Compartir
Publicidad

HP Pavilion x360, análisis

HP Pavilion x360, análisis
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

HP está demostrando que no teme apostar por innovar en su oferta de dispositivos Windows 8, y hoy traigo el análisis de un equipo muy interesante orientado al segmento medio de los ultrabook convertibles: el HP Pavilion x360.

Un equipo que aúna en uno solo las ventajas de un ultrabook, de una tableta y de un convertible. Es decir, que sin separar el teclado de la pantalla como haríamos en un híbrido, podremos utilizar el equipo de forma “normal” con teclado y ratón, o de forma táctil como una tableta pura.

Características físicas

HP HP Pavilion x360
Pantalla Pantalla táctil con retroiluminación LED HD (1366 x 768) de 29,5 cm (11,6 pulg.) diagonal
Peso 1,4 kg.
Procesador Intel® Celeron® N2820 con Intel HD Graphics (2,13 GHz, 1 MB de caché, 2 núcleos)
RAM SDRAM DDR3L de 4 GB a 1600 MHz (1 x 4 GB)
Disco SATA de 500 GB 5400 rpm
Subsistema gráfico Intel HD Graphics
Versión S.O. Windows 8.1 64
Conectividad 10/100 BASE-T Ethernet LAN integrada. Combinación 802.11b/g/n (1x1) y Bluetooth® 4.0
Cámaras HP TrueVision Full HD: Full HD camera - Fixed (sin tilt) + activity LED, 1PC, USB 2.0, M-JPEG, 1920x1080 a 30 frames per second
Puertos 1 HDMI, 2 USB 2.0, 1 USB 3.0, Lector de tarjetas SD multiformato HP
Sensores Acelerómetro, Giróscopo, Sensor de luz ambiental, eCompass
Precio oficial 449€

La primera impresión es lo que cuenta

HP Pavillion x360

Lo primero que llama la atención poderosamente en el equipo, y que ha recibido los halagos de toda fémina que le ha puesto sus ojos encima – soy minoría de género en mi casa – es su brillante color rojo y el curvilíneo diseño del dispositivo.

Una vez cogido en la mano, me encuentro con un ultrabook (o portátil de reducidas dimensiones) un poquito más pesado de la cuenta, pero que tiene un acabado en un plástico duro similar al teflón, que le da un tacto muy agradable y un agarre firme.

Ayuda a esta sensación el biselado de todos los bordes y los cuidadosos acabados del dispositivo, que transmiten una agradable sensación de informalidad y juventud.

Para los tiempos que corren en que hay una carrera por conseguir el dispositivo más “thin”, el x360 es más grueso que la media, casi en exceso. Motivado principalmente por el sistema de plegado grueso, robusto y firme que permite abrir la pantalla unos impresionantes 360º.

Así al abrir el portátil puedo situar la pantalla en relación al teclado en, literalmente, cualquier ángulo. Pero teniendo en cuenta que a partir de los 180º el dispositivo deja de funcionar como un portátil táctil, desconecta el teclado, y se convierte en una tableta pura.

Ultrabook táctil de gama media

HP Pavillion x360

La conectividad del equipo es muy buena. Tanto en cantidad al tener conectores RJ45, HDMI, USB, SD y RJ, como en la calidad ya que todos son estándar – sin formatos propietarios – que evitan el quedarnos sin capacidad de conexión por no tener el cable adecuado.

HP Pavillion x360

Como todos los equipos Window8 de HP, me es muy cómodo que el botón de encendido incluya un led que indique en que situación está el equipo, evitando el error tan fácil de cometer en otros dispositivos de apagar un equipo encendido que quiero reactivar, pero que no indica que lo está.

El teclado también está por encima de la media, posiblemente a causa de no tener que entrar en la lucha por la delgadez y poder situar un mecanismo completo; con detalles muy de agradecer como el botón de “modo avión”.

Justo debajo tengo un Pad especialmente bueno. No solamente porque es muy sensible y preciso, sino porque es uno de los pocos que he probado hasta el momento que me permite realizar los mismos movimientos, toques y arrastres que los que hago en la pantalla táctil.

A diferencia del resto del dispositivo, el acabado que acoge al teclado y al pad es metálico. Y no solamente por una cuestión estética, sino porque cuando abro la pantalla más de 180º y el x360 se convierte en una tableta pura, esta zona se convierte en la base del dispositivo. Por lo cual es importante que sea robusta y aguante arañazos y arrastres.

En el uso diario

HP Pavillion x360

Como ultrabook, el equipo demuestra el buen quehacer de Intel con su segunda generación de procesadores Atom para Windows8. No es tan rápido y potente como un micro de la gama iX, pero tiene un rendimiento muy superior a los Atom de la generación anterior.

Hace poco estuve haciendo el análisis de uno de los primeros dispositivos Windows8 Atom y es que no hay comparación.

Dejando de forma meridianamente clara que Intel está ofreciendo a sus integradores un nuevo nivel de potencia y prestaciones, entrando de lleno en la lucha con los procesadores ARM.

Y eso que el Pavillon no lleva el más potente de la familia, y que los rumores sobre la próxima hornada de los procesadores Intel apuntan a que lo mejor está por llegar.

HP Pavillion x360
La conectividad está asegurada

El sonido es bueno, llevando el omnipresente sello de beatsaudio, pero si acaso le faltan graves; el mal del audio en los portátiles y que solamente equipos de gama alta consiguen corregir en alguna medida. Es decir, cómprate unos buenos cascos para escuchar música.

Pero aún mejor son los micrófonos, que son capaces de recoger el sonido de forma envolvente y con una buena resolución de fuentes. Junto con la cámara incluida, que tiene una calidad aceptable, pude realizar algún que otro video de prueba con buenos resultados.

El equipo trae instalado Windows 8.1 por defecto - aunque no me haya librado de instalar unas cuantas actualizaciones - y lo mueve con mucha soltura tanto en modo teclado y ratón como en modo táctil en la pantalla.

La pantalla es rápida, el negro es negro y su sensibilidad al tacto está a la altura del resto del hardware. Permitiendo un uso de las aplicaciones “Windows Store” completo y fluido.

Lo menos bueno

HP Pavillion x360

Pero, como siempre digo, un análisis no está completo si no se le saca los colores al dispositivo.

Y así, la principal crítica es que el Pavillon x360 es prácticamente inutilizable en exteriores y en situaciones con mucha luz al faltarle potencia a la pantalla. Intenté ponerles una serie de dibujos animados a los niños de unos amigos en la terraza y, con el brillo al máximo, tuvimos que abandonar y darle los móviles porque era imposible distinguir nada.

Otra pena es que solamente tenga una cámara frontal, ya que la cámara posterior es de utilidad en muchos casos. Pero tampoco es algo imprescindible en un dispositivo de estas características.

El peso es un inconveniente, pero solo si lo comparamos con un ultrabook o con una tableta pura. Ya que la mayoría los portátiles o de los híbridos actuales pesa igual o bastante más.

Y por último, cuando lo tengo como tableta, el tacto de tener un teclado en la parte posterior de la misma me crea dudas sobre si soportará el uso continuado y en el tiempo sin que se me caigan teclas, o se rayen o le dé un mal golpe y estropee el pad.

HP Pavillon x360, conclusiones

Un excelente equipo teniendo en cuenta que su precio no llega a los 450€, muy recomendable desde el punto de vista de rendimiento y de tener por el coste de una Surface 2, un ultrabook convertible con lo bueno de los dos mundos: el teclado y la tableta táctil. El equipo ideal para ofimática, o usuarios domésticos que no requieran potencia de cálculo. Y en especial para un público que le dé importancia al diseño y la ergonomía de este ordenador tan bonito.

A favor

  • Diseño y acabados
  • Prestaciones del Atom
  • Precio

En contra

  • Falta de brillo de la pantalla
  • Peso

Más información | HP España

En XatakaWindows | HP Pavillon x360

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio