Compartir
Publicidad

Empresas externas a Microsoft han tenido acceso a conversaciones que la Xbox One habría grabado sin conocimiento de los usuarios

Empresas externas a Microsoft han tenido acceso a conversaciones que la Xbox One habría grabado sin conocimiento de los usuarios
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En este año 2019 estamos asistiendo a informaciones que ponen en tela de juicio como las empresas velan por la privacidad de nuestros datos. Hemos visto como empleados escuchan las conversaciones con Alexa, al igual que ocurre con Google y Google Assistant o Apple y Siri.

Y en este contexto no podía faltar Microsoft, que ya admitió escuchar algunas grabaciones de Skype y Cortana. Ahora también sabemos que empresas de terceros han tenido acceso a la escucha de las grabaciones que se han realizado en la Xbox One. Grabaciones que no deberían haber salido a la luz y que habrían sido creadas por un "error" del sistema.

Grabar sin esperar a la orden

La noticia que ofrecen en Motherboard afirma que la empresa afincada en Redmond ha hecho uso de terceras empresas para contrastar y estudiar las grabaciones de voz capturadas por la consola Xbox One.

Cortana

Todas estas grabaciones son, en teoría, utilizadas para mejorar los servicios que las empresas ofrecen, si bien hay un problema. Y es que en lugar de capturar sólo las órdenes dadas tras pronunciar "Xbox" o "Hey Cortana", estas grabaciones a veces se activaban y grababan por error y por lo tanto hay fragmentos que pueden violar nuestra privacidad.

Al principio y según afirma uno de estos contratistas, era algo puntual, pero con el paso del tiempo las grabaciones generadas por la Xbox One constituían el grueso de sus operaciones a la hora de escuchar conversaciones de usuarios.

"Los comandos de Xbox aparecieron primero como algo atípico y luego se convirtieron en la mitad de lo que hicimos antes de convertirnos en la mayoría de lo que hicimos"

Todas estas grabaciones se han registrado tanto cuando la Xbox hacía uso de Kinect como cuando Cortana entró en acción y se incorporó a la consola de la empresa americana. Más tarde, Cortana desapareció, pero interactuando con el móvil se podía seguir controlando por medio de órdenes verbales.

Estas grabaciones son usadas para mejorar el sistema y eso es lógico. El problema es que se han grabado fragmentos que no deberían haber salido de la intimidad de los usuarios. Conversaciones privadas que han podido ser escuchadas por terceros y que suponen un atentado grave contra la intimidad de los usuarios.

Fuente | Motherboard

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio