Análisis en profundidad del Samsung ATIV Book 9 Lite

Análisis en profundidad del Samsung ATIV Book 9 Lite
16 comentarios

Gracias a Samsung, he podido probar durante un par de semanas este ultrabook de la marca surcoreana. Y así poder realizar un análisis en profundidad del dispositivo, en diferentes circunstancias tanto en uso personal, como profesional.

En la primera parte quiero hacer una revisión del hardware que compone el dispositivo, describiendo a continuación las sensaciones con las que me he quedado y las conclusiones finales.

Hardware, el interior mecánico y electrónico

Samsung ATIV Book 9 Lite

La versión analizada es la más pequeña de la serie ATIV Book 9 Lite, con el disco duro SSD de 128GB y la pantalla estática, es decir que no permite su uso táctil.

El corazón que late en el interior del dispositivo es un AMD A-Series A6-1450, procesador específico para notebooks con una velocidad de reloj interno de 1.4Ghz. Este procesador, utilizando de manera óptima sus cuatro núcleos por el software, puede llegar a tener un rendimiento similar a un Intel i3-380UM; lo cual es más que suficiente para consumir información y el uso de aplicaciones ofimáticas. Pero se queda corto al mover juegos y aplicaciones que realicen cálculos de forma intensiva.

Comparación del AMD con sus competidores. * Intel Atom Z670 (min) - 691 * Intel Core 2 Duo T5450 - 2826.5 * AMD Turion 64 X2 TL-56 - 2835 * Intel Pentium Dual Core T2330 - 2854.7 * AMD A-Series A6-1450 - 2860.5 * Intel Core Duo T2250 - 2884 * Intel Core 2 Duo SU9400 - 2894.4 * Intel Celeron Dual-Core T1500 - 2960

La tarjeta gráfica que se encarga de visualizar los gráficos en la pantalla HD LED de 13,3”, a una resolución máxima de 1.366 x 768, es una AMD Radeon™ HD 8250. Que tiene como ventaja el que se integra perfectamente con todo el chipset ADM sobre el que se basa el dispositivo.

Al igual que el procesador, nos encontramos con un rendimiento más que aceptable para un consumo medio de información, debiendo descartar el uso de juegos complejos, como pueden ser los más actuales.

Los 4Gb de RAM del tipo DDR3, junto con el disco duro de estado sólido de 128Gb, consiguen que el equipo realmente sea rápido tanto en encender como en arrancar las aplicaciones.

Windows 8 exprime la capacidad del hardware y se mueve con mucha soltura; y el office que trae de prueba por 30 días funciona correctamente, aún a pesar de lo que “pesa” la suite 2013 de Microsoft.

La conectividad es completa incluyendo una conexión mini VGA, otra de Micro HDMI, un USB 3.0, un USB 2.0 (sin alimentación de potencia), un lector de tarjetas multimedia 3 en 1 (SD, SDHC, SDXC), la conexión para audífonos y micrófono, un puerto mini Ethernet (tipo de adaptador) y el conector de alimentación.

Samsung ATIV Book 9 Lite
Samsung ATIV Book 9 Lite

Si acaso volver a quejarme de la nueva “moda” de incluir puertos no estándar y que te obligan a utilizar adaptadores propietarios, que encarecen el producto y que, si los pierdes, te producen un verdadero problema y una brecha en la cartera.

Punto y aparte es el teclado, que a mí me ha gustado mucho. Las teclas son grandes, el tacto agradable y soporta un ritmo de pulsaciones tan alto como el que puedo sostener cuando estoy inspirado. Me parece de lo mejorcito que he probado en ultrabooks, a la espera de que caigan los herederos de los famosos ThinkPad en mis manos y a la altura de la extraordinaria Type Cover de la Surface.

El peso es bastante ligero en este modelo, superando por muy poco el kilo cuatrocientos. Y de lo que tiene bastante culpa la batería de dos celdas (30 Wh), que es fina y ligera.

Usándolo en el día a día

Samsung ATIV Book 9 Lite

La primera sensación que tengo al sacar el ATIV 9 de la caja y cogerlo con una sola mano es que su apellido “lite” es totalmente descriptivo. Es un ultrabook especialmente ligero, que permite ser manipulado y transportado con una sola mano y siendo, además, muy agradable de sujetar por la forma sinuosa que tiene su perfil lateral.

La pantalla es como todas las actuales de 13”, con una distancia de 13.5” en diagonal. Y que me resulta el tamaño justo para un ultrabook, ya que me permite escribir o ver películas sin ninguna carencia pero sin abultar tanto como los portátiles de 15”. Y aquí me encuentro con una de las grandes ventajas del Samsung: puedo abatir la pantalla con respecto al teclado hasta conseguir 180º.

Esto, que parece trivial, es algo que hecho mucho de menos en los dispositivos que no lo permiten. Ya que ese ángulo obtengo una gran libertad de posición del ultrabook en las más variadas posiciones. Por ejemplo, en la mesilla del respaldo de un avión o del tren, en donde el ángulo es “raro”.

Samsung ATIV Book 9 Lite

Como comenté anteriormente, el teclado bastante bueno, con teclas grandes, y silencioso. Admite sin problemas mi ritmo de pulsaciones al escribir un artículo, y provoca pocos errores tipográficos, además de los que produzco por picar más rápido de lo que debo.

Otra sorpresa positiva del ATIV 9 es que no se calienta nada, a diferencia de esa esquina mortal de la mayoría de las tabletas, ultraboks y portátiles, que se pone a suficiente temperatura como para hacer incómodo el tenerlo sobre las piernas y que me ha llevado a poner soportes casi ignífugos. Y eso que la batería dura más de 5 horas - al menos en la prueba que le hice en un pequeño viaje.

El estilo y diseño del ultrabook es exquisito, siendo bonito y muy manejable. Es un dispositivo que en mi oficina ha llamado la atención tanto a hombres como a mujeres. Produce curiosidad y alabanzas por parte de los compañeros de trabajo; los cuales ya están “acostumbrados” a que lleguen cacharros para probar y ya llevan visto alguno que otro. Y es que, hay que reconocer, que es muy llamativo.

Conclusiones

Samsung ATIV Book 9 Lite

Este ultrabook me produce una sensación y valoración muy positiva, pero no me lo compraría para mí. Y me explico.

La decisión de la compra de un dispositivo depende, principalmente, de dos factores que considero críticos: el uso que se le vaya a dar y el mínimo que necesito para no frustrarme.

Así el ATIV book 9 Lite es un dispositivo que cumple mis necesidades mínimas de largo. Es muy bonito, da “caché”, es excelente para tomar apuntes en reuniones o hacer presentaciones PowerPoint, funciona muy bien con Office y es, un excelente ultrabook ejecutivo.

Se crece en viajes por la larga duración de la batería, por lo poco que se calienta y por los grados con que se puede abatir la pantalla.

Sin embargo no puedo jugar con él, se me queda corto para la edición de fotografías y no mueve con fluidez una herramienta potente de desarrollo o gestión, como la que uso en mí día a día.

Así, aún añadiéndole el excelente precio con que me lo he encontrado en diferentes puntos de venta, yo (en mi caso y con mi uso) me pensaría en escoger a alguno de sus hermanos mayores, con más microprocesador y disco duro, pero también a un precio superior.

En cambio si su uso principal va a ser el consumo de material multimedia (vídeos y audio desde internet) y ofimática, es una excelente opción. Y más con lo bonito que es.

Más información | Samsung ATIV Book 9 Lite, AMD A6-1450

Temas
Comentarios cerrados
Inicio