Publicidad

Cómo actualizar a Windows 8.1: opciones y posibilidades

Cómo actualizar a Windows 8.1: opciones y posibilidades
88 comentarios

Publicidad

Publicidad

Por fin llegó el día, Windows 8.1 llega al mercado y lo hace con numerosas mejoras frente a Windows 8, como es la posibilidad de aplicar temas y motivos en la interfaz Metro o bien el perdido y añorado botón Menú Inicio.

Esta versión se considera una actualización de Windows 8 y no una nueva versión de sistema operativo. Por lo que los usuarios de Windows 8 podrán actualizar directamente desde la tienda de aplicaciones Microsoft, a coste cero.

Sin embargo, las posibilidades de que aún no hayas dado el salto a Windows 8 o bien que probases la versión Preview de 8.1 ponen más cartas en la baraja y os vamos a comentar qué opciones hay para estos usuarios.

¿Actualización o nueva versión?

Microsoft considera actualización Windows 8.1 y de hecho así llegará a los equipos con Windows 8, como una actualización que los usuarios se podrán descargar y tras los reinicios pertinentes habrá quedado perfectamente actualizado su equipo con las novedades que hemos visto ya en anteriores ocasiones.

En caso de que hubiese sido un upgrade a una nueva versión de Windows, Microsoft habría hecho pasar por caja a todos los usuarios de Windows, de manera similar a cómo Apple funciona con OS X.

Windows 8.1

Los motivos de Microsoft para tratar a Windows 8.1 de actualización y no de upgrade tiene que ver con el dinero y el intento de seguir popularizando su nueva versión de sistema operativo sin perder clientes.

Paso previo, copia de seguridad

Ante este tipo de actualizaciones de gran calibre siempre es recomendable una copia de seguridad del sistema. El porqué es simple, una vez actualizado a Windows 8.1 no hay una vuelta a atrás sencilla en caso de que notes alguna incompatibilidad hardware / software y te quedaría sólo la salida de reinstalación desde cero.

Con tu copia de seguridad puedes volver al punto en el que se encontraba el equipo antes de aplicar la actualización a Windows 8.1.

No estamos afirmando que sea necesario o que Windows 8.1 no sea estable o compatible, es simplemente una recomendación. Ya lo dice el refranero popular: más vale prevenir que curar.

Usuarios Windows 8, ¿cómo lo descargo?

Hoy, día 17 de octubre Microsoft ofrecerá un enlace de descarga para Windows 8.1, esa actualización es gratuita y estará disponible vía Windows Store. Por lo que sólo tendrás que entrar en Windows Store y aceptar la actualización. Podéis pulsar este enlace para acceder si la actualización no os aparece.

Windows 8

Microsoft podría ofrecer la descarga por separado de esta actualización para instalaciones en múltiples equipos o para empresas que implementan sus sistemas de actualización, pero por el momento no tenemos confirmación oficial al respecto.

Usuarios de anteriores Windows, ¿cómo lo compro?

La actualización Windows 8.1 es gratuita, ok, pero requiere tener un equipo con Windows 8 instalado, es por ello que si vienes de un sistema operativo distinto a Windows 8, tendrás que pagar la licencia del mismo, como actualización de Windows partiendo desde XP en adelante.

Microsoft ofrecerá una versión de Windows 8 con la actualización a Windows 8.1 integrada, por lo que podrás realizar un paso a Windows 8.1 directamente desde la ISO / DVD que adquieras.

Los precios son 119,99 euros para Windows 8.1 y si quieres adquirir la versión Windows 8.1 Pro tendrás que desembolsar 279,99 euros.

La ISO de actualización a Windows 8.1 te permite actualizar equipos con Windows 7 manteniendo tus archivos personales aunque tendrás que reinstalar tus aplicaciones. Los usuarios con Windows XP o Vista tendrán que realizar una instalación limpia del sistema.

Usuarios que han probado Windows 8.1 Preview, ¿y mis apps?

Si habéis probado Windows 8.1 en sus versiones de prueba os comentamos que la actualización a Windows 8.1 final es posible, pero con un pequeño problema. Tus aplicaciones tendrán que ser reinstaladas.

Es decir, sólo se puede migrar los datos de usuario y configuraciones, las aplicaciones tanto de escritorio como Modern UI tienen que ser reinstaladas a posteriori. Es lo mismo que sucede con los usuarios de Windows 7 que quieren pasar a Windows 8 / 8.1.

Sin embargo si tienes Windows 8 sí que puedes actualizar de manera natural manteniendo tus aplicaciones. Así que, lo dicho, a disfrutar de Windows 8.1 y esperamos vuestras primeras impresiones a lo largo de la tarde.

En Xataka Windows | Windows 8.1, todo lo que necesitas saber

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir