Compartir
Publicidad

Steve Ballmer aprovecha su última reunión con los accionistas para defender su estrategia

Steve Ballmer aprovecha su última reunión con los accionistas para defender su estrategia
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy, 19 de noviembre de 2013, Steve Ballmer subía al estrado para dar su último discurso en la reunión anual de accionistas de Microsoft. Tras 5 años como CEO de la compañía le quedan apenas unos meses en el cargo, los que tarde en encontrarle un sustituto la junta directiva. En su discurso ha aprovechado para defender la estrategia que acaba de poner en marcha en Redmond.

Ballmer defendió el plan de "One Microsoft" y los productos y servicios que ha desarrollado la compañía en los últimos años. Sin referirse directamente a los rumores que han aparecido recientemente, Ballmer aprovechó su discurso para salir en defensa de Xbox y Bing como partes fundamentales de la estrategia de Microsoft.

Steve Ballmer apuesta por su estrategia como la adecuada

Para Ballmer Xbox One es la viva imagen de varios productos de la compañía integrados en un mismo dispositivo. Ahí están Bing y SkyDrive como ejemplo de lo que puede dar de sí la estrategia unificada de dispositivos y servicios que propone para la compañía. Para el todavía CEO, Xbox One es "el reflejo de lo que es posible cuando una compañía, nuestra compañía, está unificada bajo una visión común". Como para abandonar ahora a la consola.

Según Ballmer, la compra de Nokia impulsará a Windows Phone y ayudará a mejorar su posición en el mercado móvil.

Ballmer también se refirió a la compra de la división de dispositivos y servicios de Nokia. De acuerdo con sus planes, el acuerdo impulsará la posición de Microsoft en el mercado móvil con Windows Phone. Gracias a dicha operación y a todos los servicios que la compañía ha ido desarrollando en los últimos años, Ballmer cree que "Microsoft está en una posición única para impulsar y definir 'the next big thing'".

En la ronda de preguntas Ballmer no se libró de algunas dudas sobre ésta y otras compras realizadas por Microsoft durante su mandato. La primera pregunta de los accionistas estuvo centrada precisamente en ellas, aconsejando ser cautos en gastar miles de millones en según que tratos. Ballmer lo sabe y asumió su parte de responsabilidad en el desbarajuste para las cuentas de la compañía que supuso la compra de aQuantive.

La última de las preguntas puso sobre la palestra la valoración de las acciones de la compañía. Ballmer cree que las acciones de Microsoft están por debajo de su valor real: "el precio de nuestras acciones es un 60% más que cuando empecé como CEO y", en cambio, "nuestros beneficios son tres veces mayores". Ballmer confía en que sí la compañía sigue centrada en la creación de beneficio a largo plazo "el precio de las acciones subirá".

La búsqueda de un sustituto continúa

Mientras Ballmer se despide de sus labores como CEO, la junta directiva de Microsoft ha aprovechado la cita con los accionistas para reunirse y deliberar sobre su sucesión. Aunque los últimos rumores venidos de China señalaban a un candidato interno como Kevin Turner para llevar a cabo una transición tranquila, otros nuevos siguen insistiendo en la llegada de un líder externo a Redmond.

Allan Mullaly es el candidato externo mejor posicionado, mientras Satya Nadella gana puntos entre los internos.

Allan Mulally sigue siendo el mejor posicionado de entre los candidatos externos. Según informa All Things Digital, la junta barajaría colocar a Mulally en el puesto. El actual CEO de Ford tendría el perfil que buscan en el próximo Chief Executive Officer, alguien capaz de guiar a la compañía por el camino correcto y entrenar a potenciales candidatos internos que podrían asumir el puesto en el futuro.

Entre los candidatos internos el nombre que parece ganar más fuerza es el de Satya Nadella, jefe de la división de servicios en la nube y para empresas de Microsoft. Otros como Kevin Turner, Tony Bates o incluso Stephen Elop estaría perdiendo fuelle ya que no parecen estar preparados a ojos de muchos dentro de la propia compañía.

Sea como sea, los rumores sobre el próximo CEO son cada vez más frecuentes y los mismos nombres parecen repetirse una y otra vez. La junta parece decidida a seleccionar un candidato antes de que termine el año y lo más probable es que esté entre alguno de los nombrados.

Las palabras de un emocionado Bill Gates

La reunión con los accionistas también tuvo una sorpresa en forma de discurso inesperado. Por primera vez en varios años, Bill Gates tomó la palabra. En un discurso breve tuvo tiempo para referirse a la búsqueda de un nuevo CEO para la compañía, aunque sin dar ninguna pista ni mencionar ningún nombre. El fundador de la compañía si reafirmó los esfuerzos de la junta directiva para encontrar al candidato adecuado para el puesto.

Aunque el límite parece ser fin de año, Gates tampoco ha querido especificar un calendario para el nombramiento de un sustituto para Ballmer. Lo que si tuvo fueron buenas palabras para éste último, a quién agradeció sus años de servicio a su lado y al frente de la compañía.

Ambos son los únicos CEOs que ha tenido Microsoft en sus 38 años de historia y Gates se ha mostrado comprometido a buscar a la persona adecuada para asumir el mando de una compañía que tanto él como Ballmer aman sobremanera. Tanto que Gates terminó su discurso visiblemente emocionado, asegurando que él y Ballmer comparten "el compromiso de que Microsoft triunfará como una compañía que hace del mundo un lugar mejor".

Vía | GeekWire | The Verge | All Things Digital

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio