Publicidad

¿Piensas instalar la actualización de otoño de Windows 10? Estos pueden ser algunos puntos interesantes a tener en cuenta
Windows

¿Piensas instalar la actualización de otoño de Windows 10? Estos pueden ser algunos puntos interesantes a tener en cuenta

Publicidad

Publicidad

Queda cada vez menos tiempo para el esperado Evento Microsoft y como ya comentamos, uno de los apartados protagonistas será el correspondiente al nuevo software que ponga sobre la mesa la compañía afincada en Redmond y en el mismo, un nombre aparece con fuerza: Windows 10 19H2.

La versión que veremos llegar de Windows 10 correspondiente a la rama 19H2 no es la más revolucionaria (no se esperan grandes novedades), pues la más interesante será la actualización de primavera de 2020 (rama 20H1), pero conviene conocer los pasos a seguir antes de actualizar nuestros equipos y los requisitos que estos deben reunir.

Windows 10 19H2 o lo que es lo mismo, Windows 10 1909, llegará con un gran número de mejoras y sobre todo con correcciones para mejorar el funcionamiento del sistema. Las mejoras, al menos las más importantes, quedan para la rama 20H1. Pero conviene conocer cuales son los requisitos que debe reunir nuestro equipo ante de actualizar a al update de otoño.

Pese al reciente historial de actualizaciones problemáticas de Microsoft, no son pocos los usuarios que piensan en actualizar desde el primer momento en que se libera la actualización. Otros incluso pueden forzar su llegada. Y antes, debemos saber que nuestro equipo debe cumplir con unos mínimos para poder actualizar.

Requisitos mínimos

Actualizar

Nuestro equipo debe contar con un procesador que al menos tenga una frecuencia de 1 GHz, una especificación al alcance una gran inmensidad de equipos en el mercado. Junto a la potencia del procesador se requiere un mínimo de memoria RAM que será de 1 Gb si usamos la versión de 32 bits o de 2 GB si nuestro equipo usa Windows 10 de 64 bits.

Igualmente nuestro equipo debe contar con una gráfica compatible con DirectX 9, nada del otro mundo. De forma paralela la pantalla debe contar con al menos 7 pulgadas y ofrecer una resolución mínima de al menos 800×600 píxeles.

El dispositivo en el que vayamos a instalar Windows 10 1909 debe contar con un espacio en disco duro de al menos 32 GB. Es la reserva que hace el sistema para la instalación y así evitar posible problemas durante el proceso.

Consejos antes de actualizar

Soft

Si estás decidido a actualizar en cuanto sea posible, puede ser interesante tener en cuenta una serie de pautas. Consideraciones prácticas con las que puedes resolver más de un problema antes o durante el proceso de actualización. Por si las fly, podríamos decir que son una serie de pasos a tener en cuenta a la hora de tener tu PC listo para actualizarlo con Windows 10 1909

El primer paso no sería otro que tener nuestro equipo y nuestros archivos ordenados. Y es que ya que no se trata de una instalación limpia, qué mejor que antes de recibirla hacer un repaso de los programas que tenemos instalados y eliminar todo aquello que no sea de utilidad. De esta forma podemos dejar espacio libre en el disco duro, que nunca viene mal y de camino aligerar la carga de uso de la memoria RAM al acabar con programas innecesarios.

Copia

Ir sobre seguro es apostar por la copia de seguridad. Es mejor ser precavidos y no está de más el contar con una copia de seguridad de todo el contenido que tenemos. Buscamos sobre todo de mantener a buen recaudo ante un posible fallo o cualquier incidencia, aquellos archivos que no queremos perder. Un proceso que con independencia de la actualización, es aconsejable llevar a cabo de forma periódica. Ya vimos en un artículo los pasos en la estrategia 3,2,1 de copias de seguridad

Perifericos

Igualmente es aconsejable desconectar todos aquellos periféricos que tenemos conectados al equipo. Discos duros externos, mandos para juegos, tabletas digitalizadoras... cualquier elemento conectado que no sea imprescindible podemos desconectarlo durante el proceso con el fin de evitar posibles interferencias.

El último paso y no por ello es menos importante para por mantener nuestro equipo siempre actualizado, tanto en el sistema operativo como en los programas instaladas. Es interesante al menos, tener los parches de seguridad básicos (a pesar de las actualizaciones defectuosas de Microsoft](https://www.xatakawindows.com/windows/parche-lanzado-microsoft-para-corregir-consumo-cpu-provoca-nuevo-error-busquedas-menu-inicio). Y es que puede que tras dar el salto nos topemos con que tenemos programas instalados que no están actualizados a las últimas versiones y de esta forma evitar que puedan dar problemas con el salto de versión.

Esperar

Windows

Con todos estos pasos y consejos, sólo queda esperar. Una vez Microsoft libera la actualización, es probable que tarde algunas horas (o días) en estar disponible, sobre todo por el tamaño de la misma y porque es una de las dos actualizaciones importantes de cada año.

Incluso hay algunos usuarios que prefieren dejar pasar unos días antes de actualizar a una versión nueva de un sistema operativo para así no hacer de "conejillos de indias" y comprobar si presenta algún tipo de problema o incompatibilidad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir