de Windows 8, la RT con la Samsung ATIV Tab y la Pro con el Samsung ATIV Smart PC el cual es más un híbrido que un tablet.

Asus Vivo RT

De ahí vemos las apuestas de ASUS con sus Vivo Tab que al igual han venido a ofrecer dos dispositivos diferentes para las dos versiones de sistema operativo. Y al igual que Samsung, la versión con Windows 8 Pro ofrece un útil teclado lo que al igual convierte el tablet más en un híbrido.

Por ultimo, la apuesta más vistosa de tablets con Windows 8 es la propia de Microsoft. Los tablets Surface serán el intento propio de los de Redmond por aprovechar al máximo el potencial de su propio sistema operativo. No sabemos a ciencia cierta que fue lo que orilló a la compañía por hacer competencia a sus propios clientes, pero lo que si sabemos es que la mesa estará servida en unos días y a la salida de Windows 8, los Surface también llegaran.

Microsoft Surface RT

Falta aproximadamente un mes para ver Windows 8 en el mercado y claro que en ese mismo momento y en los días posteriores tendremos el lanzamiento masivo de tablets estrenado este sistema operativo. Entonces podremos ver si las apuestas tanto en software y hardware de estos dispositivos han valido la pena, pero algo ha cambiado ya en la manera de que la industria del hardware se relacione con Windows.

Especial Windows 8 A Fondo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios