Publicidad

Rusia podría seguir el camino de China y sustituir Windows como el sistema operativo usado en su estructura militar

Rusia podría seguir el camino de China y sustituir Windows como el sistema operativo usado en su estructura militar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El "asunto" Huawei sigue dando que hablar y seguramente la riada de noticias seguirán surgiendo poco a poco a lo largo de las próximas semanas. Con unas consecuencias imprevisibles, puesto que aún no sabemos cómo terminará todo, nos quedamos con noticias que van saliendo a la luz.

Tras el veto de Trump, era de esperar que China tomara represalias ante la política de la administración estadounidense. A la creación de una lista negra, ahora sigue otro movimiento por el que el ejército chino habría dejado de usar Windows como sistema operativo.

 Seguridad nacional

Al parecer, lejos de beneficiar a las empresas americanas, el movimiento de la administración Trump estaría poniendo en aprietos a muchas empresas americanas más allá del veto a Huawei. Y es que aparte de las empresas que se benefician de los acuerdos con Huawei, esta política afecta también a terceras empresas

Como cuentan en ZDNet, en un movimiento esperado y lógico, el país asiático ha optado por adoptar una política similar a la iniciada por el gobierno norteamericano. Se trata de ejercer una labor proteccionista frente a la competencia surgida por empresas del país de las barras y estrellas.

En este sentido, el gobierno Chino habría decidido dejar de un lado el uso de Windows en los equipos usados en su ejército. Microsoft dejaría de contar como la empresa que presta su software como sistema operativo, pues China optaría por usar un desarrollo propio.

En lugar de Windows, este desarrollo interno buscaría el que todos los equipos usados en la armada china, quedasen libres de las ataduras con Windows y que incluso de paso ganara en privacidad y seguridad.

Rusia sigue los pasos de China

Un movimiento al que también se habría sumado Rusia, pues el país bajo el mando de Vladimir Putin, también habría decidido dejar de usar Windows como sistema operativo en los ordenadores empleados en su ejército. La diferencia es que en este caso, el sustituto de Windows no sería un desarrollo propio como sí que habría decidido el gobierno chino. En este caso se usaría Astra Linux, una distribución exclusiva del sistema operativo de código abierto.

Lo que sí que es cierto, es que más que nunca vamos a oír hablar en las próximas semanas de un término como es seguridad nacional, la razón que los países afectados están esgrimiendo para posicionarse en un determinado tipo de política.

Fuente | ZDNet

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir