Compartir
Publicidad

Convertibles con Windows 8: más allá del formato clásico de portátil

Convertibles con Windows 8: más allá del formato clásico de portátil
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco más de un año un portátil era un portátil y un tablet era un tablet. Dos categorías que parecían bien definidas. Entre medias quedaban los tablet PC, equipos principalmente orientados al mercado profesional y académico. Más allá de tímidos experimentos, la distinción entre estas categorías de productos parecía evidente. Pero entonces llegó Windows 8 y algo cambió.

Es cierto que ya hubo intentos previos, pero con la llegada de Windows 8 parece como si en los departamentos de diseño de los principales fabricantes de ordenadores se abriese definitivamente una puerta a la creatividad que parecía cerrada desde hace décadas. Con el nuevo sistema operativo de Microsoft, junto a tablets e híbridos, empezó una carrera en pos de un nuevo formato o estilo de portátil: los convertibles. Equipos que pretenden combinar tablet y portátil en una misma pieza de hardware y que cuentan con un mecanismo que permite adoptar un formato u otro.

El mecanismo de transformación utilizado es el principal campo de innovación de las compañías. Desde sistemas de deslizamiento, hasta bisagras con mayor libertad de movimiento, pasando por dobles pantallas y otras apuestas más arriesgadas; los principales fabricantes ofrecen diferentes opciones para aquellos que quieran llevar en un mismo equipo portátil y tablet. En las siguientes líneas veremos de forma resumida las principales opciones disponibles en el mercado.

La opción deslizante

Sony Vaio Duo 11

El primer grupo de convertibles lo integran aquellos equipos cuya transformación entre tablet y portátil se basa en deslizar (slide) el teclado bajo la pantalla. Las uniones entre ambas partes del dispositivo siguen unas guías que permiten desplazar la pantalla para ocultar todo el teclado en modo tablet o para situarla en posición vertical dejando el teclado a la vista en modo portátil.

Los dos principales representantes de este tipo de convertibles son obra de Sony y Toshiba. Disponibles desde la salida de Windows 8, el Vaio Duo 11 y el Satellite U920t integran procesadores Intel Core en su interior y hasta 8 GB de memoria RAM. El primero cuenta con una pantalla de 11,6 pulgadas y tiene un peso de 1,3 kg. El segundo lleva la pantalla hasta las 12,5 pulgadas aumentando el peso hasta los 1,5 kg. Ambos equipos tienen un precio superior a los 1.000 euros.

A pesar de lo útil que pueda parecer un mecanismo tipo slider, tamaño y peso son posiblemente sus principales inconvenientes a la hora de rendir como tablets, mientras que en modo portátil no alcanzan la comodidad de los equipos clásicos. Además, para el que escribe, sendos equipos transmiten cierta imagen de prototipo, con las guías visibles a simple vista y líneas un poco toscas.

Evolucionando a partir de formas clásicas

Lenovo IdeaPad Yoga 11

Lenovo es una de las compañías que más fuerte están apostando por Windows 8 y las posibilidades que brinda para nuevos formatos de portátiles. Entre su gama de dispositivos se encuentran dos convertibles que tratan de mantenerse fieles a las formas clásicas pero con cierta evolución que les permita actuar como tablets. Nos referimos al IdeaPad Yoga y al ThinkPad Twist.

Como es de esperar, bajo la marca ThinkPad encontramos un convertible que tiene como objetivo el mercado profesional. En realidad, el ThinkPad Twist no deja de reproducir la fórmula clásica de los tablets PC: portátil con pantalla que gira sobre un eje central. Y lo cierto es que si ese estilo funcionaba en el ámbito profesional y académico quizás no haya necesidad de cambiarlo. Procesadores Intel Core i5 o i7 y hasta 8 GB de RAM dan vida a un equipo con pantalla de 12,5 pulgadas y poco más de 1.000 euros de precio, cuyo desempeño como tablet queda algo anticuado.

Más interesante para los consumidores es la propuesta de los IdeaPad Yoga de 11 y 13 pulgadas. Sin reinventar la rueda, Lenovo ha llevado a cabo la que seguramente sea la idea más simple de convertible: pantalla abatible hasta 360 grados. El mecanismo funciona con dos bisagras con suficiente recorrido como para que la pantalla deje el teclado en la parte trasera en modo tablet. Esa posición del teclado seguramente sea su mayor defecto, unido al peso y grosor de los que también adolecen el resto. Con Windows 8 en su versión de 13 pulgadas y Windows RT en la versión de 11, el precio sigue siendo algo disuasorio, quedando en 1.300 y 800 euros respectivamente.

Revolucionando con apuestas más arriesgadas

Acer Aspire R7

Saliéndose más de lo habitual, otros fabricantes han tratado de encontrar su propio tipo de convertible de maneras más arriesgadas. Es el caso de Dell que, en vez de renovar en el apartado de las bisagras, ha optado por un marco para su pantalla que permitie girarla para actuar como tablet. El XPS 12, a pesar de contar con procesadores Intel Core y pantalla de 12,5 pulgadas, cuenta con un mecanismo que, al menos para mí, transmite un aspecto a juguete que cuesta superar.

En Asus debieron pensar que no había necesidad de renovar el sistema de bisagras o inventar un nuevo mecanismo que permita pasar de un modo portátil a uno tablet, añadimos una segunda pantalla en la parte posterior de un portátil y listo. Así tenemos el Taichi 21. Los 1.899 euros nos permiten disfrutar de un procesador i7 y 4GB de RAM, con pantalla principal de 13,3 pulgadas y una secundaria táctil de 11,6, en un equipo que no deja de tener cierto aspecto de armatoste.

Pero para armatoste el último modelo presentado por Acer. La semana pasada los taiwaneses decidieron unirse a la fiesta con el Aspire R7. Su idea de convertible funciona gracias a un mecanismo con nombre propio: Ezel; el cual no sólo permite dos modos de trabajo sino hasta 4 posiciones diferentes. En el proceso han intercambiado posiciones de trackpad y teclado en un movimiento que deja dudas sobre la viabilidad como portátil de un equipo que, además, tiene poco de tablet con su gran tamaño y pantalla de 15.6 pulgadas.

Continúa la búsqueda del portátil del futuro

Combinando tablet y portátil

A pesar de la variedad, lo cierto es que ninguno de los fabricantes ha dado con el formato de convertible que atraiga a los consumidores y genere imitaciones por doquier entre sus competidores. Las opciones híbridas de tablet y teclado físicamente separados parecen mejor opción a la hora de conservar lo mejor de los portátiles clásicos junto a las bondades del formato tablet actual.

Pero el tema es que Windows 8 ha traído una nueva ola de innovación a un tipo de dispositivos cuyo formato parecía estancado desde hace décadas. Cada nuevo portátil podría ser totalmente diferente a lo visto hasta ahora, y en eso los convertibles seguirán teniendo mucho que decir.

En Xataka | Los cinco primeros convertibles Windows 8 frente a frente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio