Microsoft vuelve a provocar quejas con el último Patch Tuesday: problemas de rendimiento, pérdida de certificados y más

Microsoft vuelve a provocar quejas con el último Patch Tuesday: problemas de rendimiento, pérdida de certificados y más
2 comentarios

Hace dos días que Microsoft lanzó en Patch Tuesday del mes de mayo. Una actualización que llegaba para añadir mejoras y corregir errores y que ha vuelto a provocar las quejas de los usuarios al comprobar cómo vuelve a presentar fallos y errores en los equipos en los que se instala.

Como cada segundo martes del mes, Microsoft tiene fijado el Patch Tuesday, momento en el que lanza una actualización acumulativa para las versiones estables de Windows 10. En este caso se beneficiaban Windows 10 1909, Windows 10 20H2 y Windows 10 2004. Y en todas ellas están apareciendo fallos.

Código de error 0x800f0922

Parche

El patch Tuesday de mayo llega con el parche KB5003173 y después de las primeras instalaciones empezamos a conocer los errores provocados por esta actualización.

Uno de ellos es la aparición del código de error 0x800f0922 tras intentar actualizar, momento en el cual el proceso de actualización se detiene y el parche no puede instalarse.

Un fallo por ahora no reconocido oficialmente por Microsoft de entre los fallos que puede causar esta actualización. Un problema que sin embargo cuenta con una solución que han publicado en Deskmodder.

Según Deskmodder, el error se produce con frecuencia en los sistemas en los que Microsoft Edge se ha desinstalado previamente para volver al Edge Legacy. En estos equipos al intentar instalar el parche KB5003173 el proceso se detiene al reconocer la existencia de la carpeta C:\Archivos de programa (x86)\Microsoft\Edge.

En este punto la solución pasa por comprobar de forma manual si la carpeta existe y, en caso de que está vacía, borrarla e intentar actualizar desde Windows Update.

Problemas con los videojuegos

Los que usan el ordenador para jugar también se están viendo afectados tras instalar el último Patch Tuesday. Y en esta ocasión se vuelve a repetir el mismo fallo que ya existía en el Patch Tuesday de abril. Microsoft ya avisaba de la existencia de este problema:

"Un pequeño subconjunto de usuarios ha informado de un rendimiento inferior al esperado en los juegos después de instalar esta actualización. La mayoría de los usuarios afectados por este problema ejecutan juegos en modo de pantalla completa o ventana sin bordes y utilizan dos o más monitores".

En esta ocasión el problema se resolverá automáticamente gracias a la función de reversión de problemas conocidos (KIR), si bien avisan que "puede tardar varias horas aún en hacerlo, sobre todo en dispositivos domésticos".

Si quieres comprobar si se ha actualizado recomiendan "reiniciar tu equipo de vez en cuando para asegurarte de que se aplica si ya está disponible".

Pérdida de certificados

Junto a los fallos ya vistos, se está dando otro problema al aplicar este parche, un fallo que pone en riesgo los certificados instalados, ya sean del usuario o del sistema. Y es que tras actualizar los certificados se pueden perder. No obstante, este fallo, del que avisan en la página de soporte, es más difícil de provocar:

"Los dispositivos solo se verán afectados si ya han instalado la última actualización acumulativa (LCU) publicada el 16 de septiembre de 2020 y luego proceda a actualizar a una versión posterior de Windows 10 desde un medio de instalación que no tenga una LCU lanzada el 13 de octubre de 2020 o posterior integrada".

Para solventar el problema, deberemos retornar a una versión previa de Windows 10 y volver a actualizar una vez que el problema se haya resuelto "en las próximas semanas".

Temas
Inicio