Síguenos

Asus Vivo RT

En la anterior entrega del especial Windows 8 os explicábamos cuáles eran las características y limitaciones de Windows RT. Una de las mayores diferencias era que Windows RT estaba preparado para funcionar en arquitecturas ARM. Pero, ¿qué es realmente la arquitectura ARM, y en qué es distinta de la arquitectura x86?

Las diferencias a nivel de hardware

Procesador ARM

A nivel de hardware, la diferencia principal entre ARM y x86 es que tienen distintos conjuntos de instrucciones. Por así decirlo, hablan un lenguaje distinto, lo que hace totalmente incompatible un sistema con el otro. Es decir, que no se pueden compartir binarios entre ambos sistemas.

Si pasamos a explorar cómo se comportan los procesadores, veremos que ARM tiene una gran ventaja sobre x86 en el consumo de energía. Al tener una estructura e instrucciones más sencillas, el ARM consume muchísima menos energía que los procesadores Intel normales. Como podréis imaginar, esto le hace el candidato perfecto para dispositivos móviles como teléfonos o tablets.

Sin embargo, son los procesadores x86 los que destacan en rendimiento, como podéis ver en benchmarks como este. Esa arquitectura más compleja permite más optimizaciones que se hacen mientras se ejecuta la aplicación, como por ejemplo el intercambio de orden de instrucciones para mejorar el tiempo de ejecución.

A pesar de que tanto ARM como Intel trabajan para reducir esas ventajas de uno sobre el otro, las diferencias siguen siendo suficientemente notables para que cada procesador se use en un tipo distinto de computadoras: los Intel a los ordenadores, y los ARM a los móviles y tablets.

Las diferencias trasladadas al software: Windows 8 y Windows RT

Surface tablet

Arriba decía que, debido a los diferentes conjuntos de instrucciones, los binarios no son compatibles entre ARM y x86. Entonces, ¿por qué sí que se pueden ejecutar las mismas aplicaciones Metro en Windows 8 y Windows RT?

La respuesta es que las aplicaciones Metro no son exactamente código binario. Normalmente, cuando estáis en un ordenador (sea Windows, Mac o Linux) y compiláis un programa, se crea un archivo que contiene las instrucciones que se ejecutarán directamente en el procesador.

Sin embargo, las aplicaciones Metro (al igual que cualquier aplicación creada con .NET) se compilan a un lenguaje intermedio, MSIL (Microsoft Intermediate Language), que es después “interpretado” por el sistema. ¿Cuál es la ventaja? Que un mismo ejecutable funciona en cualquier arquitectura.

Además de motivos más comerciales, esta es la principal razón técnica por la que Windows RT sólo soporta aplicaciones estilo Metro, consecuencia directa de usar procesadores ARM. También está, por supuesto, el tema del rendimiento: no podemos instalar un software potente como Mathematica o Visual Studio en un sistema con procesador ARM y pretender que funcione igual que en un procesador Intel.

ARM restringe lo que podemos hacer con el ordenador

UEFI

La idea de Windows RT es que es un sistema para tablets. Debemos olvidarnos por completo de que es “como Windows” porque no está preparado para ordenadores de escritorio ni portátiles. Por esto mismo, también perdemos posibilidades que nos dan los ordenadores x86.

Por ejemplo, instalar Linux en un tablet ARM no será tan fácil como hacerlo con un ordenador Intel. No sólo por temas de drivers (que siempre están ahí), sino porque necesitaríamos versiones específicas del sistema hechas para procesadores ARM.

Tampoco podremos controlar el arranque del sistema. Como os comentaba ngm en la anterior entrega del especial, nos olvidamos por completo de quitar el Secure Boot o de modificar los ajustes de la BIOS (ahora UEFI).

ARM, una arquitectura móvil para un sistema móvil

La conclusión es que ARM es un tipo de procesador dirigido especialmente a móviles y tablets, y Windows RT aprovecha todas las posibilidades que da. Más autonomía y un rendimiento más que suficiente para un sistema en el que, probablemente, la actividad más intensa que realizaremos será escuchar música a la vez que editamos un documento.

Especial Windows 8 A Fondo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios