Publicidad

Primeras impresiones de los nuevos Windows Phone 8 de Nokia y HTC

Primeras impresiones de los nuevos Windows Phone 8 de Nokia y HTC
29 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer estuvimos en la presentación de Windows Phone 8 en Madrid y, además de hacer un seguimiento en directo de todas las novedades que se presentaron, pudimos toquetear durante un rato los nuevos teléfonos con Windows Phone 8, tanto de HTC como de Nokia. Vamos a ver cuáles fueron nuestras primeras impresiones con ellos.

Windows Phone 8, conclusiones rápidas

Lumia 820

Con el poco tiempo que estuvimos con los teléfonos no nos pudimos hacer una idea completa de cómo funciona Windows Phone 8, pero sí que podemos extraer algunas conclusiones rápidas sobre las características más visibles.

Lo primero, la pantalla de inicio. Es realmente útil, mucho más de lo que ya es en Windows Phone 7. No se trata sólo de tiles más grandes o más pequeñas: también cambia la cantidad de información que muestran y la importancia que le das a cada aplicación. Es la mejor forma que pueda haber para organizar un móvil que sea realmente tuyo.

También probamos la nueva aplicación de cámara, y la mejora es bestial. La interfaz es más fácil de usar, con los accesos directos más a mano, y lo mejor de todo es que ahora podemos editar las fotos (recortarlas, corregirlas, girarlas...) directamente desde la aplicación de imágenes, sin recurrir a nada más.

Lumia 820

En cuanto a la rapidez del sistema, he notado cierta mejora del rendimiento en todos los teléfonos, aunque me da la sensación de que es debido a que las animaciones son más cortas más que a otra cosa. He probado algún juego y navegación por Internet, y van a la perfección. Pero como digo, el rendimiento de Windows Phone 7 ya es casi perfecto así que cualquier mejora va a ser prácticamente psicológica.

Por último, he intentado echarle un vistazo rápido a la aplicación de música. Es pronto para decirlo, pero me da la sensación de que no han mejorado prácticamente nada a nivel de gestión de biblioteca, listas de reproducción... Tendremos que probarlo más a fondo para saber qué mejoras trae, pero no tiene buena pinta. Y, personalmente, creo que todavía hay mucho que mejorar en la aplicación de música de Windows Phone.

Nokia Lumia 920 y 820: absolutamente geniales

Lumia 920

Vamos a empezar con el Lumia 920. Sólo lo he podido tener un rato corto entre las manos, pero las sensaciones que transmite son geniales. A pesar de ser más grande que el Lumia 800, se nota bastante más ligero (sigue siendo un teléfono pesado, eso sí). El acabado está mucho más pulido, y he notado el polímero de la carcasa mucho más agradable al tacto.

A pesar de ser un teléfono grande, de 4.5 pulgadas, es muy cómodo y se maneja a la sin problemas con una sola mano. La pantalla es muy nítida, la verdad es que es realmente agradable de usar.

Lumia 920

Hemos intentado probar la tecnología táctil super-sensible, y la verdad es que no funciona del todo mal. Se puede usar perfectamente con la uña, pero hemos probado rápida a usarlo con el dedo tapado por la tela de un jersey fino y no ha funcionado. Como el resto de características, habrá que esperar a tenerlo tranquilamente para comprobar cómo funciona de verdad.

También hemos probado la cámara, que la verdad es que no ha sacado resultados especialmente llamativos. Normal por otra parte: las condiciones no eran las mejores para probarla, y tampoco podemos comparar bien las imágenes en la pantalla de un móvil.

Lumia 820

El Lumia 820 me ha sorprendido gratamente. Esperaba un teléfono menos cuidado con un diseño un poco más feo, pero en vivo y en directo este terminal gana muchísimo. Apenas se nota la carcasa extraíble, y al igual que en el 920 la pantalla es de las mejores que he visto.

Y a pesar de ser grande, de nuevo sigue siendo muy cómodo y fácil de usar con una mano. Tampoco hemos podido darle demasiadas vueltas a la cámara: de momento parece que puede dar buenos resultados.

Una cosa que me ha llamado la atención de los Lumia es el cuidado que han puesto esta vez en los botones. En el Lumia 800, los botones de cámara y de volumen están un poquito sueltos: bailan en los huecos. En el 820 y el 920, los botones están totalmente fijos, son más discretos y aun así no es complicado encontrarlos y pulsarlos.

Lumia 820

En general, se nota que Nokia se juega el tipo con la gama Lumia. Los nuevos terminales están muy bien diseñados, muy cuidados y funcionan a la perfección. La apuesta perfecta para ser el buque insignia de Windows Phone 8.

HTC 8X y 8S: sí, son buenos, pero...

HTC 8X

Si antes decía que se nota que Nokia se juega el tipo con los Lumia, también se nota que el 8X y el 8S son apuestas de segunda línea para HTC. Son teléfonos muy buenos, sí, pero les falta algo, les falta personalidad.

Empezaremos con el HTC 8X: un teléfono muy ligero, casi tanto como el iPhone 5. El polímero de la carcasa es realmente cómodo, más agradable al tacto que el del Lumia 920. En cuanto al tamaño, es un teléfono que me parece demasiado alto: cuesta navegar por toda la pantalla con una sola mano.

HTC 8X

La pantalla se ve muy bien, nítida y con una respuesta muy rápida. En cuanto a la cámara, no podemos decir mucho: la cámara parece bastante buena, pero en el evento no estábamos en las mejores condiciones para evaluarla.

Al igual que con los Lumia, los botones exteriores son muy discretos, fijos en la carcasa y aun así fáciles de encontrar con una sola mano. En general, el 8X es un teléfono muy bueno, cómodo y con un acabado bastante bueno.

HTC 8S

El HTC 8S, por su parte, no me ha llamado tanto la atención. El tamaño me parece perfecto: la pantalla aprovecha perfectamente el espacio del teléfono, cabe en la mano sin ningún problema y no hay que hacer ningún esfuerzo para llegar a cualquier parte de la pantalla.

La carcasa es del mismo material que el del 8X, también muy agradable al tacto. La pantalla no destacaba especialmente, y en este caso, como el móvil estaba en un anclaje, las únicas pruebas que hemos podido hacer con la cámara ha sido de la pared de enfrente (que no ha salido mal, todo hay que decirlo).

HTC 8S

Por desgracia, tampoco hemos tenido la oportunidad de probar el sistema de audio con Beats, que promete mucho. Y por último, las aplicaciones preinstaladas de HTC no cambian con respecto a Windows Phone 7: un hub central y algunas utilidades pequeñas para el teléfono.

Imagino que esto es más una cuestión de gustos, pero a mí personalmente los HTC me dan la sensación de ser un teléfono con el que no se han querido dedicar a fondo. Sí, está muy bien, pero le falta algo, un punto de originalidad, de personalidad, algo que lo haga destacar y competir frente a Nokia.

Sea como sea, Windows Phone 8 viene pisando muy fuerte. El sistema es muy bueno y los teléfonos son realmente atractivos: ya sólo falta un buen ecosistema de aplicaciones para que Windows Phone esté completo al cien por cien.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir