Compartir
Publicidad
¿Tienes fallos con una aplicación en Windows 10? Estos son los pasos que puedes dar para solucionarlos
Windows

¿Tienes fallos con una aplicación en Windows 10? Estos son los pasos que puedes dar para solucionarlos

Publicidad
Publicidad

Hace unos días vimos cómo restaurar nuestro PC cuando este comenzaba a ofrecer un rendimiento más bajo de lo normal o cuando iba a cambiar de propietario. Vimos tres métodos para dejarlo casi como recién sacado de la caja, tres opciones que no obstante pueden ser el último paso a dar.

Y es que para solucionar problemas de rendimiento con algunas aplicaciones que han empezado a funcionar mal o dar errores no hace falta llegar a tales extremos. Para ello vamos a usar la nueva opción de Microsoft por la que podemos trabajar de forma concisa con la aplicación afectada.

Antes de seguir remarcar un aspecto muy importante: sólo algunas aplicaciones descargadas desde la Tienda de Microsoft son compatibles con este método. Si la app ha sido descargada e instalada de otra forma, no nos queda más que tirar del método que todos conocemos para solucionar fallos. Desinstalar (si es posible con el desinstalador) y volver a instalar.

Para iniciar el proceso de formateo" de la aplicación accedemos al menú "Configuración" de Windows 10 por medio de la rueda dentada en la zona inferior izquierda.

Uno

En la ventana que se abre en la pantalla debemos buscar el acceso al submenú "Aplicaciones". Al hacer click en el mismo veremos cómo accedemos a todas las aplicaciones que tenemos instaladas y todas las opciones que ofrecen.

Dos

De entre todas las aplicaciones elegimos la que queremos "restaurar" y con el botón derecho del ratón hacemos click para acceder a "Opciones avanzadas".

Una vez dentro de "Opciones avanzadas" veremos un slider que debemos bajar para así encontrar las opciones que nos interesan, llamadas "Finalizar", "Reparar"y "Restablecer". Se trata de elegir la que más nos interese y para ello debemos conocer en qué consiste cada una.

Tres

Con la primera, con "Finalizar", Windows va a cerrar la aplicación pero no se borrarán nuestros datos (cuenta, usuario, password...). Es la opción más suave.

Uno

Y si con este método no se soluciones el problema podemos pasar a "Reparar", un sistema por el cual Windows analizará la aplicación para detectar posibles fallos y corregirlos y hacerlo además sin modificar nuestros datos.

Por último "Restablecer" es una opción que indica en el nombre su cometido. Borrará todos los datos y la aplicación se instalará de nuevo desde cero.

Llegados a este punto recordamos lo que ya dijimos antes; no todas las aplicaciones ofrecen estas opciones, por lo que no nos queda más remedio que probar en las deseadas, una a una, para ver si se encuentran dentro de las compatibles.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio