Comparativa Windows 8 vs Windows RT: ¿cuál es para mí?

Sigue a Xataka Windows

Windows 8, ¿PRO o RT?

Ya quedan pocos días para la semana de presentaciones alrededor de Windows 8, tanto en su sabor PRO como en RT. La respuesta de la industria ha sido impresionante con preview de decenas de productos Windows 8 de las principales marcas de fabricantes, tal y como te hemos informado puntualmente en Xataka Windows.

Pero la pregunta que se están haciendo los futuros usuarios de estos dispositivos es: ¿Cuál es el que más se ajusta a mis necesidades? Por ello hoy comparto mi opinión, desde el punto de vista de un usuario que lleva utilizando este nuevo sistema operativo desde su primera versión Preview en septiembre del 2010, sobre qué dispositivo se ajusta mejor a cada perfil.

Windows 8 PRO, potencia, creación de contenidos y ratón


Visual Studio en Windows 8 PRO

Los ordenadores que tienen los requerimientos más exigentes en todas y cada uno de sus elementos, son aquellas máquinas cuyo uso incluya los videojuegos. Ahora mismo para mover un juego de última generación, es necesario tener un “maquinón” con un hardware a la altura.Lo cual me lleva a la conclusión que este tipo de usuario, sea del nivel que sea su dedicación, deberá irse obligatoriamente a un Windows 8 PRO.

La segunda pregunta que nos debemos hacer al escoger entre ambas versiones de Windows 8 es: ¿tengo programas que corren en Windows 7 y que deben correr en mi escritorio de Windows 8 PRO?; debido a que la versión pensada para chips como AMD o la serie i de Intel soportan todo el software heredado de las versiones anteriores (si, se podría incluso hacer funcionar programas MS-DOS).

Esto nos lleva a un grupo especial de usuarios que deben optar por este sistema, que son todos aquellos que generen contenido de forma intensiva, como por ejemplo puede ser los desarrolladores de software, los gestores de las empresas, generadores de contenidos audiovisuales, etc. Es decir, aquellos usuarios que utilicen profesionalmente sus ordenadores para construir información, sin incluir a los generadores de información “ligera”, que en la parte de Windows RT explico por qué se ajustan más a esa versión.

Otra razón muy importante es el soporte completo que brinda Windows 8 PRO a las conexiones USB. Si queremos conectar a nuestro ordenador/tableta una impresora multifunción de hace tres o cuatro años, o una tableta gráfica que mejora la resolución de la pantalla táctil (si la hubiese), o un volante para echar unas carreras al Live For Speed, o una disquetera de 3 ½ para recuperar aquel backup de hace más de 10 años, o conectarnos al TPV del mostrador; en cualquiera de estos casos la decisión es clara.

Hibrido Windows 8 PRO

Os doy un ejemplo real, la mayoría de los artículos los escribo en dos dispositivos: un PC para jugar, pero que por su situación es el sitio perfecto para escribir al no tener interrupciones, y un ultrabook para iniciar o rematar los artículos en el sillón del salón, en la cama o en esos sitios que a los hombres nos encanta pasar el tiempo mientras la naturaleza sigue su camino.

Esto significa que soy un usuario que se ajusta a un hibrido Windows 8 PRO ya que necesito una máquina potente para escribir y editar fotografías, poder jugar con media calidad, y separar la tableta y llevármela a pasear por la casa mientras leo, o reviso información. Además de poder escribir en un avión, en un tren o en el sitio placentero al que me refería en el párrafo anterior, sin tener que llevarme el teclado y el ratón. Es un sueño hecho realidad.

Windows RT, tabletas con Office y capacidad de producir contenidos


Tabletas ARM con Windows 8 RT

Su competidor directo es el iPad, el MP4 más potente de la historia pero una máquina con una productividad muy baja. Las tabletas Android, por calidad del hardware y del software (sobre todo esto último) no han conseguido despegar y los dispositivos Windows 8 RT los deberían “barrer“ si no fuera por la lucha de precios.

El Windows 8 RT está pensado para ocupar el nicho de la tableta de Apple, es decir usuarios consumidores de medios audiovisuales, que generan muy poco contenido. En cambio, con la versión “ligera” de Windows, al gran público actual se añadirían los usuarios profesionales que utilizan a diario la suite de Office, como pueden ser los directivos, los comerciales, los gerentes y todo aquel profesional que necesite trabajar en una Excel, escribir en un Word y poder crear sus presentaciones en PowerPoint, y que pueda realizarlo en una pantalla táctil o con una complejidad que no necesite a un Windows PRO.

Los usuarios de teléfonos móviles son también candidatos perfectos para tabletas Windows 8 RT, ya que van a tener toda la potencia y facilidad de uso del teléfono, sea cual sea el sistema operativo, pero con las capacidades mejoradas de tener un Windows 8 RT detrás.

En especial, la integración de Windows Phone 8 con las tabletas (sea RT o PRO) será muy importante y así tendremos lo que estamos esperando desde hace tanto tiempo, poder acceder a nuestra información y herramientas en cualquier de nuestros dispositivos.

Kindle Sincronizando la biblioteca de Kindle

Como botón de muestra, me remito a la excelente aplicación de Amazone Kindle, que mantiene sincronizada mi biblioteca entre todos los dispositivos de lectura (dos Kindle, un ultrabook Windows 8 PRO y un Windows Phone 7), el libro que estoy leyendo. E incluso, la última página en mi última lectura, la haya realizado sobre cualquiera de mis aparatos.

También es ideal para el público infantil, usuario habitual de las características multimedia (sobre todo vídeos y juegos sencillos y educativos) de las tabletas actuales. Solo hay que ver a un “retaco” de dos o tres años manejando el iPad o la Samsung para ver una y mil veces sus capítulos de Pocoyo.

Otra gran ventaja a tener en cuenta es el futuro como clientes ligeros de programas complejos en la Cloud (Azure, Amazone, etc.), en su forma pura o híbridas. Por ejemplo, aplicaciones sanitarias que almacenen en la Nube los historiales de pacientes, accesibles de forma cifrada y segura desde cualquier punto del mundo por medio de una tableta WinRT y que puedan incluir información escrita, gráficas, fotografías y vídeos realizados con el propio dispositivo.

No hablo de aplicaciones Web, que esas seguirán tan o más vivas que actualmente con sus limitaciones intrínsecas, si no de aplicaciones de escritorio con un nivel de imbricación con el sistema operativo que no puede brindar un programa que se ejecuta dentro en un navegador.

Pocoyo

La mayor diferencia en la elección, es que las carencias son las que definen al tipo de usuario al que se le va a quedar pequeño el Sistema Operativo, al menos al principio. Siendo la principal y más determinante el que no hay un Windows completo detrás, como ocurre en el caso de un Windows 8 PRO.

Habrá que ver los drivers que incluye la versión RT y si será posible la comodidad de poder enchufar cualquier dispositivo USB y que no solo lo reconozca si no que lo permita utilizar. Y si la industria está dispuesta a escribir drivers genéricos que soporten dispositivos antiguos.

Otra carencia, a tener en cuenta, es que la migración del software actual de Windows7 será mínima ya que el escritorio de Windows RT no soporta las aplicaciones anteriores al utilizar internamente unas librerías diferentes. Aunque las previsiones, por la facilidad de migración que significa un coste relativamente bajo, son que la mayoría de las empresas de software le va interesar realizar versiones para Windows RT de sus productos.

Conclusiones


Surfaces

La decisión de cuál es la versión de Windows 8 que mejor se adapta a mis características va a ser muy sencilla en la mayoría de los casos. Todo depende de las necesidades de construir contenido o de la potencia que necesitan las aplicaciones que utilizo.

Yo empezaría pensando en un Windows 8 RT, que es válido para la inmensa mayoría de las personas que utilizan un Smartphone o una tableta Android o iPad. Y si detecto que tengo que utilizar un programa de Windows 7 y que no hay versión en la Store, o que realizo una actividad personal o profesional que supera las capacidades de hardware de las tabletas ARM o del sistema operativo, entonces me iría a un Windows 8 profesional.

Teniendo en cuenta que, por fin, ambos sistemas operativos funcionaran en tabletas, en híbridos, en ultrabooks, en portátiles y tabletas portables (de más de 19”), en ordenadores de sobre mesa, en los teléfonos móviles, etc.

Especial Windows 8 a fondo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

38 comentarios