Cómo cambiar la frecuencia con la que se actualiza la pantalla en Windows 11
Windows

Cómo cambiar la frecuencia con la que se actualiza la pantalla en Windows 11

Una de las posibilidades que ofrece Windows es la de ajustar la tasa de refresco de la pantalla o la velocidad a la que esta se actualiza. La conocida también como frecuencia de refresco, es fundamental sobre todo cuando vamos a usar el PC para jugar con títulos de acción para ofrecer una imagen más fluida.

Y dado que cada vez encontramos en el mercado monitores y modelos gaming que ofrecen frecuencias de refresco en pantalla más elevadas, no está de más ajustar los parámetros de nuestro equipo para que puedan aprovechar las prestaciones de nuestro monitor. Por eso vamos a ver cómo ajustar la tasa de refresco en pantalla en Windows 11.

Aprovechar mejor el monitor

Para ajustar la velocidad a la que refresca la pantalla en nuestro equipo con Windows sólo tendremos que movernos por las opciones del sistema y lo primero que tenemos que hacer es entrar en la "Configuración" y luego en la zona izquierda de la ventana pulsar en "Sistema".

Pantal1a 1

Se abre una nueva ventana y de todas las opciones que aparecen tenemos que seleccionar "Pantalla". Nos fijamos en que las casillas no están desplegadas, pero si lo están la diferencia es que tendremos que bajar más hasta encontrar "Opciones de configuración relacionada". Dentro de este apartado encontraremos "Pantalla avanzada".

Pantalla 2

En ese punto pulsamos en la flecha que hay a la derecha para desplegar un nuevo menú que ofrece información sobre la pantalla que estamos usando. Al final de la misma aparece una casilla, "Elegir frecuencia de actualización" con una cifra en Hercios. En mi caso por ejemplo aparece 60 Hz que es la velocidad soportada por la pantalla del portátil.

Pantalla 3

Si contamos con un monitor que por ejemplo admita 90, 120, 144 Hz... 240 Hz. Al pulsar en ese recuadro veremos como podemos ajustar la frecuencia con la que se actualiza la pantalla.

Una vez que haya completado los pasos el monitor debería comenzar a usar la nueva frecuencia de actualización que hemos aplicado. Si la opción no está disponible es interesante comprobar si contamos con los drivers de los gráficos más recientes.

Temas
Inicio