Compartir
Publicidad

Los dispositivos de Build 2013: esperando a los fabricantes

Los dispositivos de Build 2013: esperando a los fabricantes
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Build 2013 no hemos tenido grandes presentaciones de nuevos dispositivos, cosa que podría resultar decepcionante para algunos, pero lo cierto es que la gama de productos existente preparados para Windows 8.1 es ya enorme de por sí. Por supuesto que hay campo de mejora con nuevos tamaños, formatos e ideas todavía por explorar, pero esto no ha hecho más que empezar. No vale la pena impacientarse y es mejor echar un ojo a los productos mostrados en Build. Eso sí, que nadie espere grandes novedades.

Todos esos equipos, muchos de los cuales estaban situados sobre el escenario en la keynote del primer día, suponen una extensa oferta inicial para acompañar a la actualización. Desde ultrabooks hasta tablets, pasando por convertibles, híbridos, todos en uno y otros experimentos en forma de gigantescos equipos con capacidades táctiles. Bienvenidos a la oferta de hardware de Windows 8.1.

Tablets

Los culpables de todo esto. Se puede decir que los tablets son los principales responsables de la locura por lo táctil que se ha instalado en la industria. Windows 8 nació preparado para ellos y con Windows 8.1 Microsoft no hace más que confirmarlo. Ahora con nuevos tamaños y formatos de pantalla.

De la propia Microsoft son los dos tablets que definen la experiencia de Windows 8: Surface RT y Surface Pro. De sobra conocidos por todos y analizados aquí mismo en Xataka Windows. Esta Build no ha visto la esperada renovación de la gama que algunos rumores nos pretendían hacer creer, pero siguen siendo los tablets de referencia también con Windows 8.1.

Acer Iconia en Build 2013

Del resto de OEMs seguimos teniendo equipos ya conocidos y que llevan tiempo en el mercado. Mientras cabe pensar que se están preparando para poner en el mercado tablets renovados y adaptados a las nuevas condiciones de Windows 8.1. Acer con su Iconia W3 de 8,1 pulgadas ha sido la primera en inaugurar un camino que otros han de seguir muy pronto.

Híbridos y Convertibles

Los híbridos y convertibles son dos tipos de productos impulsados con fuerza por Windows 8. Muchos de los socios de Microsoft han visto en el sistema el compañero ideal para equipos capaces de ser tablet o portátil según la situación lo requiera. Windows 8.1 continua la tendencia, y aunque no los hemos visto todavía, no sería de extrañar la aparición de convertibles con pantallas por debajo de las 10 pulgadas.

Mientras tanto varios son los OEMs que han llevado sus propuestas de híbridos y convertibles al mercado. Buena parte de ellas ya las hemos repasado durante estos meses en Xataka Windows. Entre los híbridos, que permiten separar físicamente teclado y pantalla, pocas son las novedades. A los ya clásicos equipos de Asus, Samsung o Dell, se suma algún otro ya presente desde hace meses en el mercado, sin que tengamos más novedades destacables por el momento.

Lenovo Ideapad Yoga en Build 2013

Por su parte, entre los convertibles seguimos teniendo a Sony con su Vaio Duo 11, Toshiba con su Satellite U920t o Lenovo, uno de los más activos en este campo, con sus IdeaPad Yoga y sus pantallas abatibles 360 grados, o con el Thinkpad Twist que cuenta con un eje giratorio para cambiar entre un modo u otro de trabajo. A ellos se han sumado otros, como recientemente Acer con el Aspire R7, equipo convertible que también estaba presente en esta Build 2013.

Lo que Build deja sin responder es si, al margen de los ya conocidos, veremos convertibles con tamaños inferiores a 10 pulgadas aprovechando la llegada de Windows 8.1. Es un posible campo aún sin explorar en demasía por los fabricantes y puede que alguno se atreva en los próximos meses.

Ultrabooks

La ausencia más sonada de esta Build son los portátiles tradicionales. Desplazado en el mercado por los tablets, al viejo portátil le queda cada vez menos oxígeno para aguantar. Pero el abuelo ya tiene sucesor en forma de ultrabooks, que ahora sí parece que pueden empezar a coger carrerilla gracias a Windows 8 y al impacto de lo táctil en nuestras vidas.

Toshiba KIRAbook en Build 2013

Y es que si algo comparten los ultrabooks disponibles en Build, además de delgadez y ligereza, es el hecho de que todos ellos vienen con pantalla táctil incorporada. Los OEMs se han unido a la fiebre táctil y cada vez parece más evidente que Microsoft acertó al preparar su sistema para trabajar directamente con los dedos.

En Build no faltaba una buena representación del sector. La mayoría viejos conocidos como la familia Aspire S de Acer o los Zenbook de Asus. Pero también otros más nuevos como el KIRAbook de Toshiba, que desde su presentación no ha parado de recibir buenas críticas de medios y usuarios.

Todo en unos

Si los ultrabooks son los hijos no reconocidos del viejo portátil, los todo en uno son la descendencia directa de nuestros ancianos ordenadores personales de escritorio. En algún punto, los OEMs se olvidaron de por qué separaban CPU y Monitor y decidieron que lo que los consumidores querían era equipos que integrasen ambos en un mismo bloque.

Acer Aspire 5600U en Build 2013

Sólo les faltaba lo táctil para convertir al todo en uno en el equipo por excelencia en el salón. Y ahí apareció Windows 8, para terminar de completar el proceso de transición desde el ordenador personal dividido en dos piezas al equipo completo metido en una misma carcasa. Eso sí, con ratón y teclado aún presentes, a los que ayudarán sobremanera algunas de las novedades introducidas por Windows 8.1.

No será porque los fabricantes no lo intenten. En Build 2013 hemos visto todo en unos de la gran mayoría de socios tradicionales de Microsoft: Dell, HP, Acer, Lenovo y hasta Sony. Pero no son los únicos, por ahí también estaban compañías de menor entidad como MSI con su propio todo en uno.

Dispositivos con pantallas de gran tamaño

Con Microsoft proponiendo tamaños más pequeños de pantalla en Windows 8.1, van los fabricantes y le llevan la contraria en forma de dispositivos táctiles de gran tamaño que ni son todo en uno ni son ordenadores convencionales. Con pantallas por encima de las 18 pulgadas estos equipos todavía buscan su lugar en nuestra vida cotidiana y un nombre para definirlos: "¿tabletones?".

Dell XPS 18 en Build 2013

En Build al menos se han hecho un hueco. Por aquí hemos visto a algunos de ellos, como el Lenovo IdeaCentre Horizon con sus peculiares dispositivos de control, o el Sony Vaio Tap 20 que podría pasar por un todo en uno más. Pero a ellos se ha unido ahora Dell con su XPS 18, un equipo táctil de 18,4 pulgadas que permite trabajar en muchas posiciones, sobre todo si tenemos brazo fuertes.

Pero en Build no se puede hablar de pantallas gigantes sin mencionar a Perceptive Pixel. Como en cada evento de los de Redmond, la empresa adquirida por Microsoft volvió a llevar su pantalla de 82 pulgadas para poner los dientes largos a quien quisiese disfrutar de Windows 8 en todo su esplendor. No puedo esperar al día de que tengamos una de éstas en nuestras casa.

Nada nuevo por ahora

Viejos conocidos y poco por conocer. Eso es lo que nos llevamos de Build en cuanto a dispositivos. Pero a pesar de todo, la sensación no es de decepción absoluta. El camino acaba de empezar de nuevo con Windows 8.1. No está de más recordar que todavía estamos ante su versión de prueba pública.

Por delante quedan meses para que los OEMs y socios tradicionales de Microsoft preparen una buena oleada de dispositivos, que probablemente, o al menos eso espera uno, lleguen al mercado antes de que termine el año. Los de Redmond ya han puesto el sistema, ahora la pelota está en el tejado de los fabricantes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio