Publicidad

Nokia Lumia 920 y Lumia 925 frente a frente

Nokia Lumia 920 y Lumia 925 frente a frente
28 comentarios

Publicidad

Publicidad

En Nokia han debido pensar que teniendo uno de los mejores teléfonos del mercado durante el año pasado, reconocido así por la crítica y buena parte de los consumidores, no había necesidad de reinventar la rueda. Con la base del Lumia 920, los finlandeses se han concentrado en mejorar algunos de sus apartados en el Lumia 925.

Que nadie espere grandes modificaciones en el hardware del nuevo buque insignia de la compañía. Los cambios se centran en hacer más manejable el terminal y ajustar algunas funcionalidades en lo que en definitiva es una actualización menor del teléfono estrella de la compañía. Veamos un repaso a lo que nos ofrecen su predecesor y el nuevo Lumia 925 en esta pequeña comparativa.

Rendimiento: casi todo sigue igual

Mismo procesador Snapdragon S4 de doble núcleo a 1.5 GHZ, misma memoria RAM de 1 GB y misma batería de 2.000 mAh. Si buscamos diferencias entre el Lumia 920 y el Lumia 925 no será en su rendimiento donde las encontremos. Mismo hardware debería asegurar igual fluidez de Windows Phone 8 en ambos dispositivos.

Frontal Lumia 920 vs Lumia 925

Pero donde Nokia ha decidido cambiar es en la cantidad de almacenamiento disponible en el teléfono. Inexplicablemente, el Lumia 925 reduce el almacenamiento interno desde los 32 hasta los 16 GB y continúa sin añadir opciones de expansión mediante microSD. Conserva, eso sí, los 7 GB de almacenamiento en SkyDrive con los que venía ya su antecesor.

Rendimiento Lumia 920 vs Lumia 925

Pantalla: cambiando panel pero conservando tecnologías

La pantalla del Lumia 920 fue uno de los apartados que mejores críticas ha recibido durante estos meses. Su pantalla IPS de 4,5 pulgadas se ha llevado muchas alabanzas por su calidad y por lo bien que funciona en todo tipo de condiciones. En el Lumia 925 los finlandeses han decidido conservar gran parte de su tecnología pero optando esta vez por otro tipo de pantalla.

El nuevo buque insignia de la compañía vendrá con una pantalla AMOLED con PureMotion HD+, ClearBlack, gran sensibilidad y el resto de tecnologías de la casa que tan bien le sientan a sus 4,5 pulgadas. La resolución se mantiene en 1280x768 y esos 332 píxels por pulgada. Todo ello vendrá esta vez mejor resguardado al incorporar la protección de Gorilla Glass 2.

Pantalla Lumia 920 vs Lumia 925

Cámara: ajustando el hardware y mejorando el software

La cámara era otro de los puntos fuertes del Lumia 920 y éste es uno de los apartados en el que más esfuerzo han puesto en Espoo. ¿Cómo superar lo que ya parece ser excelente? Bueno, antes que cambiar radicalmente, Nokia ha decidido mejorar lo que ya tenían con pequeños ajustes de hardware que permiten, por ejemplo, que la cámara del Lumia 925 funcione todavía mejor en condiciones de baja luminosidad.

Trasera Lumia 920 vs Lumia 925

Pero en vez de limitarse a ajustar el hardware, buena parte de los cambios vienen de parte del software. Nokia ha actualizado las aplicaciones principales de la cámara y con el Lumia 925 estrenan Smart Camera, un software de edición rápida de nuestras fotografías que promete ser de gran ayuda a la hora de lograr las mejores instantáneas posibles.

Ahora bien, dicha aplicación no será un elemento diferenciador por mucho tiempo. El Lumia 920, junto al resto de la familia, también recibirá Smart Camera en una próxima actualización, por lo que en el apartado del software la distinción no durará mucho.

Cámara Lumia 920 vs Lumia 925

Diseño: reducción en peso, grosor y colores

He aquí el que quizás sea el apartado que más diferencias presenta entre los dos móviles. Sin ser un cambio exagerado, el Lumia 925 rompe con el característico y colorido cuerpo de policarbonato de una sola pieza del resto de la familia. En el nuevo terminal seguimos teniendo una trasera de policarbonato, que puede ser blanca, negra o gris; pero el borde pasa a ser una pieza de metal que pretende asegurar mayor solidez y un mejor rendimiento de la antena del teléfono.

En el tamaño tenemos prácticamente la misma altura y el mismo ancho, pero a cambio perdemos algo de grosor, quedando en 8,5 mm, y una significativa reducción en el peso del 25%, pasando de los 185 gramos del 920 hasta los 139 del Lumia 925. Eso sí, de algún lado hay que cortar para lograr tales rebajas en grosor y peso, por lo que el Lumia 925 viene sin carga inalámbrica de serie, necesitando de una carcasa adicional para ello.

Diseño Lumia 920 vs Lumia 925

Ajustando sin riesgos

Más que un nuevo terminal franquicia, el Lumia 925 es una actualización del 920 incluyendo algunas de las mejoras que demandaban los usuarios. Los mayores esfuerzos parecen haber ido encaminados hacia una reducción en el peso y grosor del terminal que lo haga más manejable. A costa de eso hemos perdido memoria interna y la carga inalámbrica integrada en el terminal.

En definitiva, los propietarios de un Lumia 920 no deberían sentirse desplazados por el nuevo smartphone de Nokia. Más allá de en las dimensiones, las mejoras en el hardware de la cámara y las modificaciones en la pantalla no justifican el cambio o actualización de su terminal. Para aquellos indecisos respecto a la compra del gama alta de la familia Lumia, quizás este 925 resuelva alguna de las dudas. Sobre todo si mantiene ese precio de 469 euros más IVA (unos 569 euros).

En Xataka Windows | Primeras impresiones del Nokia Lumia 925 | Nokia Lumia 920, análisis

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir