Publicidad

Microsoft estuvo a punto de lanzar un teléfono tonto muy al estilo Nokia e incluso llegaron a tener un prototipo

Microsoft estuvo a punto de lanzar un teléfono tonto muy al estilo Nokia e incluso llegaron a tener un prototipo
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Todos sabemos cómo ha terminado la aventura de Microsoft cuando en su día se decidió a competir en el mercado de la telefonía, Primero lanzando Windows Phone, un sistema operativo propio y luego haciéndose con el gigante finlandés Nokia. El final del cuento no terminó bien para ninguno de los actores.

Y pese a este final tan desastroso, parece que en su día los planes de Microsoft incluían opciones que no se han llegado a materializar. Tanto es así que cuando en Microsoft se hicieron con Nokia valoraron lanzar algo más que teléfonos inteligentes.

Sí por algo se ha conocido a Nokia es por el éxito en mercados emergentes con teléfonos tontos (dumb phones) a precios asequibles. Coexistían en el mercado junto al sello Lumia que era el que más interesaba a Microsoft pues estos serían los destinatarios de su sistema operativo.

Corría el año 2015 cuando estos planes cogían cuerpo en las oficinas de Redmond. Un teléfono con un sistema operativo con aires a Windows Phone ya que contaba con los característicos "Tiles". Además ofrecía juegos y la posibilidad de sincronizarse con nuestra cuenta de Microsoft y acceder a servicios cómo Outlook Mail y Calendario, GroupMe o OneNote.

Microsoft optó por hacerse con la gama Lumia mientra que los dumb phones quedaron relegados para ser usados por Nokia. Una decisión que pudo haber sido distinta si se hubieran llevado a cabo otros planes.

Y es que al parecer y cómo cuentan en Windows Central, desde Redmond habrían valorado muy seriamente participar el el mercado de los dumb phones con un terminal del que llegaron a tener un prototipo bajo el sello Microsoft.

Respondía al nombre en clave de Microsoft RM-1182 y ofrecía una pantalla de 2,5 pulgadas, una cámara de 1,92 megapíxeles y una batería de 1200 mAh que otorgaba días y días de autonomía. En la línea de los terminales que Nokia ofrecía en su catálogo.

Al final todo quedó en nada y la historia de Microsoft y Nokia continúo paralela en un camino descendente hasta su separación. Windows en móviles feneció y Nokia adoptó Android en sus móviles inteligentes para volver a resurgir de sus cenizas.

Imagen | Windows Central

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir