Compartir
Publicidad

¿Nos hemos cansado de la política de lanzamientos de consolas? Project Scorpio no levanta pasiones entre los usuarios

¿Nos hemos cansado de la política de lanzamientos de consolas? Project Scorpio no levanta pasiones entre los usuarios
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al bucear por la red me estoy topando con las reacciones de los usuarios de consolas. Usuarios que ven como las marcas lanzan nuevos productos que sin a veces ofrecer grandes novedades, suponen la devaluación prematura de una compra que ha supuesto un desembolso importante.

Lejos queda ya la duración de la primera Xbox o de la PlayStation original, incluso de la PlayStation 2. Nintendo ofrece renovaciones como churros de sus máquinas, sobre todo en portátiles. De Sony ya hemos visto lo que ha hecho con PS4 y aunque la PS4 Pro promete no discriminar usuarios ya es cuestión de tiempo que ocurra. ¿Y Xbox y Microsoft? Pues es la que peor lo está haciendo.

Con una Xbox One con muy poco tiempo de vida se atrevieron con el lanzamiento de una Xbox One S que además ya veía en el horizonte a su sucesora, Project Scorpio, que llegará poco más de un año después. Y ojo, que no será una nueva generación de consolas, sino que casi con toda seguridad será una evolución de la actual.

Nos hemos cansado de comprar una consola y que en muy poco tiempo tengamos una versión mejorada en el mercado

Y mientras llega o no, los usuarios de Xbox One están abandonados. Sin exclusivos (mientras en PS4 disfrutan del espectacular Horizon Zero Down entre otros) y sin perspectivas de ello en meses, los esfuerzos de Microsoft y los desarrolladores ya se centran en Project Scorpio. Y aunque lo nieguen, los nuevos desarrollos vendrán encaminados a la nueva consola y Xbox One va a terminar recibiendo ports.

Ps4 Pro

Y claro, con una política así no es de extrañar que los usuarios se hayan cansado. Y eso es lo que cuentan en GamingBolt donde afirma que en el mercado estadounidense el nivel de hartazgo es importante. Un mercado, el de las consolas, que cada vez se parece más al de los móviles, con renovaciones de modelos de forma frecuente si bien, las diferencias entre ambos mercados a modo de uso son evidentes.

Así en lo referente a Project Scorpio sólo el 13% de los jugadores americanos tiene la intención de comprar la nueva consola cuando salga al mercado. Unas cifras que casi se igualan en el caso de la PS4 Pro, respecto a la cual sólo el 15% de usuarios tiene la intención de comprarla. En el caso de Nintendo y la Nintendo Switch esta cifra sube al 16% de los jugadores.

Microsoft lo tiene difícil
Scorpio

La Project Scorpio es la que menos atrae a los consumidores, entre otros motivos porque aún no se conoce casi nada de la nueva máquina. Sí, será muy potente pero hay otros aspectos muy importantes aún desconocidos. Así sólo el 14% de los jugadores estadounidenses conocen la consola, una cifra que llega al 27% en el caso de PlayStation 4 que ya lleva un tiempo en el mercado.

Una dura tarea la que tienen por delante en Microsoft en particular y en las marcas de consolas en general. En lo referente a los de Redmond convencer al posible comprador por medio de juegos atractivos y claras mejoras visuales o funciones novedosas.

Y en lo referente al mercado en general... buscando convencer a los usuarios de que les puede resultar interesante el cambio de consola. Intentar "engatusarlos" para distraerles de la verdad actual, que su máquina por la que han hemos pagado bastante dinero se va a devaluar en un plazo mucho menor del previsto para que ellos puedan seguir llenando sus bolsillos. Y esa es una actitud que ya nos cansa a muchos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos